Salvador Dalí, el surrealismo es él
Salvador Dalí, el surrealismo es él

Salvador Dalí, el surrealismo es él

Arte
Efemérides
Fue pintor, escultor, grabador, escenógrafo y escritor; excéntrico, genial y controversial. Te contamos la vida del artista español que retrató el inconsciente y lideró la vanguardia más poderosa del siglo XX
Otros artículos que te pueden interesar

Antes que él existió otro Salvador Dalí, un hermano que el artista nunca llegó a conocer, que murió de meningitis nueves meses y diez días antes de su nacimiento. Tenía siete años, y según cuentan, era muy parecido a Salvador Felipe Jacinto Dalí i Domènech, nombre con el que sus padres bautizaron al pintor nacido el 11 de mayo 1904.

“Nos parecíamos como dos gotas de agua, pero dábamos reflejos diferentes... Mi hermano era probablemente una primera visión de mí mismo, pero según una concepción demasiado absoluta”. Vida secreta de Salvador Dalí (1993).

Fue en Figueres, España, un pueblo del extremo noreste de Cataluña, allí pasaría sus primeros y últimos años de vida, en la provincia de Gerona, y donde cononocería el mundo de las artes. Más precisamente en Cadaqués, el pueblo más oriental de la península ibérica donde los Dalí pasaban sus vacaciones. En esos lares Salvador conoció al afamado pintor Ramón Pichot, y gracias a su consejo comenzó a tomar clases con Juan Núñez Fernández, el primer maestro de Salvador Dalí.

Excéntrico y viajero

Entre 1921 y 1925, Dalí deja su patria chica motivado por sus padres para estudiar en la Academia de Bellas Artes San Fernando de Madrid, donde conoce y entabla amistad con artistas influyentes como Federico García Lorca y Luis Buñuel. En este periódo ilustró por primera vez un libro, el poema de su amigo Carles Fages de Climent: Les Bruixes de Llers, y realizó su primera exposición, en la Galería Dalmau de Barcelona, en 1925. A partir de este año, Picasso y Miró comenzaron a interesarse por sus trabajos.

Pero además de los logros y el talento que ya demostraba en la materia, Dalí comenzaba a ser noticia por distintos motivos de comportamiento: además de estar doce días preso en su provincia natal (al parecer por comentarios antimonarquicos), en 1926 fue expulsado definitivamente de la Academia, por declarar incompetente al tribunal encargado de tomar sus exámenes. Ese mismo año viajó a París por primera vez, y pudo conocer a su ídolo: Pablo Picasso.

Un perro andaluz

En 1929, por pedido de su amigo Luis Buñuel, Salvador colabora con el guión de Un chien andalou (Un perro andaluz), un cortometraje de 16 minutos que contó con un presupuesto de 25 mil pesetas, aportados por la madre del director de cine. La obra es considerada la película más importante del cine surrealista, y está musicalizada con Richard Wagner, Beethoven y distintos tangos argentinos. El título tiene un solo sentido: no tener sentido con lo que muestran las imágenes. 

Ese mismo año se unió al grupo surrealista del barrio parisino de Montparnasse, y conoció a su musa inspiradora: Elena Ivanovna Diakonova, más conocido como Gala, una inmigrante rusa once años mayor que él que en aquel entonces era una mujer casada con el poeta francés Paul Éluard. Recién en 1932 contraerá matrimonio con ella hasta el final de sus días.

Influenciado por Sigmund Freud, y con el método creado por él conocido como el paranoico-crítico, Dalí comienza a inspeccionar en el inconsciente a través de sus pinturas.

14 obras cumbres

  1. La persistencia de la Memoria (1931).
  2. Las tentaciones de San Antonio (1946).
  3. “El gran masturbador” (1929)
  4. Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes de despertar (1944).
  5. “Figura en una finestra” (1925).
  6. Niño geopolítico observando el nacimiento del nuevo hombre (1943).
  7. El sueño (1937)
  8. Cristo de San Juan de la Cruz (1931)
  9. La cara de la guerra (1941)
  10. Galatea de las esferas (1952)
  11. Cisnes que se reflejan como elefantes (1937)
  12. Retrato de Mae West que puede utilizarse como apartamento surrealista (1935)
  13. Construcción blanda con judías hervidas (1936).
  14. La desintegración de la persistencia de la memoria (1954).

Su muerte

Salvador Dalí murió el 23 de enero de 1989, de un paro respiratorio a los 84 años. Se encontraba en su casa de Figueres escuchando su disco favorito: Tristán e Isolda, de Richard Wagner. 

Está enterrado en la Iglesia de San Pedro, a pocos metros de su casa, en el mismo lugar donde fue bautizado y recibió su primera comunión. Fue enterrado embalsamado, por deseo propio.