La biblioteca teatral de Kive Staiff ya forma parte del Estado
La biblioteca teatral de Kive Staiff ya forma parte del Estado

La biblioteca teatral de Kive Staiff ya forma parte del Estado

Letras
La donación realizada por las hijas del gestor teatral, Débora y Eliana, está conformada por 400 libros, publicaciones periodísticas, CDs y DVDs, y puede consultarse en el Instituto Nacional de Estudios Teatrales (INET)
Otros artículos que te pueden interesar

A menos de seis meses del fallecimiento del periodista y gestor cultural entrerriano, Kive Staiff (1927 - 2018), sus dos hijas, Débora y Eliana, anunciaron la donación de la Biblioteca Teatral de su padre al Instituto Nacional de Estudios Teatrales (INET). La colección está conformada por 400 libros, revistas, CDs y DVDs sobre artes escénicas y fue confeccionada por el especialista durante más de 50 años.

En el acto de presentación, llevado a cabo en la Sala Cané, de la Secretaría de Cultura de la Nación, la hija mayor del coleccionista explicó: "Es un deseo cumplido. Para nuestro padre lo público era lo más importante y consideraba al Estado como impulsor de la política cultural. Por eso quiero agradecer al INET para que difunda su pensamiento sobre el teatro. Él hubiera querido que sea una biblioteca abierta para todos”.

A su vez, Eliana contó: "Para mi es una manera de tener un pedacito vivo de mi papá, y que no quede olvidado. La vida pasa muy rápido, y por más que se hable de Staiff, no siempre se toma el trabajo de recordar, de volver a analizar lo que se hizo. La donación va a servir para futuras investigaciones y para tener presente a mi papá como persona. Que haya algo de él acá me pone contenta”.

Por su parte, el INET recibió con orgullo la colección, que aumentará en calidad y en calidad el patrimonio de la biblioteca.

Su directora, Laura Mogliani, detalló sobre Kive, que "al estar a cargo del Teatro San Martín en tres gestiones, ha sido el referente fundamental de lo que es la política cultural teatral oficial de nuestro país. En ese sentido, la gestión que llevó adelante hizo que el San Martín se transforme en una institución faro, enormemente productiva, pujante y muy modernizadora. Yo creo que esa modernización, esa concepción del teatro, es la que se ve en la selección de su particular biblioteca".

Con respecto a los títulos y a las variedades que se encontraron dentro de los 400 libros, Laura agregó: "Por un lado hay obras dramáticas, tanto de autores argentinos como extranjeros, donde están sus grandes favoritos: Ibsen, Bertolt Brecht, Shakespeare. Por otro lado, hay una enorme cantidad de textos teóricos, también nacionales e internacionales, libros sobre escenografía, una especie de libros souvenir sobre Tadeusz Kantor, un director polaco muy importante con el cual tuvo un vínculo personal, una gran cantidad de revistas argentinas y latinoamericanas e incluso completan la donación algunos dvds, cds y películas.

La primera donación

No es la primera vez que el INET recibe parte del patrimonio del gestor teatral. De hecho, con esta donación se completa la biblioteca que comenzó donando en vida el propio Kive Staiff.

“Él ya había hecho una donación al INET, a fines de los 90, y en su momento representó un conflicto", cuenta su hija Débora. Y explicó: "Nunca lo consultó con nosotras, sus hijas. Y nuestra crítica fue que seguramente había muchos libros que queríamos para nuestras bibliotecas. Pero esta vez no fue difícil tomar la decisión de donar, por que claramente era su deseo. De todos modos, confieso que hay libros que no están en el INET, ¡y que siguen en mi casa! Pero bueno, son libros que para mí tienen un valor y una historia personal. Lo mismo le pasó a Eliana con otros libros que ella también se quedó".

El proceso de donación comenzó luego de la partida de Kive, el pasado 18 de julio de 2018. "Una vez fallecido papá, descubrimos lo enorme que era el archivo, no sabíamos que era tan grande. Siempre estuvo organizado por él. Hacer público ese ámbito privado de su vida, que siempre estuvo cerrado, aporta otros componentes a la donación. Una biblioteca, como bien dijo Laura, muestra el pensamiento de una persona. Nos pasa a todos. Por eso también está bueno que el archivo esté a disposición", confesó Débora.

Para finalizar, su hermana Eliana agregó: “Papá tenía muchísimo respeto por lo público y el estado, de hecho, en su momento también se decidió no velarlo en el San Martín, por pedido de él: “El teatro es público, es de la gente, y mis restos ahí no tienen nada que ver”

¡Sus deseos se hicieron órdenes!

  • Podés consultar la biblioteca en el Instituto Nacional de Estudios Teatrales. Dirección: Av. Córdoba 1199