Alfredo Palacios, el primer diputado socialista electo en América Latina
Alfredo Palacios, el primer diputado socialista electo en América Latina

Alfredo Palacios, el primer diputado socialista electo en América Latina

Historia
Efemérides
Líder socialista, legislador, escritor y abogado, Alfredo Lorenzo Palacios fue uno de los fundadores del partido Socialista. En 1902 fue electo para la legislatura de Buenos Aires y dos años después fue el primer diputado socialista para el Congreso Nacional, por la Capital Federal. A 55 años de su muerte, repasamos algunos de sus principales aportes a la política argentina.
Otros artículos que te pueden interesar
Hace 126 años nacía "La Vanguardia", el periódico más destacado del socialismo argentino
Juan B. Justo y un grupo de militantes creaban el mayor órgano de difusión del Partido Socialista Obrero Argentino.

La leyenda "Abogado. Atiende gratis a los pobres" flameó como un estandarte en la puerta de la casa que alquilaba en el barrio porteño de Palermo. Alfredo Lorenzo Palacios murió un 20 de abril de 1965, sin poseer ninguna propiedad privada a su nombre y diez días antes de terminar su mandato como legislador, tarea que ejerció durante sesenta años. Meses previos había presentado ante la Cámara Baja más de ochenta acciones parlamentarias motivadas por los mismos principios que rigieron toda su vida política: garantizar los derechos civiles y políticos de los más humildes en una época en la que estos aún no estaban consagrados.

Alfredo L. Palacios nació en Buenos Aires el 10 de agosto de 1878. Fue uno de los 19 hijos que tuvo su padre, Aurelio José Florencio Palacios Bustamante, un político uruguayo de renombre. Sin embargo es a su madre, Ana Ramón Beltrán, a quién Alfredo reconoce como mentora de las ideas socialistas que madurarían en él años después.

"En el socialismo me inició mi madre a los 11 años. Ella puso en mis manos el Nuevo Testamento, con el sermón de la montaña, y llegó a apasionarme la figura de Jesús. Luego hice mías las palabras del doctor Juan B. Justo, fundador del Partido Socialista que decía: 'Socialismo es la lucha en defensa y por la elevación del pueblo trabajador que, guiado por la ciencia, tiende a realizar una libre e inteligente sociedad humana basada sobre la propiedad colectiva de los medios de producción, o sea la tierra, las máquinas, los medios de transporte'", narró Palacios.

A medida que iba creciendo, Alfredo se fue alejando de los santos evangelios, probó sus dotes como periodista, como orador elocuente y se recibíó de abogado en la Universidad de Buenos Aires (UBA). El 11 de marzo de 1904, con 24 años y con sus bigotes crecidos apuntando al cielo, Alfredo fue elegido por la cuarta circunscripción electoral como diputado por Buenos Aires. Los obreros de La Boca parieron al primer diputado socialista del país y del continente americano.

Como un innato animal político, Alfredo L. Palacios estuvo involucrado en todos los episodios clave que sucedieron en el país: apoyó la reforma universitaria de 1918, se pronunció con firmeza frente a la intromisión estadounidense en América Latina, bregó por la soberanía de las Islas Malvinas. Participó en diferentes fracciones dentro del Partido Socialista, fue expulsado y vuelto a incorporar. Amante de la esgrima, intentó batirse a duelo con varios opositores cuando las palabras no alcanzaron para lograr acuerdos. Denunció la malversación de fondos públicos en la construcción del Congreso de la Nación como en la compra de tierras de El Palomar para el ejército. Fue baleado, encarcelado, exliado, liberado y siempre volvió a ejercer la política como una disciplina moral.

Las leyes e iniciativas más importantes promovidas por Alfredo L. Palacios

En su rol de diputado y senador, Alfredo Palacios fue pionero en promover leyes que fueron ejemplo en el mundo entero. No claudicó en presentar infinidad de veces proyectos de ley a la espera de llegar al cuórum. Como una paradoja, varios de los proyectos que presentó durante sus distintos períodos legislativos, y que apuntaron a garantizar una amplitud de derechos a las clases trabajadoras, fueron concretados años más tarde durante las presidencias de Juan Domingo Perón, con quién Palacios mantuvo una enemistad irreconciliable.

En lo que respecta a los derechos de las mujeres, el movimiento feminista de principios de siglo promovió numerosas iniciativas que encontraron en Alfredo Palacios un vocero para llevar al recinto sus principales demandas. A continuación algunos ejemplos:

  • Reglamentación del trabajo de las mujeres y los menores: el 14 de octubre de 1907 se sancionó la Ley 5.291 que planteó la protección del trabajo de las mujeres y los niños, contemplando por primera vez la situación laboral de miles de chicos y mujeres que eran explotados en las fábricas.
  • Voto femenino: en 1913, Palacios es el autor del primer proyecto de ley que intentó conseguir el derecho de voto de las mujeres por medio de la modificación del Código Civil. La iniciativa no consiguió respaldo en ese momento. En 1915, Palacios volvió a insistir con el proyecto pero otra vez tropezó con el rechazo de sus pares. La Ley 13.010, que garantizó el derecho al voto de las mujeres, fue sancionada por unanimidad en la Cámara de Diputados el 9 de septiembre de 1947, durante la presidencia de Juan Domingo Perón. Cuatro años después, el 11 de noviembre de 1951, por primera vez en la historia argentina más de 3.500.000 mujeres ejercían su derecho al sufragio en elecciones nacionales.
  • Trata de personas: en 1907 presentó un proyecto sobre la represión del delito de la "trata de blancas". En ese momento no consiguió el respaldo de los miembros de la Cámara Baja, sin embargo, insistió con su iniciativa hasta que en 1913 logró que la mayoría de sus colegas diputados votasen a favor. Ley 9.143 amplió las penas a la explotación sexual en el país (que diez años antes había establecido la Ley 4.189) a los proxenetas que explotaran a personas mayores de edad, y extendió las penas de hasta 15 años de prisión para las personas que explotaran sexualmente a menores de 12 años. El Reglamento de Prostíbulos de Buenos Aires, de enero de 1875, disponía: "No podrá haber en los prostíbulos mujeres menores de 18 años, salvo que se hubieren entregado a la prostitución con anterioridad". El proyecto, que finalmente se convirtió en ley, se constituyó en la primera legislación en el mundo que protege a las víctimas de explotación sexual y penaliza los responsables.
  • Divorcio vincular: en 1907, por medio de la modificación de la Ley del Matrimonio Civil, planteó el establecimiento del divorcio vincular. En primera instancia, la iniciativa no consiguió la adhesión de los diputados y recién varias décadas después, en 1954, el divorcio vincular entraría en vigencia en el país con la sanción de la Ley 14.394, que lo incluyó en su artículo 31, pero sólo por dos años, ya que fue derogado por el golpe de Estado de 1955. En el año 1987, con la sanción de la Ley 23.515, la Cámara de Diputados de la Nación restituyó este derecho.
  • Descanso dominical: la Ley 4.661 fue promulgada en septiembre de 1905, y estableció que, en Capital Federal, el descanso de los trabajadores se debía aplicar el día domingo.
  • Jornada laboral de 8 horas: en 1906, Palacios presentó ante la Cámara Baja un proyecto de ley que pretendió conquistar la jornada laboral de 8 horas. Esta reglamentación recién entraría en vigencia en el país el 12 de septiembre de 1929 con la sanción de la Ley 11.544.
  • "La ley de la silla": en 1907 se sancionó la Ley 12.205, cual obligó a los patrones a disponer de una silla para el descanso de los empleados de comercio. Esta ley se constituyó en una ley pionera en el país en materia de derechos laborales.
  • Ley de Residencia: durante su primer mandato como diputado, en 1904, presentó un proyecto de ley para la derogación de la Ley de Residencia 4.144 (que permitía la expulsión -sin juicio previo- de los extranjeros que perturbaran el orden público, la deportación y el encarcelamiento de líderes sociales y obreros). Tras un largo proceso, finalmente en 1915 se derogó.
  • Abolición de la pena de muerte: si bien el proyecto fue presentado en 1906, esta iniciativa recién conseguiría el respaldo del Congreso en 1922, cuando se deroga el Código Penal de 1883. Las últimas ejecuciones realizadas en el país ocurrieron en Buenos Aires el 22 de julio de 1916.
  • Indemización: en 1908 impulsó ante la Cámara un proyecto que establecía el derecho de indemnización de los trabajadores en el caso de sufrir accidentes laborales. La Ley 9.688 ve la luz en octubre de 1915.
  • Jubilacion docente: en 1912 se sancionó la Ley 9.051, que fijó el sueldo y consagró el derecho a la jubilación del magisterio.
  • Embargo salarial: siendo diputado, en 1914 promovió la Ley 9.511 sobre la inembargabilidad de los sueldos, las jubilaciones y pensiones que no excedieran determinado importe. 
  • Salario vital mínimo: durante su último mandato como senador de la Nación, en 1963, presentó un proyecto ejemplo que se convirtió en la Ley 16.459 el 10 de junio de 1964. Allī estableció que debía regir "en todo el territorio de la República, para todos los empleados y los obreros públicos, de la industria, el comercio, la agricultura, la ganadería, el servicio doméstico y toda forma de trabajo subordinado". Además estipuló que el salario vital mínimo debía garantizar al trabajador y a su familia la alimentación adecuada, una vivienda higiénica, vestido digno, asistencia sanitaria, educación, esparcimiento, seguro y previsión.
  • Prohibición de despidos: durante su segundo mandato como senador, en 1937, elaboró un proyecto que prohibió el despido de las empleadas de las empresas concesionarias de servicios públicos al momento que contrajeran matrimonio.
  • Derechos a licencias antes y después del parto: en 1938 presentó un proyecto con el que se obtuvo el derecho de licencia de las empleadas y las obreras del Estado antes y después del parto.
  • Fondos de Desocupación: en 1932 logró la creación de una Comisión de Fondos de Desocupación. Además presentó un plan para establecer la adecuación de la legislación argentina sobre el trabajo a las disposiciones de las Convenciones de Washington y Génova.

Durante ese período como senador también impulsó la creación del Departamento Nacional de Maternidad e Higiene Infantil; la habilitación de una Caja de Fomento a la Natalidad; la construcción de escuelas primarias en zonas rurales del país. La creación de una Caja de Protección a la Familia Argentina, la habilitación de la Dirección Nacional de Salud Pública y Asistencia Social, la creación del Instituto Nacional de la Vivienda y el establecimiento de pensiones a la vejez.

Entre 1963 y 1965, Alfredo Palacios ocupó por ultima vez una banca como diputado nacional por la Capital Federal. Su último proyecto presentado fue la creación del Instituto Nacional de Investigaciones Pediátricas. Esta iniciativa parlamentaria se convirtió en ley en diciembre de 1964.

 
Fuente: Archivo de la Honorable Cámara de Diputados de la Nación/ Oddone, J."Historia del socialismo argentino"/