Conocé a los primeros diez directores de museos nacionales elegidos por concurso público
Conocé a los primeros diez directores de museos nacionales elegidos por concurso público

Conocé a los primeros diez directores de museos nacionales elegidos por concurso público

Museos
Surgieron de la convocatoria realizada en octubre para cubrir once cargos directivos; la iniciativa apunta a transparentar la elección de puestos que antes se elegían de manera discrecional

El Ministerio de Cultura de la Nación presenta oficialmente a los ganadores de los primeros 11 cargos concursados para directores de museos nacionales. La medida es parte del plan de actualización de los Museos Nacionales que busca fortalecer estas instituciones y profesionalizar la función de quienes las dirigen.

Son los primeros concursos de cargos ejecutivos que se realizan en esta gestión y tienen como propósito transparentar estos cargos públicos que antes eran elegidos de manera discrecional. Al mismo tiempo forma parte del gran objetivo de la modernización del Estado.

Los nuevos directores de museo surgieron de la convocatoria realizada en octubre último para cubrir once cargos directivos. Si bien la convocatoria incluyó once cargos, el Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur se declaró desierto (hubo postulaciones, pero sólo Federico Lorenz, el actual director, pasó la primera etapa de selección). Por eso vuelve a abrirse la convocatoria para concursar esta dirección.

Victoria Salías, directora del Museo Nacional de la Historia del Traje

Egresó de la carrera de Diseño de Indumentaria en la Universidad de Buenos Aires en 1994. Además, cursó la Especialización en Gestión Cultural en la Universidad de San Martín y actualmente está terminando la Maestría en Curaduría de Artes Visuales en la Universidad de Tres de Febrero. Colección, tradición y modernidad son los ejes que se propone en su gestión para hacer de este Museo un espacio siempre de moda.

–¿Cuál fue tu recorrido profesional hasta la fecha?

–Comencé trabajando como diseñadora para algunas empresas mayoristas mientras daba clases en la Universidad de Buenos Aires, en la Cátedra Novik, en 1993. Luego encaucé mi carrera dentro de la gestión institucional de programas de moda, incorporándome al Ministerio de Desarrollo Económico de la Ciudad de Buenos Aires para el desarrollo del Programa que dio origen al Centro Metropolitano de Diseño (CMD), en 1997. Dos años después volví a la Universidad de Buenos Aires como profesora adjunta de la primera cátedra de diseño de egresadas de la carrera, en la cátedra de Fiorini Camargo, donde todavía sigo desempeñándome a cargo del primer nivel de la materia: Diseño de Indumentaria y Textil. Ese mismo año, creé el Área de Talleres de Diseño del Centro Cultural Rector Ricardo Rojas, donde aún coordino el área.

Ya conformado el CMD, ocupé el puesto de Coordinadora de la Oficina de Moda de la Ciudad, donde acompañé, con diversos planes y programas, el desarrollo de los emprendimientos de diseño más afamados de la Argentina, como Salsipuedes, Sibilia, Nadine Zlotogora, Kostüme, Dappiano, Hermanos Estebecorena, etc. Desde ese puesto produje el Programa Dorrego Ferias de Diseño, en 2004, que se constituyó en el semillero de emprendedores de todas las disciplinas de diseño e industrias culturales.

En 2012, decidí comenzar un camino independiente más ligado a la gestión cultural, al diseño y moda desde esa óptica, dentro del cual realicé gestiones y curadurías de acciones y muestras de moda, arte y diseño. (Leé la entrevista completa a Victoria Salías.)

Mariana Marchesi, directora artística del Museo Nacional de Bellas Artes

Luego de graduarse en la carrera de Cine en la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica, Mariana Marchesi amplió sus horizontes a través de la investigación y curaduría y se graduó en Historia del Arte en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Con más de veinte años de experiencia en el campo las artes, y a punto de recibir su doctorado en Historia del Arte, es la nueva directora artística del Museo Nacional de Bellas Artes. Su objetivo: involucrar cada vez más a los visitantes, con nuevas y distintas miradas del gran capital simbólico que posee el Museo.

-¿Cuál fue tu recorrido profesional hasta la fecha?

-Soy historiadora del arte y curadora. He desarrollado mi profesión entre ámbitos académicos y de museos. Soy investigadora del Instituto de Teoría e Historia del Arte “Julio E. Payró”, en la UBA, donde me especializo en Arte Argentino y Latinoamericano de los años sesenta y setenta; y en el estudio de museos e instituciones. Soy profesora de Historia del Arte en el Instituto de Arte “Mauricio Kagel” de la UNSAM. Desde 2002 integro el grupo de investigación independiente sobre “Exposiciones de arte argentino y latinoamericano. El rol del museo y las exhibiciones en la escritura de la historia”. Entre 1997 y 2011 participé en el Área de Investigación y Curaduría del Museo Nacional de Bellas Artes, con distintos proyectos y exhibiciones. Entre 2014 y 2016 fui curadora del Museo de Arte Tigre. Además, soy miembro de la Comisión Directiva del Centro Argentino de Investigadores de Arte (CAIA) y de la Asociación Argentina de Críticos de Arte (AACA). Coedito las revistas Caiana. Revista académica de historia del arte y cultura visual y Blanco sobre Blanco. Miradas y lecturas sobre artes visuales. Presento mis investigaciones en congresos y publicaciones académicas nacionales e internacionales. (Leé la entrevista completa a Mariana Marchesi.)

Martín Marcos, director del Museo de Arte Decorativo

Con amplia experiencia en el campo museológico, el arquitecto Martín Marcos asume como director del Museo Nacional de Arte Decorativo. Su gestión estará centrada en nuevas formas de interpelar y reinterpretar las colecciones del Museo, para que los visitantes dialoguen, cada vez más, con su patrimonio cultural.

–¿Cuál fue tu recorrido profesional a la fecha?

–Soy arquitecto egresado de la UBA; director del Museo de Arquitectura y Diseño de la Sociedad Central de Arquitectos; docente en las carreras de Arquitectura y Diseño Industrial, entre otros cargos que desarrollé. La arquitectura, el diseño y la cultura urbana son mis preocupaciones y objeto de estudio desde hace más de 30 años. He combinado sinérgicamente la vida académica con la gestión pública. Reflexionar e investigar junto con el hacer y resolver problemas concretos son mis pasiones. Mi pensamiento es proyectual de base heurística y holística; proyectar y diseñar con una clara conciencia del aquí y ahora es mi compromiso. Siempre he trabajado en equipos, no concibo la gestión sin equipo. He podido ejercer distintos roles y siempre he aprendido, a veces liderando grupos, y otras cubriendo algún aspecto específico (Leé la entrevista completa a Martín Marcos.)

Leonor Acuña, directora del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano

Poner el acento en la investigación, preservación y defensa del patrimonio tangible e intangible, para debatir y reflexionar la identidad nacional, es una de las propuestas que trae bajo el brazo la investigadora Leonor Acuña, la nueva directora del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano.

-¿Cuál fue tu recorrido profesional a la fecha?

-Soy profesora e investigadora en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, e investigadora del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano, desde 1991. Me dedico al estudio etnolingüístico en comunidades donde se habla más de una lengua. Esa especialidad se llama lingüística de contacto. Yo me orienté a la planificación de la enseñanza de segundas lenguas, tanto del español como de las lenguas indígenas. Uno de los resultados más interesantes que alcanzamos fue el de diseñar e implementar un certificado de español como lengua extranjera avalado por los ministerios de Educación y de Relaciones Exteriores. Se trata del CELU (Certificado de Español: Lengua y Uso), que llevan adelante 30 universidades nacionales argentinas. Tuve además responsabilidades de gestión como directora del Laboratorio de Idiomas, secretaria Académica y vicedecana en la Facultad de Filosofía y letras de la UBA. (Leé la entrevista completa a Leonor Acuña.)

Gabriel Di Meglio, director del Museo Nacional del Cabildo y de la Revolución Mayo

“Renovación” y “proyección” son las palabras clave que Gabriel Di Meglio eligió para la dirección que ejerce desde 2014 en el Museo Nacional del Cabildo y la Revolución de Mayo, y que ahora renueva. Su mayor propósito: darle contemporaneidad para interpelar a los visitantes.

–¿Cuál fue tu recorrido profesional a la fecha?

–Hice mis estudios de grado y doctorado en Historia en la Universidad de Buenos Aires. Fui docente en escuelas secundarias y soy docente universitario en las carreras de Historia, en la UBA y UNSAM. Desde 2006, soy investigador del CONICET (actualmente de licencia por dirigir el museo) y durante años me dediqué a investigar las formas de participación política de las clases populares en Buenos Aires y otros espacios del litoral rioplatense, a partir de la Revolución de Mayo y a lo largo del siglo XIX. Publiqué varios libros sobre los temas que investigo y también artículos en revistas argentinas y extranjeras. Fui becario Fulbright en la Universidad de California, en Berkeley. En 1999, fui uno de los fundadores de Eternautas. Viajes históricos y allí trabajé en turismo cultural durante años. Escribí y conduje varios ciclos de televisión sobre temas de historia en los canales Encuentro y Pakapaka, entre 2006 y 2016. Realicé una asesoría en el Museo Histórico Nacional y desde septiembre de 2014 estoy al frente del Museo del Cabildo de Buenos Aires y de la Revolución de Mayo (Leé la entrevista completa a Gabriel Di Meglio.)

Mariano D’Andrea, director de Gestión Administrativa y Jurídica del Museo Nacional de Bellas Artes

Con 27 años de trabajo en el Museo Nacional de Bellas Artes, Mariano D’Andrea ocupa hoy el cargo de director de Gestión Administrativa y Jurídica. Egresado de la carrera de Abogacía, asume con un gran afán de cooperación y diálogo, no solo entre el acervo del Museo y los nuevos públicos, sino también entre los distintos organismo culturales de la región y del exterior.

–¿Cuál ha sido su recorrido profesional a la fecha?

–En relación con el Museo Nacional de Bellas Artes, ingresé en 1990, en el Área de Personal. Luego pasé al Área de Museografía –organización administrativa. En 1994, coincidiendo con mi titulación como Abogado (UBA), fui asistente de Dirección hasta 2003, donde me hice cargo del Área de Asuntos Legales hasta la fecha en que me presenté al Concurso de Delegado de Gestión Administrativa y Jurídica. En simultáneo, he ejercido de forma autónoma en las ramas del derecho civil, comercial y laboral (Leé la entrevista completa a Mariano D’Andrea).

Carolina Carman, directora del Museo Roca, Instituto de Investigaciones Históricas

La historiadora Carolina Carman asumirá la dirección del Museo Roca, Instituto de Investigaciones Históricas, con el proyecto principal de elevar su nivel educativo con propuestas de capacitación, además de actividades lúdicas y atractivas para todos los gustos. La tecnología, una de sus principales aliadas.

–¿Cuál ha fue tu recorrido profesional a la fecha?

–Tengo formación de historiadora. Estudié la carrera de Historia en la Facultad de Filosofía y Letras donde me recibí de profesora; luego hice la licenciatura. Allí trabajé temas vinculados a la historia de los museos. Concretamente, me dediqué a investigar los orígenes del Museo Histórico Nacional en la Buenos Aires de fines del siglo XIX, un tema muy rico que me permitió comprender e historizar diversos aspectos asociados al surgimiento y el sentido de nuestros museos, sus elites fundacionales, la vinculación con el coleccionismo, la construcción de memoria e identidad y los lazos establecidos con la sociedad mediante exposiciones y otros productos culturales. En los últimos años llevé adelante tareas como investigadora en la Biblioteca Nacional. (Leé la entrevista completa a Carolina Carman.)

Andrea Elías, directora del Museo Casa de Yrurtia

Con la intención de hacer cada vez más accesible el patrimonio cultural que ofrecen los museos, Andrea Elías se propone intensificar el rol de la institución, a través de nuevas estrategias de comunicación con los visitantes. Hoy, es la nueva directora del Museo Casa de Yrurtia.

–¿Cuál fue tu recorrido profesional a la fecha?

–Mi recorrido profesional estuvo relacionado con diferentes campos del arte: la investigación, la docencia universitaria, la curaduría, la gestión cultural y, además, la práctica como artista. Este camino tiene para mí un significado especial, ya que constituye una manera de concebir la profesión, mi profesión en el arte. Mi trabajo en estos campos no funciona, entonces, de modo tal de producir conocimientos en compartimentos estancos –más allá que tienen su especificidad–, sino que ellos aportan herramientas para mi actual desempeño en la gestión de museos.

En 2001, comencé a enseñar Historia del Arte en la Universidad Católica de Salta, en una cátedra orientada al patrimonio artístico de la provincia, y en la que enseñé hasta 2016. Paralelamente, desde 2001 hasta 2005, fui becaria del Consejo de Investigaciones de la Universidad de Tucumán para realizar investigación sobre arte contemporáneo en Tucumán.

Mi labor en la gestión comenzó con proyectos de carácter independiente y federal. Recuerdo con mucho cariño el período (alrededor del año 2000) que formé parte del grupo de artistas tucumanos “El Ingenio”, en el que los artistas gestionaban exposiciones, participaciones en ferias, lugares de trabajo en común, etc., con un fuerte espíritu cooperativo. Desde 2003, organicé, desarrollé y colaboré en distintos proyectos de gestión y curaduría. En 2008 me convocaron para trabajar en la apertura de la nueva sede del Museo de Bellas Artes de Salta. Como Jefa de Acción Cultural desarrollé, hasta 2011, una serie de acciones que apuntaron a la profesionalización de las diferentes áreas.

Desde 2011 hasta 2017 fui Directora del mismo Museo, y durante este período de gestión el objetivo fue fortalecer su especificidad, siguiendo su misión y la calidad institucional a través del servicio público, el nivel de sus contenidos, el estudio del público, la articulación con el sector privado, su participación en el desarrollo turístico y, fundamentalmente, su rol social en la comunidad local.

Mi recorrido profesional incluye además participaciones como jurado en diversos salones. Como artista plástica participé de residencias artísticas en el Centro de Arte contemporáneo Arteleku, en San Sebastián (España) y RIAA, residencia internacional de artistas en Argentina y de exposiciones como la Trienal de Chile: otro eje Norte-Norte (Argentina/Chile, 2009), Ego (Fondo Nacional de las Artes, 2008), Le crayon de la Nature (Francia, 2005), Construcciones (Festival de la Luz, Museo BB.AA., Santa Fe, 2004), entre muchas otras. (Leé la entrevista completa a Andrea Elías.)

María Laura Mendoza, directora de la Casa Museo de Ricardo Rojas

“No reducirse al simbolismo arcaico, sino tomar de dicho simbolismo su parte viva, actual, dinámica, para crear nuevas representaciones”. La frase pertenece a Ricardo Rojas y María Laura Mendoza, la nueva directora de la Casa Museo que lleva el nombre del escritor, la elige para pensar el reto que tiene por delante.

–¿Cuál fue tu recorrido profesional a la fecha?

–En 2000, finalicé la licenciatura en Museología en la Universidad del Museo Social Argentino, y comencé a trabajar en el Centro Cultural Borges en el Departamento de Artes Visuales. Al principio, me desempeñé como asistente de curaduría en “Los monstruos de Antonio Berni”, a cargo de Elena Oliveras y Martha Nogueira, y en la exitosa exposición “Berni para Niños” junto a la Municipalidad de Rosario y La Isla de los Inventos. Luego, he coordinado la producción de exposiciones maravillosas como “Robert Capa” (2006); “Pablo Picasso” (2006), Andy Warholl (2005) y “Marc Chagall, obra gráfica” (2005). En 2004, finalicé la Maestría en Gestión y Planificación Cultural y empecé a dar clases en la carrera de Museología en la UMSA. Ese mismo año, en el Borges, me designaron como Programadora del Departamento de Artes Visuales, donde conformé un sólido equipo de trabajo y gestión que asumió importantes retos. En 2006, me propuse un cambio radical y viajé a Europa para iniciar estudios de Doctorado en el Instituto de Estudios de Ocio de la Universidad de Deusto. Trabajé en el Museo Guggenheim Bilbao y, en 2008, colaboré en el Departamento de Archivo del Museo de Bellas Artes de esa ciudad.

En 2009, me reincorporé al Centro Cultural Borges. Allí abrimos una nueva área dedicada a la investigación y observación de nuestros públicos visitantes. Así nació el Área de Públicos, que se ocupa de la comunicación institucional en diferentes niveles, la observación sistemática de flujos de públicos y el planeamiento estratégico para la construcción de audiencias. Además, soy docente en distintas instituciones educativas. (Leé la entrevista completa a María Laura Mendoza).

María Rosa Plana, directora del Museo y Biblioteca Casa Natal de Domingo Faustino Sarmiento

La arquitecta María Rosa Plana es la nueva directora del Museo y Biblioteca Casa Natal de Domingo Faustino Sarmiento. Especializada en  conservación, rehabilitación, reciclaje, mantenimiento y restauración del patrimonio edificado, se aleja del concepto “museo-depósito” para entenderlo como un espacio de diálogo y transformación para todos sus visitantes.

–¿Cuál fue tu recorrido profesional a la fecha?

–Me recibí de Arquitecta en la Universidad Católica de la Plata (1983); desde entonces tengo una inclinación por el patrimonio cultural. Obtuve los títulos de Doctora y Magíster en Arquitectura; y a distancia, en la Atlantic International University, School of Science and Engineering, Hawai (2011). Hice una maestría en Conservación, Rehabilitación, Reciclaje, Mantenimiento y Restauración del Patrimonio Edificado, en el Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio (2003).

En San Juan, comencé a trabajar en el Instituto Regional de Planeamiento y Hábitat de la Facultad de Arquitectura Urbanismo y Diseño de la Universidad Nacional de San Juan, en temas de hábitat rural y tecnologías regionales. Me especialicé y perfeccioné en temas de patrimonio tanto en la formación como en la intervención y gestión del patrimonio cultural. Mi carrera profesional se ha basado prioritariamente en la investigación aplicada y su transferencia al medio, como en tareas de docencia y extensión. (Leé la entrevista completa a María Rosa Plana.)