Homenaje a las y los trabajadores de la salud, en imágenes
Homenaje a las y los trabajadores de la salud, en imágenes

Homenaje a las y los trabajadores de la salud, en imágenes

Fotografía
Se trata de un proyecto del fotoperiodista Pablo Cuarterolo sobre el trabajo realizado por personal sanitario en el actual contexto de pandemia.

Pablo Cuarterolo nació en Buenos Aires el 1 de mayo de 1978. Hijo de Miguel Angel Cuarterolo, destacado fotógrafo y editor fotográfico de medios nacionales e internacionales, entre los años 70 y 2002. De su papá heredó la pasión por el fotoperiodismo, y eligió seguir su mismo camino vinculado con la fotografía documental y periodística. 

“Cuando era chiquito observaba a mi papá con su Nikon FM y su Leica M2, yo veía cómo sacaba fotos, veía su trabajo en las redacciones de los medios, también mi viejo era un apasionado de la fotografía antigua, en mi casa había libros de historia de la fotografía. Mi interés por la fotografía empezó cuando estaba en 2 año del secundario y cuando mi papá vió que yo tenía curiosidad me anotó en el Foto Club Buenos Aires y me regaló mi primer cámara profesional, una Nikon FM2”, relata.

Pablo nació exactamente un día del trabajador, y hoy es un referente destacado entre los reporteros gráficos de la Argentina. Desde hace más de 17 años, su trabajo discurre haciendo equilibrio entre el fotoperiodismo y la fotografía documental autoral. Comenzó a trabajar en 1998, cuando dio sus primeros pasos profesionales en la Agencia Noticias Argentinas. 

Guardia de Covid del Hospital Durand

Después de Semana Santa, con el arranque de la segunda ola de contagios de Covid, Cuarterolo pensó cómo documentar fotográficamente la situación de pandemia. Para ello, visitó distintos hospitales, sus guardias y recorriió las unidades febriles.

“Esa foto la hice en el Durand, las colas daban la vuelta a la manzana. Durante un día y medio de noche y de día estuve allí, y tomé esta imagen en la guardia. El médico que toma la mano a la mujer es el responsable de encauzar a la gente que va llegando para testearte, él coordinaba a toda la fila de gente que esperaba su turno y los deribaba dentro del hospital o los mandaba a la casa, había mucha gente esperando para testearse. Vi la escena y disparé mi cámara usando mi teleobjetivo. Cuando la vi sentí que era un símbolo muy fraternal, de protección, la mujer con los ojos cerrados, sin ninguna duda fue la mejor foto que hice de esa cobertura, el hecho que sea de noche fotográficamente le imprime un clima muy particular y me conmovió”, relata.

Reportaje a los sin techo en cuarentena "Ciudadanos del olvido''

En este trabajo documental Cuarterolo recorrió casi todos los barrios porteños de día y de noche, a lo largo de más de 10 meses desde que se desató la pandemia, hablando con cada uno de los fotografiados para poder conocer las historias particulares de cada uno. “En esta foto se ve a los trabajadores de la morgue entrando a la carpa donde había fallecido un hombre en situación de calle, era uno de los días más frío del año, y según los compañeros donde compartía el umbral de una fábrica en Sanchez de Loria, él había tenido síntomas de Covid; era diabético. Esta es la foto final del reportaje”.

Cuarterolo es un reportero que vive, siente y disfruta del fotoperiodismo con mucha adrenalina en cada cobertura, como buen amante de la cámara fotográfica y de las noticias, siente que tiene que estar ahí, donde ocurren, y esto puede visualizarse en sus imágenes y ensayos.

Cuando se desató la pandemia, su trabajo como periodista cambió considerablemente: ya no había espectáculos para cubrir, no había entrevistas, apenas algunas marchas, sólo se podía fotografiar situaciones relacionadas con el Covid.

El trabajo periodístico de Cuarterolo refleja lo que él siente que representa el personal de salud, y todas las personas involucradas en cuidar a la ciudadanía en estos tiempos de pandemia. Estos ensayos periodísticos representan también un bello homenaje a estos trabajadores que arriesgan sus vidas cada día: “todos los esenciales que están abocados al Covid, médicos, enfermeros, camilleros, los que hacen higiene de Covid en espacios públicos, los policías, la gente de la morgue, todos ellos hacen un laburo admirable. A todos los pongo en la misma altura, están haciendo un trabajo extraordinario, sobrehumano, mal dormidos, mal remunerados... ¡Son unos fenómenos! Yo siento profunda admiración por esa gente”.

Villa Azul

“En 2020 cuando hubo un disparo de casos de Covid en las villas, en Capital la 31 y Villa Azul camino a La Plata, allí fui, al asentamiento popular que forma parte de los municipios de Quilmes y Avellaneda, una villa muy chica que tuvo millones de casos de Covid y la tuvieron que cerrar durante más de 15 días. La gente no podía entrar ni salir, yo pude hacerlo en dos oportunidades: una vez me dejaron cruzar el control y gracias al teleobjetivo pude hacer fotos, y en otra oportunidad pude acompañar a la gente que repartía la comida”. 

A pesar de que Pablo Cuarterolo sabe que para tener “la foto” tiene que estar allí donde sucede, no deja de tomar los recaudos necesarios ante los desafíos que le tocan vivir, ya sea por estar en el frente de batalla de la pandemia, de una lucha entre ciudadanos y policías, buscar el mejor ángulo de toma es siempre un desafío. “Para este laburo sentirte inmortal es un error, en todos las coberturas que hacés, en una situación donde hay conflictos, siempre hay que estar alerta, nunca es bueno sentirte inmortal”.

Homenaje a enfermeros y enfermeras

En el Hospital Durand hubo una marcha de enfermeros en homenaje a compañeros que habían fallecido a causa del Covid.

Su trayectoria

En 2001 realizó un Workshop de fotoperiodismo en Miami, con prestigiosos fotógrafos de Estados Unidos y Europa, organizado por la Universidad de Miami y la Sociedad Interamericana de Prensa. Se inició profesionalmente en la Agencia Noticias Argentinas y en 1998 fue colaborador del Diario Popular. Integró el staff de fotógrafos de la revista La Primera entre 1999 y 2001 y el del Diario BAE (Buenos Aires Económico) entre 1999 y 2004.

En 2002 realizó una pasantía en la Agencia France Press en Washington y, entre 2003 y 2005, fue colaborador de esa agencia en su sede de Buenos Aires. Desde su reapertura en 2005, es fotógrafo staff del Diario Perfil. Desde el año 2000 desarrolla proyectos personales: Cuestión de Fe (2000-2003 y 2012- 2013), Los Burros (2001-2002), La Tragedia de República Cromañón (2004- 2008), Reclusiones (2006-2011), Sobrevivientes de la Shoah (2010-2016).

Ha realizado numerosas exposiciones individuales y colectivas en el país y en el extranjero.