La fachada del Museo Mitre se llenó de color
La fachada del Museo Mitre se llenó de color

La fachada del Museo Mitre se llenó de color

Museos
Arte
Diseño
El ilustrador y diseñador argentino Pablo Lobato realizó una obra a gran escala en el frente del edificio.

En pleno microcentro porteño, sobre la calle San Martín al 300, una enorme marquesina de historia y genialidad capta la atención de los transeúntes. Y es que ahora la fachada del Museo Mitre -esa antigua casona colonial que habitó Bartolomé Mitre junto a su familia desde 1859 hasta su muerte en 1906- invita a descubrir la historia de una manera diferente, a través de la sorpresa que generan las formas geométricas, los colores, y la impronta lúdica de la intervención digital realizada por el ilustrador y diseñador argentino Pablo Lobato.

A partir de una visita por el Museo Mitre, Lobato propone un recorrido visual por algunos de los temas, detalles arquitectónicos, personajes y objetos del museo. Plasmado en una gran gigantografía, su arte deja paralizado a más de uno, y adelanta el tesoro que guardan las paredes de la casa, una residencia que supo ser testigo de grandes hitos en la historia argentina: allí transcurrió buena parte de la vida política de mediados del siglo XIX, dado que albergó al presidente Bartolomé Mitre y a su familia durante varias décadas. En sus salas, Mitre realizó acuerdos políticos, fundó el diario La Nación y tuvo una intensa vida personal. Se trata de una casa-museo de ambientación histórica, representativa de las costumbres y los modos de vida de la sociedad argentina en la segunda mitad del siglo XIX y un importante centro bibliográfico, documental y numismático. Los muebles y objetos que protege conforman su acervo y son, además, testimonio de las costumbres, las estéticas y los modos de vida de la época.

Quien se acerque al Mitre enseguida quedará impactado por el trabajo de Lobato. Con un estilo personal e inconfundible, el reconocido artista construye su obra a partir de formas geométricas, colores planos, y destacando rasgos icónicos que vuelven a sus personajes perfectamente reconocibles. Lobato realizó más de 13.000 ilustraciones de personajes icónicos de la cultura nacional e internacional, entre ellos, Manuel Belgrano, Sandro, Spinetta, Messi, Freddie Mercury, Madonna, Bob Marley, Fito Páez, y Woody Allen.

 

La intervención se enmarca en los ejes de trabajo alrededor de la reinterpretación del patrimonio de los Museos Nacionales. De este modo, se aborda el patrimonio como construcción social esencialmente dinámica, ni neutral ni inmutable. Su interpretación no es homogénea sino que se encuentra en permanente transformación: por ese motivo, resulta valioso revisitar lo heredado desde la propia contemporaneidad, en tanto habilita diálogos divergentes y perspectivas nuevas.

A través de su obra, Lobato imprime color y originalidad a la fachada del histórico edificio. Sus diseños saben captar a la perfección los gestos, las singularidades y el valor de aquellos a quienes ilustra. Sobran las razones por las que vale la pena visitar el Museo Mitre, un tesoro en medio la ciudad. En esta oportunidad, a esas innumerables razones, se suma el trabajo de Lobato y una propuesta diferente. A partir de esta intervención, el museo diseñó una actividad especial para que los visitantes recorran la casa y encuentren los objetos, personajes y detalles arquitectónicos recuperados por el artista.

Una oportunidad imperdible para acercarte al museo, conocer la obra del artista y participar de la propuesta. De lunes a viernes, de 13 a 17.30. Entrada libre y gratuita.