¿Qué significa Qhapaq Ñan y por qué atraviesa Argentina?
¿Qué significa Qhapaq Ñan y por qué atraviesa Argentina?

¿Qué significa Qhapaq Ñan y por qué atraviesa Argentina?

Nació durante el Imperio Inca y hay un proyecto plurinacional para revalorizarlo; en Argentina, la longitud total de los tramos es de 119 km, dividido en 13 segmentos de camino distribuidos en siete provincias y 32 sitios arqueológicos asociados
Otros artículos que te pueden interesar
Fotografías sobre el Qhapaq Ñan
La exposición podrá visitarse de lunes a viernes de 13 a 17.30, con entrada gratuita.

¿Qué significa Qhapaq Ñan y qué se entiende por Sistema vial andino?

Qhapaq Ñan en quechua significa “camino principal” y se extiende a lo largo de una de las zonas geográficas más extremas del mundo, que fue usada durante varios siglos por caravanas, viajeros, mensajeros, ejércitos y grupos poblacionales que alcanzaban las 40 mil personas. Recorrerlo permite conocer la línea vital del Tawantinsuyu -Imperio Inca-, que conectaba ciudades y centros de producción y de culto a lo largo de grandes distancias. De este modo, ciudades, pueblos y áreas rurales fueron integrados en una misma traza vial. Muchas comunidades locales actúan como guardianes y custodios tradicionales de los segmentos de este camino y continúan salvaguardando las tradiciones culturales inmateriales relacionadas, incluyendo el idioma.

El Programa Qhapaq Ñan es un proyecto plurinacional. Tiene como objetivo implementar actividades de investigación, recuperación, puesta en valor y promoción del sistema vial andino, que tiene más de dos mil años de antigüedad, y fue consolidado por el imperio incaico durante el siglo XV.

En Argentina, el camino ingresa desde Bolivia por el pequeño poblado de Calahoyo (en la Puna) y atraviesa desiertos, valles y montañas uniendo los territorios que hoy componen las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan y Mendoza; todas trabajan en conjunto bajo la coordinación técnica del INAPL.

Como consecuencia de este trabajo, en junio de 2014 fue inscripto en la lista de Patrimonio Mundial por el Centro de Patrimonio Mundial de UNESCO, bajo la categoría de “bien transnacional seriado” y en calidad de Itinerario Cultural. En nuestro país, la longitud total de los tramos de camino nominados es de 118,527 km (13 segmentos de camino en las siete provincias) y 32 sitios arqueológicos asociados.

El Sistema Vial Andino mantiene sus funciones originales de integración, comunicación, intercambio y flujo de bienes y conocimientos, y a pesar de las formas actuales de comercio moderno y los cambios sociales, conserva su relevancia e importancia a través de los siglos, así como un rol de referencia cultural que contribuye a reforzar la identidad dentro del mundo andino.

¿Qué es la secretaría pro-tempore?

Argentina es sede de la Secretaría Pro-Tempore del proyecto plurinacional Qhapaq Ñan. En 2015, fue establecido que la sede rotaría entre los seis países: Argentina, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Chile, ordenados alfabéticamente y comenzando por Perú, que acaba de hacer entrega de la misma a nuestro país. La coordinación está a cargo de la Dirección Nacional de Bienes y Sitios Culturales.

El ámbito internacional del Sistema es representado por el Comité Internacional del Qhapaq Ñan, que está formado por los responsables nacionales del bien, por los puntos focales en los Ministerios de Relaciones Exteriores de cada uno de los seis Estados Parte y por los Delegados Permanentes de los países del Qhapaq Ñan ante la UNESCO.

Esta Secretaría cumple el rol de coordinar las acciones de las seis secretarías técnicas y contará con el apoyo del Secretario Técnico de un segundo país, para llevar a cabo el trabajo regular y de consulta, y le sustituirá en la responsabilidad al finalizar el período de su designación. El objetivo principal es dar continuidad a los procesos, mantener la información compartida y contar con apoyo para consulta y gestión en el desarrollo de las actividades.

En el traspaso de la sede, el asesor Américo Castilla, quien en el momento en que se iniciaron las negociaciones estaba a cargo de la Secretaría de Patrimonio, agradeció al país andino: “La tarea que ha hecho el Perú, no solo al comienzo de este proyecto si no continuamente,  nos ha estimulado a todos los países a trabajar en conjunto”.

Durante el traspaso se encontraron presentes también la Directora del Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano, Leonor Acuña; la asesora del INAPL, Victoria Sosa; en representación de la Cancillería Argentina, Andrea Repetti y la Secretaria Técnica Saliente del Qhapaq Ñan, Diana Rolandi.