Rubén Darío, cronista de La Nación
Rubén Darío, cronista de La Nación

Rubén Darío, cronista de La Nación

Letras
Museos
Hasta diciembre, el Museo Mitre invita a conocer los principales aportes del gran escritor nicaragüense Rubén Darío al diario La Nación y recorrer otros aspectos clave de su vida
Otros artículos que te pueden interesar

¿Cuál fue el aporte de Rubén Darío al diario La Nación? ¿Cuál fue su principal impronta? ¿Qué tipo de crónicas solía escribir como corresponsal del medio en Europa? ¿Qué vínculos forjó con los directivos del diario? En el marco del 150º aniversario del natalicio de Rubén Darío, el Museo Mitre presenta Rubén Darío, cronista de La Nación (1889-1915), una invitación a desentreñar algunas de las facetas menos conocidas del gran escritor nicaragüense, encontrar respuestas a estos interrogantes y descubrir la estrecha relación laboral y afectiva que lo unió con el diario argentino.

La exposición hace énfasis en la faceta periodística de Darío, a partir de un rico y vasto material proveniente del Archivo Histórico del propio Museo y de instituciones, universidades y archivos del resto del mundo, así como objetos y libros representativos de su paso por la redacción de La Nación. El Museo Mitre, sede de la primera redacción del diario, exhibe cartas (originales y reproducciones), ediciones de algunas obras de Darío, crónicas digitalizadas (seleccionadas de las cientos que escribió), objetos conmemorativos y retratos del poeta.

Rubén Darío fue escritor, periodista y diplomático. Es considerado precursor del Modernismo y uno de los pioneros de la crónica contemporánea, junto a José Martí. En 1893, se sumó oficialmente al staff del diario La Nación, medio para el que trabajó durante 25 años como redactor y corresponsal. Su aporte al diario argentino quedó plasmado en más de 600 crónicas, que lo posicionaron en un lugar de privilegio en los círculos de intelectuales locales e internacionales de su época.

Hugo Martín, museógrafo del Museo Mitre y curador de la exposición, explica que “a través de su relación con el diario, Rubén Darío logró, además de validación y reconocimiento, su principal fuente de sustento económico en lo que será su agitada vida personal”.

¿Cómo comenzó su vínculo con el diario? En 1886, Darío vivía en Chile y trabajaba en los periódicos El Mercurio y La Época. Obtener el primer premio en el Certamen Varela con su obra Canto épico a las glorias de Chile, en 1887, marcaría su futuro en la Argentina. Fue uno de los miembros del jurado, Victorino Lastarria, quien lo recomendó a su colega argentino Bartolomé Mitre. Poco después, Rubén Darío ya colaboraba con el diario. Su primer artículo, enviado desde Valparaíso, fue publicado en febrero de 1889 con el título Llegada de la 'Argentina' y del 'Almirante Barrozo'. Recepción y festejos. Domeyko. En 1893, se estableció en Buenos Aires y se incorporó a la redacción. En 1898, escribió Mitre, poema que dedicó a Bartolomé Mitre con motivo de su cumpleaños número 77. La muestra exhibe el manuscrito original de este trabajo así como la reproducción del ejemplar del diario donde se lo publicó al día siguiente de este aniversario.

¿Cómo ejerció Rubén Darío su rol como corresponsal en Europa?
En el viejo continente se dedicó a cubrir sucesos como la Guerra entre España y Estados Unidos en Cuba y, posteriormente, la Exposición Universal de 1900 en París. Algunas de estas crónicas darianas, que aparecían cada semana y por las que se dice cobraba unos 600 francos, fueron más tarde editadas como compilación. Entre ellas, cabe mencionar, por ejemplo, Los Raros, juicios críticos de 19 autores célebres, y Tierras Solares, sobre sus experiencias y descripciones de sus viajes por España. Cedidas por el Archivo Instituto de Investigación en Arte y Cultura “Dr. Norberto Griffa” de la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF), la exposición permite acceder a tres de estas crónicas digitalizadas.   

Darío escribió más de 600 artículos en los 25 años en que trabajó para La Nación. En 1906, ante el fallecimiento de Emilio Mitre, le rindió tributo con su Oda a Mitre. La primera edición de la obra, con dedicatoria del autor a Mitre, pertenece al Archivo Museo Mitre y está presente en la exposición.

En 1910, el diario le encomendó Canto a la Argentina, para incluirlo en la edición Centenario de la Revolución de Mayo. La obra, compuesta por 1001 versos, expresa su admiración y afecto por la Argentina, a quien consideraba su “patria espiritual y cultural”. La muestra exhibe la versión facsimilar del manuscrito original, cedida por el Archivo del Escritor, Biblioteca Nacional de Chile, y ejemplares originales de La Nacion: Centenario 25 de Mayo de 1810-1910.

La exposición, que puede visitarse hasta diciembre en el Museo Mitre, contó con la valiosa mirada de Martín Katz, bisnieto de Darío, quien brindó objetos y material inédito, y sumó anécdotas atesoradas en el seno de la familia a través del tiempo.

Hablar de Rubén Darío es hablar del poeta, del cronista, del diplomático. En el marco del 150º aniversario de su nacimiento, recorrer su aporte en la casa donde funcionó, entre 1870 y 1885, la primera redacción de La Nación significa conocer su vida y su obra más profundamente, y sentir la fuerte ligazón que unía al poeta de Azul con la Argentina.