Fotoperiodismo y género
Fotoperiodismo y género

Fotoperiodismo y género

Mujeres en la cultura
Recorremos la 30° muestra anual de ARGRA junto a las fotógrafas Eva Cabrera y Julieta Ferrario y hablamos de cómo se disputa el lugar de las mujeres y disidencias en la profesión, las nuevas tendencias y desafíos del fotoperiodismo.
Otros artículos que te pueden interesar
Los ganadores del concurso fotográfico “Patrimonio Cultural Inmaterial de Argentina” 2019
En la segunda edición del concurso de fotografía, se presentaron más de 941 obras para las dos categorías. Conocé a los ganadores y los números que dejó el certamen

En el mundo de la fotografía, con talento y persistencia, las mujeres pasaron de ser objetos fotografiables a ser creadoras de imágenes. Desde hace más de setenta años que producen, crean, participan y difunden sus obras. Fotógrafas de la generación de Eva Cabrera supieron hacer suya una profesión monopolizada por hombres, allanando el camino para que otras puedan transitarlo con menos obstáculos y siempre desafíos. Con Eva, la actual vicepresidenta de ARGRA, y Julieta Ferrario, fotoperiodista, recorrimos la muestra anual de la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina para charlar de fotos, de la reinvindicación de género, los desafíos y los nuevos horizontes del fotoperiodismo.

Ante la consulta por la cantidad de mujeres que están asociadas en ARGRA, Eva responde con cifras: "De 1200 socios, las mujeres y disidencias no llegamos ni al 10 por ciento, pero estamos ahí, poniéndole el cuerpo".


(Foto: 30º Muestra Anual de Fotoperiodismo Argentino).

Las mujeres en ARGRA

Eva es, además de la vicepresidenta de la Asociación, fotógrafa desde hace más de veinte años, formada en el trajín de las redacciones a las que no podía volver sin la foto. 

“La gran escuela para mi fue laburar en un diario, fue un entrenamiento porque empezás a tener roce, a entrar a lugares que nunca te hubieses imaginado. Sin embargo, parecía que saber hacer fútbol o turf era una obligación. Con mi amiga Julieta De Marziani fuimos de las primeras en trabajar en diarios platenses y estábamos tan obsesionadas con “saber hacer fútbol” y que nadie pensara que nos llevaban de adorno, que nos juntábamos los domingos a cenar para ver Fútbol de Primera”, cuenta.


(Foto: Eva Cabrera junto a una fotografia tomada por María Paula Ávila).

-¿Más allá del bajo porcentaje de mujeres en la asociación, creen que está creciendo el número de mujeres fotógrafas?

-Si bien seguimos siendo minoría, somos cada vez más las mujeres y disidencias que ingresamos a este mundo. En la calle, cuando vas a una movilización hay muchas más mujeres fotógrafas, muchas más de las que están en los staff de los medios hegemónicos o que aparecen en las colaboraciones. Esto también repercute en ser menos en ARGRA porque para ser socias se necesitan determinados requisitos -cuenta Julieta-.

Julieta Ferrario es freelance y pertenece a una nueva generación que encontró en los medios alternativos, autogestivos y colectivos una herramienta desde donde hacerse visible y crear nuevas miradas.


(Foto: Julieta Ferrario junto a su trabajo sobre el proceso de transición de Lucas y Maxi).

Las importancia de los colectivos fotográficos

En este 2019, cuenta Eva, "la convocatoria de ARGRA incluyó a los colectivos porque vemos que hay compañeras y compañeros que no están trabajando solos. Creo que pasó mucho tiempo desde que fotografiar era una cuestión individual, ahora son miradas compartidas”, sintetiza.

“Si todos miramos lo mismo, hay una parte que nos estamos perdiendo. Los pibes, las pibas que son freelance, que trabajan de manera colectiva, empiezan a tener otra mirada porque se meten de otra manera, y eso nos enriquece", explica Eva. 

En esta línea, el feminismo, las luchas por los derechos y las comunidades LGBTTIQA fueron los temas centrales de la 30° Muestra Anual de Fotoperiodismo Argentino, que reúne a las más de 150 imágenes más representativas de 2018. Además de la convocatoria habitual, desde ARGRA realizaron una convocatoria especial sobre género.

Fotos emblemáticas del 2018

Recorriendo la muestra junto a Eva y Julieta, las fotógrafas seleccionaron una imagen representativa cada una.

Julieta eligó la foto de Gala Abramovitch, que registra a Gabriel David Mariño, condenado por el travesticidio de Diana Sacayan.


(Foto de Gala Abramovitch: Gabriel David Mariño -derecha- acusado por el travesticidio de Amancay Diana Sacayán junto a su abogado Lucas Tassara y equipo, en una de las audiencias del juicio).

"Gala siguió el juicio por el travesticidio de Diana Sacayan, y cuando pudo pasar a la sala del Tribunal sacó la foto del asesino. No había foto de él y fue la primera vez que judicialmente se condenó un travesticidio, que es un crimen de odio hacia una disidencia.  Gracias a ella se conoce la cara de esa persona"

Eva seleccionó la foto de Julieta.


(Foto de Julieta Ferrario: Integrantes de la Campaña Nacional por el aborto legal, seguro y gratuito festejan frente al Congreso Nacional la media sanción en la Cámara de Diputados del proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, luego de 23 horas de debate).

"De la vigilia por la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, hay miles de fotos de pibas clase media con los glitter, pero después hay otras mujeres. Las pibas pudieron manifestarse de esta manera porque hubo otras mujeres, que son esas mujeres que están en la foto y gracias a ellas y a los últimos años de ganancia de derechos, ésta lucha fue y es posible. Para mi es fundamental que nuestro anuario abra con las mujeres que peleaban por el aborto desde hace mas de 40 años", explica.

Perspectiva de género

Julieta también participa de la exhibición con un ensayo visual que tiene como protagonistas a Lucas y a Maxi, dos varones trans en su proceso de transición. La emergencia de las fotografía con perspectiva de género disputa política y culturalmente la visión única y hegemónica. Las mujeres y las disidencias, cámara en mano, fueron construyendo sus propias miradas y realidades a partir de poner en foco sus contextos, motivaciones y deseos.


(Foto de Julieta Ferrario sobre el proceso de transición de Lucas y Maxi).

-¿Cómo hiciste para representar este proceso tan íntimo?

-En vez de abarcarlos desde las cirugías mismas, elegí hacerlo desde los vínculos, desde el qué sucede detrás de una transición, que no es un cambio solo del cuerpo. Los muestro con sus novias, dándose un beso, armando un rompecabezas con sus amigos. Me permitieron entrar a ellos y a sus mundos -responde Julieta-.

Eva focaliza en que la historia de Julieta sobre personas que transicionan es un ejemplo de esas nuevas miradas que emergen, que cuentan otras historias y que posibilitan nuevos discursos. Y explica:

"Estas fotos revalorizan el origen de la muestra porque empiezan a aparecer otra vez aquellas fotos que no fueron publicadas. Retoma aquel valor histórico de las primeras muestras de ARGRA donde se comienza a mostrar lo que no se podía mostrar en los diarios: las fotos censuradas, sobre todo las que tenían que ver con derechos humanos, marcha de las madres, que no se podían publicar en los medios nacionales. En esas primeras muestras cada cual mostró lo que necesitaba mostrar". 

¿Toda foto es política?

Eva: "Como fototoperiodistas somos testigos privilegiados y retratamos la época histórica que nos toca vivir. Lo que hacemos contribuye a la construcción de la memoria colectiva ¿Qué hubiera sido de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán si Pepe Mateos, el ruso Sergio Kowalewski, Matin Lucesole, Mariano Espinosa y Pablo Barrientos no hubieran entrado a esa estación? ¿Qué hubiera sido sin ese testimonio? Me parece que contribuimos a eso, más allá de que toda foto es política porque cuando vos haces la foto decidís qué queda adentro de ese rectángulo y qué queda afuera".


(Foto: Eva Cabrera junto a la foto de Martín Acosta sobre el camarazo en Telam)

Los nuevos desafíos del fotoperiodismo

Eva y Julieta vivencian los cambios en sus prácticas profesionales y las de sus compañeros. Saben que armar, desarmar, ampliar y reconstruir miradas es una tarea cotidiana que requiere reflexionar. Cuestionarse por qué se difunde las imágenes de las mujeres asesinadas, violentadas y no la de los femicidas, por qué las mujeres en las revistas aparecen con poca ropa y exceso de photoshop. Como ejemplo, Eva rescata el debate de las colegas de Clarín: 

“Las compañeras de Clarín, y también los compañeros que se sumaron luego, no querían más a la Diosa de Olé. Basta de mostrar a mujeres semidesnudas acompañadas de frases sin sentido en las tapas y contratapas de los diarios. Cuando uno pretende hacer una deconstrucción y construir feminismo hay que ponerle el cuerpo".

Y agrega: "Por eso es importante generar, como empezamos a hacer desde ARGRA, ciclos de cine con perspectiva de género, charlas debates, y los varones, de a poco, están participando. También estos debates te llevan a hacer una mea culpa y autocrítica sobre la profesión en sí misma. Cuando uno se corre de la vorágine de los medios y analizás esto de avanzar por sobre el otro para conseguir la foto de una madre a la que le asesinaron a su hija, yo me di vergüenza de nosotros mismos".

Julieta también asume este discuro: "Estamos alertas en cuestionar eso, pifiándole como todos, porque es ensayo y error, pero comprometidas en desarmar y reconstruir nuestras prácticas periodísticas".

La muestra

¿Cuándo? La edición 30° Muestra Anual de Fotoperiodismo Argentino se puede visitar hasta el 10 de agosto, en la Casa Nacional del Bicentenario, Riobamba 985, CABA.

La Muestra además visitará:

Rosario: Del 22 de agosto al 22 de septiembre, en el Centro de Expresiones Contemporáneas

Viedma: Del 25 de octubre al 10 de noviembre, en el Centro Municipal de Cultura

La Plata: Del 15 de noviembre al 15 de diciembre, en el Centro Cultural Islas Malvinas