acción

Que nadie quede afuera

Facilita el acceso a la cultura y a las prácticas culturales de personas con necesidades especiales

El programa Que nadie quede afuera se desarrolla desde 2004 en distintas localidades del interior del país con el propósito central de facilitar, a personas con necesidades especiales, el acceso a la cultura y a la práctica cultural, desarrollando y perfeccionando diversas capacidades creativas.

Se trata de una iniciativa orientada a acercar formas de expresión, lenguaje y comunicación, a toda persona con capacidades diferentes, estableciendo así un lazo social, no solo con sus pares, sino también con el resto de la comunidad.

Su implementación está en manos de un equipo interdisciplinario de profesionales del ámbito de la salud, la educación y las artes, con gran experiencia en el trabajo sobre capacidades especiales y salud mental, que tienen a su cargo la programación de actividades artísticas y la coordinación con distintas instituciones que agrupan o prestan asistencia a personas con necesidades especiales, para que puedan concurrir con el correspondiente acompañamiento terapéutico a conciertos o ensayos de diferentes estilos musicales (música académica, folklórica, ciudadana, etc.) y hacerlos participar de otros didácticos, como los dependientes del Ministerio de Cultura de la Nación (Ballet Folklórico Nacional, Banda Sinfónica de Ciegos, Coro Polifónico Nacional, Orquesta Sinfónica Nacional, Orquesta Nacional de Música Argentina “Juan de Dios Filiberto”) u otras instituciones públicas y privadas.

Que nadie quede afuera, además, implementa distintos talleres artísticos para vehiculizar la potencialización de los talentos y el acrecentamiento de las capacidades. Estos talleres están destinados a todo público con capacidades especiales de distintas edades, con el fin de promover el desarrollo del aspecto artístico más amplio del individuo, fomentando la expresión a través del cuerpo, del sonido, del movimiento, de la actividad plástica y el juego.