Audiocuentos de la Nueva Narrativa Argentina
Audiocuentos de la Nueva Narrativa Argentina

Audiocuentos de la Nueva Narrativa Argentina

Entrevistas
Producido por Una Brecha, audiocuento.com.ar presenta su cuarta antología de cuentos para escuchar, aprender y compartir.

La productora cultural Una Brecha, especializada en el desarrollo de proyectos artísticos, sobre todo literarios, lleva adelante desde 2016 el proyecto audiocuento.com.ar junto a Mecenazgo y Grupo Heterónimos. 

En esta edición se presentan textos de Santiago Craig, Márgara Averbach, Sebastián Chilano, Leticia Martin, Damián Huergo, Vanina Colagiovanni, Hernán Pueyrredon, Alejandro Conrad, Mauro De Angelis, Pablo Dema, Marcela Aidenbaum, Cecilia Alemano, Branco Troiano, Agustín Zalazar, Andrea Arismendi, Gustavo Di Pace, Pablo Mourier, Beatriz Eloísa Muglia, Carmen Nani, Virginia Feinmann, Verónica Inés Halperín, Pablo Laborde, Pablo Pedroso, María Graciana Petrone y Diego Rodríguez Reis, todos seleccionados por Esther Cross, Diego Tomasi y Ginés Cutillas, mediante una convocatoria en la que se recibieron más de 1800 textos. 

 

Sus creadores, Nicolás Hochman y Jonatan Di Rocca, comparten en detalle cómo se trabaja en un proyecto para todas las edades.

 

-¿Cuándo surge el proyecto y cuál era su objetivo en sus comienzos?

-La primera edición fue en 2016, pero empezamos a investigar en 2014, cuando nos dimos cuenta de que había un gran vacío en todo lo que tenía que ver con nueva narrativa argentina en formato audio. Todo lo que había de audiocuentos estaba enfocado en clásicos, o por lo menos no en autores jóvenes. Y entonces quisimos empezar a trabajar con eso, pensando en un target de personas no videntes o con problemas de visión. Cuando lanzamos el producto se nos fue de las manos, felizmente, con más de quinientas mil visitas los primeros meses, con un público absolutamente variado.

 

-¿A qué edades está dirigido?

-A cualquiera. El hecho de que sea gratuito hace que recibamos visitas de lo más inesperadas. Una de las primeras cosas que nos sorprendió fue encontrar que el 35% de nuestros usuarios es menor de 24 años. Hay muchas escuelas y profes que nos piden el material en mp3 para poder trabajarlo con los chicos en las aulas, y eso es una de las cosas que más nos entusiasman para seguir trabajando. Es como si a este lugar común de “Los jóvenes no leen” pudiéramos contestar “Leen, pero de otra manera”.

 

 

 

-¿Pensar un audiocuento para un público con problemas de visión es lo mismo que para un público que no los tiene?

-De lo que nosotros estamos convencidos es que, si la lectura es buena, y el cuento es bueno, hay posibilidades de llegar al otro. Seguramente una persona no vidente va a tener el oído más entrenado para detectar matices, formas, detalles que se le escapen a otras personas. Pero partimos de la base de que cualquiera tiene las herramientas para concentrarse diez minutos en un cuento y disfrutar de esa experiencia.

-¿Qué temáticas podemos encontrar en los cuentos?

-Es muy variado en todo sentido. Porque la política de audiocuento.com.ar es hacer de la heterogeneidad una norma, y que se note. Y me parece que eso aparece presente en muchos niveles: en la variedad de estilos, de temas, de procedencias. Hay escritores consagrados, emergentes e inéditos. Hay lectores que son locutores, actores o músicos, pero también otros que no tienen nada que ver con el oficio de la palabra, y que sin embargo leen espectacular. Hay ilustradores que se dedican a eso y otros que despuntan el vicio. Con esa mezcolanza nosotros nos sentimos muy a gusto, porque refleja algo del panorama desparejo y mutante de la literatura (y el arte, y la cultura en general) de Argentina y América Latina. Entonces tenés cuentos que hablan de feminismo, como el de Claudia Piñeiro; o de ciencia Ficción, como el de Marcelo Figueras; o que te cuentan de una historia de amor, como el de Pablo Colacrai.

 


Julieta Malatesta, ilustradora en audiocuento.com.ar

 

-¿Cómo se realiza la selección de autores?

-En la primera edición los elegimos nosotros, directamente. A partir de la segunda empezamos a hacer una convocatoria pública y abierta para que cualquiera pudiera enviar sus cuentos. En la última, por ejemplo, llegaron más de mil ochocientas obras. Todos esos cuentos los lee un comité de lectores, que selecciona a los finalistas, que son leídos por el jurado que convocamos cada año, que siempre son autores que ya participaron antes. En los de esta cuarta edición, por ejemplo, fueron Esther Cross, Diego Tomasi y Ginés Cutillas, de España. Al margen de eso, convocamos directamente a autores que nos gustan mucho de otras partes. En la tercera edición fueron cinco españoles, y ahora cinco autores mexicanos (Fabio Morábito, Juan Villoro, Guadalupe Nettel, Margo Glantz y Daniel Saldaña París).

-¿Hay una convocatoria de lectores e ilustradores? ¿Cómo funciona esto?

-Funciona parecido. Luego de la convocatoria de los cuentos lanzamos siempre otra para lectores e ilustradores, donde pedimos que nos manden una muestra de lo que hacen. Una lectura (de lo que sea) y un portfolio, en cada caso. Y, en base a eso, seleccionamos quiénes son los que nos van a acompañar cada año. También convocamos a personas que nos gustaría que estén. Lectores como Ricardo Tapia (de La Mississippi), Dalia Gutmann, Juan Di Natale, Nico Artusi, Flavia Pittella o Reynaldo Sietecase, o ilustradores como Rep, Estrellita Caracol, Juan Amadeo, Leticia Paolantonio o Virginia Piñón. Son un montón. Entre escritores, lectores e ilustradores hay casi doscientas personas involucradas.

 

 

Ilustración de María José Pita del cuento El carnero del rey, de Fabio Morábito, leído por Allan Lell. Fuente: audiocuento.com.ar

 

-¿Cómo es el proceso de construcción de un audiocuento, qué elementos artísticos intervienen, qué universos imaginarios habilita el cuento sonoro?

-En el caso de audiocuento.com.ar nos gusta pensarlo como algo de tres patas, donde el texto, la lectura y la imagen se complementan, y a veces se modifican. Porque una lectura en voz alta siempre es distinta a la silenciosa, como siempre es distinto encontrar un cuento leído por su autor a que cuando no es él quien le pone voz. El audiocuento permite un margen de acción más grande, porque podemos escucharlo mientras hacemos otra cosa, algo que no suele ocurrir con la lectura. Entonces ahí cambia todo, porque no solamente se habilitan otros modos de darle sentido a eso que se escucha, sino que el cuento tiene que competir contra otras distracciones.

 

 

 

-¿Los audiolibros ya son un género en sí mismo?

-En realidad a nosotros nos gusta rastrear esto mucho más atrás, porque el audiolibro, como formato, técnicamente hablando, es algo bastante reciente. Pero preferimos pensar que en realidad los audiolibros no son otra cosa que el retorno a dos orígenes de la literatura. Uno persona, subjetivo, parte de la historia de cada uno, que tiene que ver con cada uno, de chico, escuchando cuentos de boca de su mamá o su papá, o sus abuelos, antes de irse a dormir. Y el otro origen, que es más bien universal, está en los relatos que se daban alrededor del fogón, cuando en la época de las cavernas alguien contaba una historia y los demás escuchaban. La Ilíada y La Odisea son eso mismo: relatos orales, que pasaban de boca en boca, de generación en generación. Eso es la literatura oral, y a eso apuntamos con este proyecto: a continuar con algo que no tiene nada de nuevo, pero que sí va cambiando de formas.

 

Branco Troiano, autor del cuento "Mi padrino", ilustrado por Joaquín Paolantonio y leído por Jorge Carballo en audiocuento.com.ar.

 

-¿Cuáles son las expectativas en el lanzamiento de esta cuarta antología?

-Que llegue a mucha gente. Que todo el que quiera leer, escuchar o mirar buena literatura que se está produciendo hoy en Argentina (Y México, y España) pueda hacerlo. Es gratis, es fácil y se puede hacer mientras caminamos, estamos en el auto o el colectivo, cuando nos estamos por ir a dormir, cuando sea.

 


Fuente:educ.ar

Audiocuento - web oficial

 

Imágenes cedidas por Una Brecha. Portada: Logo aplicación audiocuento.com.ar