Un país, muchas tradiciones: así se celebra el carnaval en las distintas regiones de la Argentina
Un país, muchas tradiciones: así se celebra el carnaval en las distintas regiones de la Argentina

Un país, muchas tradiciones: así se celebra el carnaval en las distintas regiones de la Argentina

Verano
Aunque en el Litoral y el Norte del país están los más importantes y visibles, los carnavales de Córdoba, San Juan y La Rioja, entre otras provincias, también aportan sus costumbres
Otros artículos que te pueden interesar
Estas son las fiestas populares que podés disfrutar la segunda quincena de febrero
Buscá en el mapa que celebración tenés cerca para vivir el verano de una manera diferente

Corrientes

Es la provincia con más historia de carnaval. Para el correntino, no es solo un hecho artístico, es una forma de sentir. La ciudad de Corrientes, Capital Nacional del Carnaval, tuvo dos etapas claramente diferenciadas en sus características y modos de expresión popular: el Carnaval de los Barrios y el Carnaval de las comparsas, cuyas primeras manifestaciones se produjeron en 1961. La música es pieza clave, cada agrupación tiene su himno y sus orquestas (escuelas de samba) logran tanta popularidad como sus bailarines. Actualmente, se concentra toda la atención en las principales comparsas provinciales, las eternas rivales Sapucay y Ará Berá, el Boca-River que viven los correntinos una vez al año.

Entre Ríos

Quizás sus carnavales no son tan estruendosos como los de sus vecinos de Corrientes. Sin embargo, lo que no se ve en la vestimenta (se asocian más a los carnavales de Brasil), se vivencia en la alegría y el turismo que convoca esta provincia para esta celebración. Por su cercanía con la ciudad de Buenos Aires, Entre Ríos se apropia del trono de “Carnaval del País” y su visibilidad es superior a cualquiera de sus competidoras. Las ciudades que más celebran el carnaval, aparte de Gualeguaychú, son La Paz, Concordia, Gualeguay, Concepción del Uruguay, Hasenkamp, Victoria y Santa Elena. Cada agrupación, comparsa o murga se prepara durante todo el año, y esto se manifiesta en las calles de cada ciudad durante los últimos días de diciembre (previo al inicio del carnaval) cuando las levitas, la percusión y los colores comienzan a aparecer en distintas circunstancias de la vida diaria.

Chaco

Influenciados, quizás, por sus vecinas (Corrientes y Entre Ríos), la provincia del Chaco se caracteriza por tener unos carnavales muy vistosos y populares. Dos ciudades se disputan el título de “Capital del Carnaval Chaqueño”: Villa Ángela (tercera ciudad en importancia, ubicada al sudoeste de la provincia) y General San Martín (antes llamada El Zapallar, a cuarenta kilómetros de la ciudad capital). En estas localidades, además de otras de menor población, se celebran durante el mes de febrero corsos todos los fines de semana, donde se destacan el trabajo y pomposidad de su vestuario como las escuelas de samba que musicalizan el paso de cada una de las comparsas.

Norte

Los carnavales del norte argentino se originan en la selva tropical de la provincia de Jujuy y Salta y desde ahí se fueron extendido a diferentes ciudades de la región. El de Jujuy es considerado el más popular, ya que toma las características propias de la idiosincracia local. Los más conocidos son el de los pueblos de la Puna o la Quebrada. Éste último tomó las características de la cultura española mezcladas con la de la cultura indígena, quienes lo festejan todos los años. En esta celebración se produce la liberación casi desenfrenada del hombre para manifestar así su rebelión frente a los esquemas sociales establecidos, a los privilegios, a las normas morales y a la sumisión ante el poderoso. La figura que representa al carnaval es el diablo, pues él permite desprenderse de los aspectos negativos que estuvieron reprimidos durante todo el año. La música andina, la música popular, el folklore y las sonoridades autóctonas son las que predominan en estos festejos tan caros a la población norteña.

San Juan

El carnaval es una festividad de mucho arraigo en esta provincia. Desde los tiempos coloniales, los sanjuaninos viven esta festividad a través de “mascaradas” y murgas en las calles, así como de la costumbre de “chayar” (se trata de jugar al carnaval con harina, agua y pinturas en algunos casos). Es habitual que en los barrios, los vecinos se reúnan en casas para hacer sus propias fiestas con “chaya” incluída. El más popular es el caranaval de Chimbas que este año se realiza el 26 y 27 febrero y el 3 y 4 de marzo.

La Rioja

El carnaval en esta provincia toma el nombre de Chaya. Es la fiesta de desborde en la cual se rompen todas las ataduras que el mismo hombre se ha impuesto. La gente bebe, come, baila y se libera más de lo que acostumbra a hacer en su vida cotidiana. Sobrevuela la idea de que son tres días de liberación de los instintos. Los carnavales más característicos y populares se dan cita en la localidad de Chilecito.

Ciudad de Buenos Aires

Con murgas, comparsas y mucho color, los corsos porteños ganan las calles de algunos barrios con tradición carnavalera, como San Telmo, La Boca y Boedo. Los fines de semana, se cortan las principales arterias de estas comunas para dar paso a las comparsas y agrupaciones participantes. Son gratuitos y de carácter familiar. Bailan, desde los más pequeños hasta adultos mayores.

Córdoba

La provincia mediterránea no se queda atrás y, aprovechando la temporada turística, ofrece en diferentes puntos de “La Docta” fiestas y celebraciones de carnaval para todos los gustos y bolsillos. Este festejo popular, que transcurre los tres días anteriores al miércoles de ceniza, contará este año con un gran despliegue. Corsos, murgas, carrozas, desfiles y shows musicales serán los protagonistas, en más de 25 las localidades que celebrarán, cada una, con su toque de identidad. Traslasierra, Calamuchita, Sierras del Sur, Sierra Chica, Norte y Ciudad de Córdoba son algunas de las regiones que albergarán, en esta edición, a los carnavales del centro del país.