Feria del Libro Feminista, una propuesta para romper con los estereotipos
Feria del Libro Feminista, una propuesta para romper con los estereotipos

Feria del Libro Feminista, una propuesta para romper con los estereotipos

Letras
La Filfem y un espacio diverso para conocer la heterogeneidad de un movimiento infinito
Otros artículos que te pueden interesar
María Luisa Bemberg: precursora en el cine y más allá
Fue guionista, directora de cine y fundadora de la Unión Feminista Argentina. Recordamos a una de las cineastas más destacadas de nuestro país, a 98 años de su nacimiento.

En el marco de la programación de Nosotras movemos el mundo, más de cincuenta editoriales y librerías participaron de la Feria del Libro Feminista (Filfem), un espacio gratuito para las publicaciones, ilustraciones, fanzines y encuadernaciones de temática feminista y diversa que se desarrolló a principios de marzo en el Centro Cultural Kirchner.

Organizada por el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación en conjunto con el Ministerio de Cultura de la Nación, y con la presencia de escritoras e ilustradoras, la Filfem recibió un público diverso que se acercó a conocer firmas nuevas y recordar clásicas.  

En la Plaza del Centro del impotente edificio más de 50 puesto de editoriales, librerías e ilustradores con perspectiva de género se unieron para compartir páginas, ilustraciones, y más páginas sobre literatura.

 

 

El origen de la Filfem, sus prioridades y sus aportes a la diversidad

 

Micaela Gentile, organizadora de la Filfem

La organizadora de la Filfem, Micaela Gentile, explica que fue una reunión con compañeras del Espacio de Géneros Micaela García que en 2018 dio origen a la Feria. "Todas veníamos de lugares muy diferentes, individuales, profesionales y de militancia, pero teníamos un factor común que tenía que ver con la lectura y los libros. Así fue que decidimos hacer una feria del libro", relata Gentile. La primera edición tuvo lugar en diciembre de 2018 en el barrio porteño de Chacarita.

Entre sus prioridades, Gentile es clara: "la FILFEM prioriza la autogestión y las editoriales independientes, lo mismo que ilustradoras y fancineras, es decir, aquellas que no llegan al circuito comercial convencional”.

Aunque identificada claramente con material feminista, la Feria "no habla de un solo feminismo sino que ubica, en un mismo lugar de importancia, a todas las corrientes del feminismo", destaca. De ahí que en sus redes se encuentren todas las vertientes del feminismo latinoamericano y mundial.

Además de ficción aplicada a temáticas de género, la Filfem cuenta con un espacio de "infancias libres", libros que no hablan del feminismo en términos directos o de teoría política sino que "abordan la niñez desde lo lúdico, lo pedagógico, pero sin estereotipos y creando libertad en la infancia". También motivo de orgullo para la Filfem, subraya Gentile, "es el espacio destinado a editoriales autogestivas de la comunidad travesti trans, para que puedan reflejar, en el marco de una comunidad que está invisibilizada, todo el material de arte impreso que tienen para ofrecer".

 

 

En relación a la franja etaria que suele visitar la Feria, Gentile cuenta que “si bien la Filfem es mayoritariamente visitada por mujeres y niñas, también se destaca la gran presencia de varones y jóvenes. Tenemos a toda la familia acá y eso habla de la lucha de los movimientos feministas y de lo que Filfem ofrece: variedad para todos, todas y todes, además de libros con características o ilustraciones que no hablan de la necesidad de un conocimiento previo. Puede ser el primer acercamiento al arte impreso feminista".

La Filfem, como espacio para publicaciones de temática feminista y diversa, desmiente los mitos que señalan al feminismo como un movimiento homogéneo. Las editoriales, librerías, los títulos y nombres que comprende abogan por lecturas disruptivas para crecer y romper con los estereotipos.