Volvieron los Bellos Jueves al Bellas Artes

01 de mayo de 2015

Una vez al mes, el museo propone una visita con intervenciones artísticas, música, videos y otras actividades.

El ciclo Bellos Jueves versión 2015 abrió las puertas del Museo Nacional de Bellas Artes el 30 de abril para ofrecer una visita por la institución que combinó recorridos rapeados, intervenciones y shows musicales, de los que disfrutaron cientos de personas desde las 18 y hasta cerca de la medianoche.

Una de las grandes sorpresas de esta edición de Bellos Jueves –que comenzó en 2014 y se realiza los últimos jueves de cada mes, con entrada gratuita– fueron las visitas rapeadas. En esta reapertura, el artista invitado fue Under MC, quien recorrió, con su estilo particular y de manera musical, cada una de las obras que se encuentran en la sala de Impresionismo, una de las principales del museo. Nombres como Berni o Monet, entre otros referentes del arte del período, formaron parte de esta experiencia, que se repetirá en los próximos encuentros del ciclo con otros raperos convocados.

Según explicó la directora ejecutiva del Museo Nacional de Bellas Artes, Marcela Cardillo, las visitas rapeadas "se hicieron con mucho rigor académico. El texto que rapearon los artistas fue elaborado por el Área de Extensión Educativa del museo, pero con una forma de comunicar absolutamente distinta".

En cada sala, además, hubo intervenciones y música. Wenceslada fue la primera banda que tocó entre piezas de alto valor patrimonial. Con voz casi susurrante, la artista cantó sobre bases instrumentales donde la naturaleza está siempre presente.

En la sala 14, llegaron los Guauchos, de Formosa. En formato de trío, recorrieron las canciones que le valieron el Premio Carlos Gardel al mejor nuevo artista de folklore 2014 por su disco “Pago”. Una sala colmada escuchó las letras de su autoría, que combinan elementos del rock con ritmos de chacarera, zamba y guarañas típicas del Noreste.

El cierre de la velada comenzó pasadas las 22 en la terraza del Museo, convertida en pista de baile, con la fiesta que propuso Pimentón y su mix de ritmos latinoamericanos, folklore, rock, cumbia, hip hop y distintas vertientes de la electrónica.

Cardillo se refirió al objetivo de Bellos Jueves y dijo: "Sabíamos la expectativa que había generado; el último encuentro había sido en noviembre de 2014 y mucha gente estaba esperando que arrancara la nueva edición".

"En un principio, tratamos de encontrar una dinámica para que ingresaran nuevos públicos al museo –continuó la titular del MNBA–; era una necesidad que había y que nosotros supimos aprovechar. Se logró una buena comunión con eso, y creo que tiene que ver con el éxito de Bellos Jueves".

Villa Diamante, curador musical del ciclo, adelantó lo que se viene: "Habrá muy buena música a lo largo del año, siempre siguiendo la línea de darle espacio a los artistas del underground argentino”.

“Bellos Jueves muestra que se puede cruzar el hip hop, el folklore, la música electrónica; que todo puede entrar en un museo y que el público puede disfrutar tanto de las obras como de la música", concluyó el DJ.