Nicolás Batlle, vicepresidente del INCAA: "El cine argentino es parte de nuestra cultura y de nuestra idiosincrasia"
Nicolás Batlle, vicepresidente del INCAA: "El cine argentino es parte de nuestra cultura y de nuestra idiosincrasia"

Nicolás Batlle, vicepresidente del INCAA: "El cine argentino es parte de nuestra cultura y de nuestra idiosincrasia"

Cine
Efemérides
En el Día del Cine Nacional, hablamos con el vicepresidente del INCAA sobre la gestión del Instituto durante la pandemia, de los realizadores argentinos más emblemáticos y de la perspectiva de género en la industria audiovisual.

El 23 de mayo es el Día del Cine Nacional, en homenaje a La Revolución de Mayo, la primera película argumental argentina, estrenada ese día de 1909. En esta entrevista, el vicepresidente del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), Nicolás Batlle, destaca el “cine lleno de talento” de los realizadores Leonardo Favio, Pino Solanas, María Luisa Bemberg, Lucrecia Martel, Adolfo Aristarain, Mario Soffici, Lucas Demare y Leopoldo Torre Nilsson.

Batlle, de 45 años, es egresado de la carrera de Realización del entonces CERC, hoy Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC). Luego se especializó en los talleres internacionales de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños (EICTV) en Cuba. Con una amplia trayectoria en la industria audiovisual –que incluye premios internacionales–, en diciembre de 2019 asumió la vicepresidencia del INCAA con el realizador Luis Puenzo, como presidente del organismo.

A pesar de la pandemia, Batlle cuenta que el año pasado el Instituto creó el programa Jueves estreno, para que se pudieran estrenar las películas en CINE.AR TV o CINE.AR PLAY; se realizó el concurso Raymundo Glayzer y el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata se hizo por primera vez en forma online y gratuita.

Además de destacar que “el audiovisual en Argentina es una política de Estado”, Batlle también destaca que el INCAA creó el Área de Géneros & Diversidades, “que no solo genera actividades y propuestas de políticas desde el INCAA hacia el sector, sino también hacia el interior del organismo”.

-¿Cuál era el estado del INCAA cuando asumieron la gestión en diciembre de 2019?

-Nos encontramos con un INCAA en una situación muy compleja y con el sector en crisis. Por supuesto era imposible prever que luego tendríamos que lidiar con una pandemia. Por otro lado, y para destacar, nos encontramos con un organismo con empleados ávidos y comprometidos con su rol, que redobló fuerzas cuando comenzó la cuarentena. No tengo más que palabras de agradecimientos para el personal del INCAA.

-El 23 de mayo se celebra el Día del Cine Nacional, ¿cuál es la importancia de esa fecha para el cine argentino?

-Primero, el hito, conmemorar el estreno de La Revolución de Mayo, primera película argumental argentina. La película original, dividida en quince cuadros, relata los sucesos que tuvieron lugar en Buenos Aires en la Semana de Mayo de 1810. Por otro lado, está lo que nos pasa a todos los que hacemos cine, cada uno desde el lugar que ocupe. Es nuestro día de festejo. El cine es un esfuerzo colectivo de todos los que somos parte del cine nacional.

-¿Qué distingue a nuestro cine como suceso cultural? ¿Cuánto habla de nuestra idiosincrasia?

-Argentina es un país muy creativo, no solo en lo audiovisual. Particularmente en el cine sucede que tenemos récords de estudiantes de cine en el país deseosos de contar nuestras historias. El cine argentino es parte de nuestra cultura y de nuestra idiosincrasia. Hay que destacar que el audiovisual en Argentina es una política de Estado y que, a través de los años y con las diferentes versiones de la ley de cine, se acompañó a la industria. Por supuesto otro hito es la creación del CERC (hoy ENERC) en 1965, la escuela de cine del INCAA.

-¿Qué películas considera que son las nacionales por excelencia? ¿Por qué?

-Me cuesta puntualizar unas pocas películas. Son muchas y seguro me olvide alguna o deje fuera a muchas importantes pero sin dudas lo primero que me vienen a la cabeza siempre es el cine de Leonardo Favio, luego el de Pino Solanas, María Luisa Bemberg, Lucrecia Martel, Adolfo Aristarain, Mario Soffici, Lucas Demare, Leopoldo Torre Nilsson. Es un cine lleno de talento. Cada una de las obras de esos directores y directoras son fundamentales. Obras necesarias, reveladoras y que marcaron un antes y un después, no solo en la historia del cine nacional sino en todas aquellas personas que las vieron. Parte de la historia del cine tiene que ver con el recorrido de estos directores y directoras.

-La pandemia de Covid-19 paralizó la actividad de la industria cinematográfica. ¿Cómo cambiaron los proyectos que tenían al asumir ante esta situación?

-La pandemia cambió los planes del mundo por completo y el INCAA no fue la excepción. Reaccionamos en el rol que nos tocó como organismo en este difícil contexto y elaboramos diferentes medidas. Por ejemplo, implementamos el programa Jueves estreno para que se pudiera seguir estrenando el cine argentino en las pantallas del INCAA, esto es CINE.AR TV y CINE.AR PLAY. Eso posibilitó no solo que los espectadores pudieran seguir disfrutando del cine argentino sino también que los productores y productoras pudieran percibir los montos de los subsidios que les correspondían. Se estrenaron más de 100 películas en el marco de la pandemia y muchas de ellas tuvieron muchísima repercusión de público, tanto en el canal como en la plataforma. También el año pasado pudimos ayudar económicamente a las obras sociales de los sindicatos del sector. Medida que estamos repitiendo este año. En 2020 tuvimos también el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata que, por primera vez en su historia, fue virtual y gratuito; y gracias a este nuevo formato tuvimos una experiencia diferente, con visualizaciones de películas desde todos los rincones del país. Experiencia, en este contexto, enriquecedora.

-¿Cuáles son los planes a futuro?

-Hace muy pocos días hemos presentado al sector la propuesta para el nuevo plan de fomento, para ser evaluado y considerado en el marco de los organismos de cogobierno del INCAA, el Consejo Asesor y la Asamblea Federal, compuesta por los ministros, ministras, secretarios, secretarias o subsecretarios y subsecretarias de Cultura de las diferentes provincias y de la Ciudad de Buenos Aires.

-Cuando asumió se refirió a trabajar en una “ley de cine con perspectiva de género”, ¿se trabajó en esta temática?

-Sí, el nuevo plan de fomento tiene esa perspectiva. Asimismo, implementamos como primera medida la creación del Área de Géneros & Diversidades del INCAA que depende de la Vicepresidencia del instituto, que no solo genera actividades y propuesta de políticas desde el INCAA hacia el sector, sino también hacia el interior del organismo.

-El concurso Raymundo Gleyzer se volvió a hacer en 2020, ¿cuál es la importancia de este certamen?

-El Gleyzer es un concurso federal, de desarrollo de proyectos, que brinda las mismas oportunidades a quienes están en diferentes puntos del territorio nacional. Es un concurso que nos permite hablar de nosotros mismos desde cada región o provincia del país. Es un concurso muy querido por el Instituto y por los realizadores que pasaron por él también. Y además cada año que se abre su convocatoria, es volver a homenajear a Raymundo.

-Usted cuenta con una larga trayectoria como docente, ¿qué cambios ve en las inquietudes de las y los estudiantes a lo largo de estos años?

-Veo un futuro enorme y un compromiso extraordinario en los alumnos y alumnas que me toca acompañar en las clases, obviamente hoy virtuales por la pandemia. Compromiso con el estudio, con la calidad de sus obras y fundamentalmente con el tiempo que les toca vivir, que es claramente muy complejo.

-Cuando termine la gestión, ¿tiene pensado volver a filmar? ¿Tiene algún proyecto en mente?

-No tengo ningún proyecto cinematográfico, los abandoné todos antes de ingresar a la gestión, en diciembre del 2019. Cuando termine la gestión me voy a tomar un tiempo para terminar un libro que estamos escribiendo con un colega, que se llama Organización & Aventura, una reflexión sobre la producción de cine desde la Argentina.

Batlle junto al presidente del INCAA, Luis Puenzo, a la secretaria de Desarrollo Cultural, Lucrecia Cardoso, y al ministro de Cultura, Tristán Bauer.