acción

Programa Social de Orquestas y Bandas Infantiles y Juveniles

El programa se inicia en 2004 y ya cuenta con presencia en 15 provincias y la participación de 2.500 niños y 300 docentes músicos.
Programa Social de Orquestas y Bandas Infantiles y Juveniles

Impulsado por el Ministerio de Cultura de la Nación, el Programa Social de Orquestas y Bandas Infantiles y Juveniles tiene como fin favorecer la integración sociocultural de niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad, mediante la formación de orquestas infantiles y juveniles, orientadas a favorecer el desarrollo de las capacidades creativas y el acceso a los bienes culturales.

Promueve y coordina asimismo jornadas de capacitación instrumental, orquestal, y encuentros regionales y nacionales, a la vez que provee de instrumentos, material musical y asesoramiento integral en la conformación de la orquesta. Se trata de un proyecto esencialmente comunitario que involucra directamente a niños y jóvenes, fomentando su desarrollo integral a través de la sensibilidad y la tarea solidaria, beneficiando indirectamente a las familias y al medio social que integran.

Desde sus inicios en 2004, el Programa ha conformado una red en gran parte del territorio nacional de la que participan 2500 niños y 300 docentes músicos, aproximadamente. Está compuesto por 34 orquestas y bandas con presencia en Buenos Aires, Chaco, Chubut, Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, Neuquén, Río Negro, Salta, Santa Cruz, Santa Fe y San Juan.

Sus objetivos específicos son:

  • Fomentar la cultura musical en el seno de las comunidades locales.
  • Estimular el entrenamiento en la expresión y en la ejecución colectiva a niños y jóvenes instrumentistas, a fin de promover la inclusión social a través del arte.
  • Crear y desarrollar conjuntos orquestales infantiles y juveniles con fines pedagógicos y de prestación de servicios artísticos a la comunidad.
  • Apoyar y sostener a los diferentes proyectos que, siguiendo este modelo de enseñanza musical, se vienen desarrollando en nuestro país.
  • Convertir esta práctica grupal en un centro de atracción de los intereses infantiles y juveniles de la comunidad, fundamentalmente en los sectores sociales más postergados.
  • Alentar la creación de obras musicales escritas especialmente para las formaciones instrumentales; la formación de jóvenes directores de orquesta; el perfeccionamiento de los jóvenes y niños instrumentistas a través de talleres, cursos de especialistas en distintas áreas, congresos, festivales, intercambios y pasantías.
  • Promover la integración de los proyectos, generando un sistema federal de orquestas infantiles y juveniles orientado al desarrollo social de poblados y regiones donde predominen situaciones de pobreza y exclusión.
  • Desarrollar la práctica y enseñanza musical acorde con la identidad cultural propia del lugar y el vínculo de la orquesta con las distintas expresiones artístico-culturales locales y provinciales.