El cielo en la vereda, mundos lúdicos inspirados en la obra de María Elena Walsh
El cielo en la vereda, mundos lúdicos inspirados en la obra de María Elena Walsh

El cielo en la vereda, mundos lúdicos inspirados en la obra de María Elena Walsh

Música
Infancias
El Centro Cultural Kirchner presenta una exposición virtual, integral, interactiva y lúdica, inspirada en la obra de María Elena Walsh.

María Elena Walsh, poeta, escritora, cantautora, investigadora de la música popular de nuestro país, protagoniza, a los 90 años de su nacimiento, El cielo en la vereda, una exposición lúdica para toda la familia. 

La exposición virtual se divide en doce espacios, agrupados en cinco líneas conceptuales organizadoras o constelaciones: María Elena y los lenguajes; María Elena y la dignidad de las personas; La infancia en juego; María Elena, memoria y rescate; y María Elena, ideología y política.

La muestra es un lugar de ciudadanía y poesía donde lo ideológico y lo mágico dialogan con la belleza y la visión crítica de las infancias conformada por espacios habitables, mundos dentro de otros mundos, ritos de pasaje donde las canciones y cuentos de María Elena se convierten en juegos, aventuras y construcciones. Un modelo de construcción de ciudadanía con amor por lo público, búsqueda constante para crear igualdad y accesibilidad total, con respeto por los derechos humanos. Una propuesta que busca poner en escena la multiculturalidad, la ampliación de derechos y la lucha de las mujeres y todos los colectivos que reivindican sus postergados derechos.

 

**Constelación 1: María Elena y los lenguajes

Homenaje a los múltiples lenguajes. "El disparatario", "La plapla" y "El país de la geometría" promueven la constelación lúdica más original de la cantante y autora: su amor por los lenguajes y sus posibilidades.

Construye absurdos, adopta una actitud anti-literaria, ama el sin sentido, trasciende los límites de la lógica formal y se inscribe con comodidad en la lógica y el humor infantil.

Esta constelación brinda homenaje a quien incursionó no solo en el tema sino en el lenguaje mismo y las formas que constituyen el conjunto de su obra.

 

**Constelación 2: María Elena y la dignidad de las personas

Esta constelación compuesta por "Sábana y mantel", "La luna en camisón" y "Los viajes de Manuelena" rescata la dignidad de las personas: poseer una ventana para tener un pedacito de cielo, extrañar el amor ausente que se va con la cosecha, reclamar igualdad sosteniendo que cada persona, cada familia, debe tener sábana y mantel: la primera representa el bienestar para soñar, la segunda, la familia y amigos reunidos alrededor de la mesa con rica comida, vínculos y conversación.

La dignidad se cruza con los viajes de la mano de la autora y su personaje más conocido: Manuelita. Los viajes como derecho a la movilidad social, a la emancipación, a la apropiación del espacio público, al aprendizaje, a la memoria, a la resolución de problemas y a cambiar la historia para vivir mejor.

 

**Constelación 3: La infancia en juego

Esta mirada transita toda la muestra, pero tiene su manifiesto en "El bazar de la calle Chacabuco", "Pasillo de los Jacarandaes" y "Pasillo Gracias María Elena".

"La marcha de Osías" revela una postura clara y decidida por el juego como la forma de crecer y el trabajo de la infancia. Es una marcha reivindicatoria del cuerpo y el tiempo libre, no sujeto al reloj y a las obligaciones de los adultos. Es una proclama entre el juego y el deseo de los niños y las niñas, iluminando los mundos de las infancias.

Jugar es mover el mundo y ensayar la vida, es aprender con el cuerpo, ir al encuentro de los otros.

Esta constelación atraviesa toda la muestra, con el cuerpo en juego de las niñas y los niños en el espacio, el tiempo libre, los objetos y juguetes, la naturaleza y el movimiento.

 

**Constelación 4: María Elena, memoria y rescate

"La juglaresa de la juglaría", "El viejo varieté" y correlatos con otros espacios constituyen este eje que reivindica, investiga y pone en escena la tarea de rescate de María Elena durante toda su vida: la búsqueda de lo olvidado, lo invisible en las producciones musicales y los juegos y narraciones tradicionales de la Argentina y el mundo.

Así, nuestra juglaresa se identifica con el bululú caminante, recoge nanas y canciones infantiles de los juegos con reglas y repeticiones, romances del siglo XV.

La creadora es protagonista del boom del café concert de los años '60 y '70 donde nace una nueva relación espectáculo-receptor que cambiará la cultura argentina.

 

**Constelación 5: María Elena, ideología y política

Este eje se pone de manifiesto en "Vivir en vos", además de surgir del contexto de toda la muestra.

Una puesta sonora y visual sobre la obra de la autora que expone su amor por la Argentina, su postura contra la pena de muerte, su posición claramente feminista en épocas tempranas.