Taller de Escritura Creativa en la Casa de la Cultura Popular de la Villa 21-24 de Barracas

21 de agosto de 2015

La actividad propone un espacio de participación juvenil como modo de aportar a la construcción de un país más democrático e inclusivo

Los promotores socioculturales de la Villa 21-24, coordinados por los tutores Aldana Juárez y Jaime Capcha, convocaron a jóvenes del barrio a participar del Taller de Escritura Creativa que se desarrolla en la Casa Central de la Cultura Popular, ubicada en Barracas.

Este taller es una iniciativa del Programa de Derechos Humanos, de la Subsecretaría de Promoción de Derechos Culturales y Participación Popular, del Ministerio de Cultura de la Nación.

La actividad se enmarca en el Encuentro Arte Urbano y Memoria 2015, que propone un espacio de reunión, intercambio, reflexión y participación juvenil como modo de aportar a la construcción de un país más democrático e inclusivo.

Este encuentro, del que ya se realizaron tres ediciones, apunta a impulsar y reivindicar el arte urbano en todas sus ramas, su aporte a la promoción, a la defensa de los derechos humanos y los valores democráticos.

El Taller de Escritura Creativa, coordinado por Luz Lassizuk, promueve el desarrollo y la revalorización de la creatividad personal y grupal, el respeto a las diferencias, y la expresión individual y colectiva a través de las palabras. Para ello, se trabaja sobre la vinculación entre la memoria y la escritura, y la importancia de la palabra escrita como registro y vehículo de la expresión personal.

La consigna final del curso consiste en guiar a los jóvenes en la escritura de letras de canciones de hip hop, que luego serán musicalizadas y presentadas en el Festival de Cierre del Encuentro de Arte Urbano y Memoria 2015, que se celebrará el 26 de septiembre en el Espacio Memoria y Derechos Humanos.

Con esta finalidad, se incentiva a los participantes a reflexionar acerca de lo que necesitan comunicar, a quién están dirigidos sus mensajes y cuál es la forma más clara de expresarse. Además, se trabaja sobre los derechos conquistados, los que faltan conquistar, la realidad de los barrios, sus valores y deseos, la mirada de los otros, los prejuicios, y aquello que es necesario revisar y cambiar.