La Rioja
La Rioja

La Rioja

Relevamiento de manifestaciones del patrimonio cultural inmaterial
Otros artículos que te pueden interesar
Tinkunaco: conocé la ceremonia popular que cruza política, historia y religión
Cada 31 de diciembre en la capital de La Rioja se vive la ceremonia más importante de religiosidad popular que recuerda el alzamiento diaguita contra los españoles durante 1593. Hablamos con Hebe Estrabou, directora del documental “Tinkunaco: una historia en busca de su origen” para conocer cómo se vive la celebración en la actualidad

LA RIOJA

El relevamiento es una herramienta para reunir y compartir información sobre las manifestaciones culturales que forman parte de la identidad de comunidades en el territorio argentino. Maneras tradicionales de hacer, nombrar, producir o celebrar que se continúan practicando, que son transmitidas a las nuevas generaciones y que contribuyen a fortalecer los lazos colectivos. De acuerdo con las características en que se desarrollan, cada manifestación se puede clasificar dentro de una o varias de las siguientes categorías o ámbitos: conocimiento o uso relacionado con la naturaleza y el universo; música, canto, danza o representación; saber o práctica artesanal tradicional; tradición o expresión oral; uso social, ritual o acto festivo.

Para proponer una manifestación de tu localidad descargá el formulario aquí, completá los datos y enviá el archivo por correo electrónico a: [email protected]

Manifestaciones relevadas en la Provincia de La Rioja hasta la fecha: 

Tinkunaco riojano o Fiesta del Encuentro: Ceremonia religiosa, sincrética y popular que se realiza hace más de 400 años. Inicia cada 22 de diciembre con un novenario en la Catedral. El 31 del mismo mes es el día central en que la imagen del Niño Jesús Alcalde es escoltada por la cofradía de los Ayllis encabezada por el Inca representando a los indígenas, al tiempo que la imagen de San Nicolás de Bari (Patrón Tutelar de la Rioja) peregrina desde la Catedral escoltada por la Cofradía de los Alféreces acompañados por el Obispo y representando a los españoles. Ambas procesiones en las que participan miembros del clero secular, promesantes y fieles se encuentran en la Plaza principal de la capital riojana frente a la Casa de Gobierno y en un acto simbólico la imagen de San Nicolás y sus
acompañantes se inclinan ante la imagen del Niño Jesús Alcalde, el Gobernador y el Intendente le entregan las llaves de la ciudad y el Obispo una Biblia. Ambas imágenes entran después a la Catedral y permanecen allí hasta el 3 de enero en que el Niño Jesús Alcalde vuelve al Convento San Francisco. En el Siglo XX se sumó a la fiesta la imagen de San Francisco Solano que acompaña al Niño Jesús Alcalde. Durante el Obispado de Monseñor Enrique Angelelli en La Rioja, la Fiesta cobró particular importancia por parte de la Iglesia y a partir de ese momento comenzó a llamarse Tinkunaco. La ceremonia tiene un valor fundamental en la identidad riojana. 
Uso social, ritual o acto festivo. 
Ha participado del relevamiento la Dirección de Patrimonio Cultural y Museos. Secretaría de Cultura Provincial.