El caballero en la piel de tigre
El caballero en la piel de tigre

El caballero en la piel de tigre

Letras
Museos
La Biblioteca Nacional Mariano Moreno expone esta famosa epopeya de la cultura georgiana, para conmemorar los 100 años de amistad con la Argentina. Además, Sophia Vekua, consejera de la Embajada de Georgia en el país, cuenta sobre el valor literario y artístico de este antiguo manuscrito
Otros artículos que te pueden interesar
Los libros de sir Arthur Conan Doyle, en la Biblioteca Nacional
La muestra expone por primera vez al público obras pertenecientes a la biblioteca personal del creador de Sherlock Holmes

La Odisea griega, la Eneida romana, el Mío Cid español o el Cantar de Heike japonés son algunas de las epopeyas más famosas de la literatura universal. Ya sea por honor, venganza, amor o defensa de la patria, estos relatos inmortalizaron las hazañas de grandes héroes, dueños de las virtudes y talentos más nobles que cada cultura pudo imaginar. En Georgia tienen su epoeya: El caballero de la piel de tigre. La obra es considerada, así como el Martín Fierro en Argentina, como el gran poema nacional de Georgia.

Desde Georgia para el mundo

Ubicado en la costa del mar Negro, entre la Europa oriental y Asia occidental, el Estado de Georgia tiene una de las geografías con más historia de la región. Su origen se remonta a los tiempos de los antiguos griegos, cuando solo era conocida como el Reino de Colquis. Allí fue donde cultivaron las bellas letras y supieron conservar, hasta nuestros días, su propia epopeya: El caballero de la piel de tigre. Con este nombre también se denominó a la actual exposición de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, donde se exhibien copias de aquel manuscrito ilustrado en diferentes épocas y por varios artistas.

“Su presencia en nuestras vitrinas es la valoración de una obra de características únicas, no solo por el misterio que rodeó la vida de su autor y por tratarse de una gesta que está a la altura de los grandes cantares épicos europeos, sino también porque narra las hazañas de una destacada mujer del siglo XII, la reina Tamara la Grande”, destacó la directora de la Biblioteca Nacional, Elsa Barber.


(Georgia. Uno de los castillos en ruinas de Tamara la Grande).

El poema

Escrito por el poeta Shota Rustaveli, entre 1205 y 1207, fue dedicado a la Reina Tamara de Georgia, hija del Rey Jorge III, quien asumió el trono con los prejuicios que eso significaba: era la hermana mayor de la familia real, pero era mujer. Sin embargo, Tamara demostró una gran inteligencia para gobernar y su reinado fue conocido como la “Época de Oro” de Georgia.

Con casi 1670 estrofas, un patrón de rima armónico en cuatro líneas de dieciséis sílabas, esta epopeya -junto con la Biblia cristiana- le dio forma a ciertos ideales de la nación, forjando el carácter, las ideas y el estilo de vida de los georgianos. Además, su caligrafía, ilustraciones e iluminaciones, posicionó el texto como una de las obras maestras del patrimonio cultural universal.

El manuscrito más antiguo que se conserva está datado entre 1590 y 1600, ya que con las invasiones y guerras que tuvieron lugar, luego del reinado de Tamara, los escritos anteriores del poema fueron destruidos, junto con otras tantas obras.

Redactado en distintos idiomas, la traducción más antigua que se hizo al español es de 1964, a cargo de Gustavo de la Torre. Hoy, existen hasta 160 manuscritos de El caballero en la piel de tigre; varios de ellos con sus ilustraciones pintadas a mano, como en el Centro Nacional de Manuscritos de Georgia y otros museos de Georgia, Inglaterra, Francia y Rusia.

Una epopeya con influencia

Sophia Vekua, consejera de la Embajada de Georgia en Argentina, responde sobre la influencia de El caballero de la piel de tigre y el valor que tiene la obra para la cultura.

-¿Cuál es la importancia de este manuscrito para el Estado de Georgia?

-El Caballero en la Piel de Tigre es la obra más famosa de la literatura georgiana, escrita en verso en idioma georgiano, dentro de la cultura del Renacimiento y de la “Edad de Oro” de Georgia. Es decir, es el libro nacional de los georgianos, como lo es El Gaucho Martín Fierro para los argentinos. El poema era transmitido de una generación a la otra, a través de la enseñanza oral. Incluso hasta hoy en día, hay mucha gente que sabe las 1670 estrofas de memoria. Además, tiene unas exquisitas ilustraciones pintadas a mano, que usualmente eran hechas por órdenes de príncipes o gobernantes como el regalo grandioso al pueblo, o por las familias para sus hijos. Estos manuscritos indican la riqueza de la cultura georgiana, de un país pequeño con una gran historia y cultura, que cuentan muchos aspectos del desarrollo de la vida, como tendencias educativas, pensamiento artístico y cultura material.

-¿Qué narra la epopeya?

-La historia del poema se desarrolla en diferentes partes del mundo. Empieza en el Reino de Arabia, donde el rey, sin hijos varones, corona a su hija heredera, Tinatín, y empiezan a reinar conjuntamente. Durante la celebración, se encuentran con un hombre salvaje, envuelto en la piel de tigre, un extranjero, que ignora las demandas de los escuderos del Rey para identificarse. Él los mata y luego desaparece. El viejo rey se desespera y ordena buscarlo. La Reina Tinatín lo hace también a su más notable caballero, Avtandil, para que lo busque por cielo y tierra. Finalmente, encuentra al caballero de la piel de tigre, quien aparece como un caballero enloquecido por el amor perdido. El resto del poema, con su abundante riqueza de episodios, variedad de personajes y conversaciones filosóficas, se desarrolla en la búsqueda de ese amor, por estos dos caballeros que, luego de ese encuentro, se convirtieron en grandes amigos. La epopeya, entonces, narra las historias de caballería, amor cortés, amistad, generosidad y valentía del ser humano, que se distingue por la inteligencia, la capacidad de sentir, alta moral y sentido del propósito.

-¿Quién es el caballero en la piel de tigre?

-Tariel, el Príncipe de la India, enloquecido por el amor perdido. El Rey hindú crió a Tariel como a su propio hijo, ya que tampoco tenía hijos varones. Tariel estaba enamorado de Nestán, la hija heredera, pero su padre decidió casarla con el príncipe de Jorasán. Tariel lo asesinó cuando vino a casarse con ella. Por el estricto castigo del rey, Nestán desaparece sin dejar rastros, y Tariel, desesperado por muchos años de búsqueda fracasada, se refugia en el bosque salvaje. Allí es cuando se encuentra con Avtandil, el caballero de Arabia, que le ayuda a encontrar y rescatar al amor de su vida.

-Se sabe que Shota Rustaveli le dedicó la epopeya a la reina Tamara. ¿Existía algún tipo de relación?

-Por lo poco que se sabe sobre Rustaveli, él era un aristócrata, gran viajero y el tesorero de la reina Tamara. Lo que conocemos del prólogo al poema es que él la amó con pasión y sin esperanza. Se cree que Rustaveli describe la describe en esta epopeya, a través de las dos personajes principales: Tinatín, “aquella que conduce los ejércitos”, y Nestán, “el símbolo del sol”: ambas herederas de los reyes, sin hijos varones.

-¿Qué podría mencionar acerca de las ilustraciones e iluminaciones del texto?
-Por la importancia que el poema tiene en la cultura georgiana, no debería ser sorprendente la variedad de los artistas que han ilustrado el Caballero en la piel de tigre, en diferentes épocas. Lo que se expone en la Biblioteca Nacional Mariano Moreno es una gota de todo un océano, pero son las ilustraciones más antiguas y más conocidas, las que ve cualquier georgiano y reconoce. La mayoría de esas ilustraciones fueron pintadas con materiales preciosos, incluso con oro. Hasta hoy en día, El caballero en la piel de tigre sigue inspirando a los artistas en todo el país. Algunas de las últimas obras más famosas son las de la artista contemporánea, Rusudan Petviashvili que realizó en 2011, así como las de David Machavariani, quien convirtió al poema en una novela gráfica con más de 140 ilustraciones. Esta se va a estrenar muy pronto en Georgia.



La muestra puede visitarse de lunes a viernes de 9 a 21, y sábados y domingos de 12 a 19, en la Sala Leopoldo Lugones de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, Agüero 2502, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La entrada es libre y gratuita.