3 herramientas y 3 historias sobre gestores culturales
3 herramientas y 3 historias sobre gestores culturales

3 herramientas y 3 historias sobre gestores culturales

El Día del Gestor Cultural está dedicado a los promotores, diseñadores y realizadores de proyectos culturales de todos los ámbitos. Se celebra el 22 de octubre y se busca impulsar diversos programas y espacios de desarrollo cultural

Un gestor, un promotor, un emprendedor, un creativo, un impulsor, una persona con sensibilidad artística y deseos de cambiar el mundo, su mundo (su hábitat, su comunidad, su barrio, su ciudad), con acciones, pequeñas o grandes, que terminen en proyectos y hechos concretos: así se define y se siente un gestor cultural.

Para el diccionario, un gestor cultural "es aquel profesional que motivado por la inquietud y el interés en la cultura e independientemente del área de conocimiento de su formación académica, opta por dedicarse a promover, incentivar, diseñar y realizar proyectos culturales desde cualquier ámbito”.

Desde el Ministerio de Cultura de la Nación, se impulsan diversos programas y espacios que buscan convertirse en una plataforma para aquellos gestores y emprendedores del país que trabajen en pos del desarrollo cultural, cada uno desde sus diferentes lugares y espacios.

  • Formación en Gestión Cultural Pública

    El programa contribuye a la profesionalización de los agentes culturales públicos de todo el país que se desempeñen en el ámbito nacional, provincial, municipal y/o universitario.

    Se trabaja en el marco de los desafíos contemporáneos en la formación para el desarrollo de políticas culturales, gestión, administración y comunicación cultural, con énfasis y orientación hacia la gestión cultural pública. Se espera que sea un espacio para el desarrollo de redes institucionales y de producción colaborativa de proyectos federales.

    Antonia Segovia, de la Organización Mujeres Creciendo, de Barranqueras, Chaco, es otra de las participantes activas del programa. “Desde la organización, vengo trabajando en diferentes tareas con el fin de capacitar, ayudar y prevenir la violencia de género. El equipo está constituido por promotores territoriales, promotores especializados en violencia, y profesionales, psicólogos, abogados. el objetivo es contener a niños y niñas, hijas/os de víctimas de violencia. Hacemos alianzas institucionales y trabajamos generando recursos y capacitación a las víctimas, por ejemplo talleres dictados a través de las cooperativas del programa Ellas Hacen”.

  • Promotores Culturales Comunitarios

    Con un exitoso proyecto piloto en 2016 –realizado en la Ciudad de Buenos Aires–, a través del cual participaron más de 40 jóvenes y adultos de zonas vulnerables de distintas localidades para formarse en gestión cultural comunitaria, este año comenzó un nuevo ciclo del programa Promotores Culturales Comunitarios a nivel federal. Además de la participación de CABA, se suman ocho nodos que forman parte, a su vez, de la Red de Ciudades Creativas: Mar del Plata, Ushuaia, Neuquén, San Juan, Salta, Córdoba, Santa Fe y Resistencia.

    La idea principal de este programa –que lleva adelante la Dirección Nacional de Formación Cultural del Ministerio de Cultura de la Nación– es contribuir al reconocimiento y profesionalización de los promotores culturales como líderes de transformación sociocultural, por medio de la especialización de saberes, instrumentos, experiencias y herramientas de trabajo en la gestión cultural comunitaria. Se trata de abrir puertas para los residentes de barrios vulnerables o quienes estén vinculados con la comunidad, desarrollando vocacionalmente acciones de gestión cultural o que estén participando como voluntarios. De esta forma, a partir de la propuesta de formación y capacitación, serán ellos quienes tendrán la posibilidad de diagnosticar, planificar, diseñar, producir y comunicar sus propios proyectos en cada uno de sus barrios de pertenencia, organizaciones sociales y más.

    Héctor Zeballos, de la Villa 11-14 (Bajo Flores), participó de los ciclos de formación, los cuales le permitirán seguir proyectando acciones para el proyecto de percusión que lleva adelante en el barrio desde hace tres años: “Trabajo en la villa, es un barrio muy grande, por mi cuenta, con instrumentos prestados”. “Ser parte del programa nos ayudó a entender muchas cosas, yo quiero presentar un proyecto que nos permita comprar nuestros propios tambores y tener un propio espacio”. “Hay muchos pibes en el barrio que son muy buenos para la música pero no se les da la oportunidad, me gustaría poder ayudarlos a través de este proyecto”.

  • Puntos de Cultura

    Es un programa emblema del Ministerio de Cultura de la Nación, creado para acompañar proyectos culturales que llevan adelante organizaciones y redes comunitarias en el territorio nacional, tomando como modelo el programa Cultura Viva que funciona en Brasil desde 2004. El programa brinda subsidios y apoyos a organizaciones sociales y colectivos culturales, con o sin personería jurídica, que desarrollen iniciativas artísticas y culturales que promuevan la inclusión social, la identidad local y la participación ciudadana. 

    Roberto Villalba, presidente del Centro Cultural Flotante Siete Corrientes, de Corrientes, compartió su experiencia con Puntos de Cultura: “Nuestro centro fue creado a partir del rescate y transformación de un antiguo y ruinoso puerto flotante sobre el río Paraná. Formar parte de Puntos de Cultura nos ayudó mucho con el proyecto que queríamos llevar adelante. Nos facilitó parte del equipamiento que necesitábamos, como aparatos de sonido, proyector, filmadora y también nos dio un poco de dinero en efectivo para gastos, que nos fue de mucha ayuda. Otra cosa interesante es que te permite conocer a los Puntos de Cultura de todo el país y abarca bastantes lugares de nuestro territorio. Gracias a eso, a los encuentros que realizan, nos fuimos conociendo entre todos e intercambiando experiencias con personas de toda la Argentina. Además, nos dio visibilidad a nivel nacional y más allá, porque a nosotros también nos hicieron un reportaje desde Brasil, dado que el nuestro es el único Centro Cultural flotante de Latinoamérica”.