Música en el cierre del MICA bonaerense

29 de marzo de 2015

Cada persona ocupó un lugar. Cada espacio fue productivo. De un lado un taller, del otro, una capacitación o una charla espontánea.

Desde temprano en la mañana y hasta bien entrada la noche del sábado 28 de marzo, en el Complejo Municipal "El Patio" de Berazategui, se vivió la última jornada, de trabajo y placer, que ofreció el Mercado de Industrias Culturales Argentinas (MICA) Produce Buenos Aires, una actividad realizada por el Ministerio de Cultura de la Nación, a través de la Dirección Nacional de Industrias Culturales

"El MICA es juntarse a contar historias y aprender de las historias de los demás, más allá del aspecto comercial, de los negocios, también hay un aspecto humano, de vínculo y de admirar el trabajo. No es solo consumir, mirar o disfrutar un espectáculo sino la cuestión del oficio, de ver gente produciendo, es el encuentro", mencionó Corcho Benítez, coordinador del Centro Cultural Alternativo (CeCuAl) de Resistencia, Chaco que participó, entre otras actividades, de las rondas de vínculos, escuchando proyectos para su espacio. 

Justamente, la instancia central o el "corazón" del MICA fueron las rondas de vínculos. La propuesta -como viene desarrollándose desde el principio de los MICA en el 2011-, trata de entrevistas entre productores y oferentes culturales de todo el país. Es un espacio de oportunidad para la presentación de nuevos proyectos culturales, subsidios, financiación, recomendaciones, programas de ayudas. De modo tal, el abanico se amplía y se conoce de manera concreta la producción cultural de la región. 

Otras de las actividades del tercer y último día, fueron los talleres de Pitching, o, en otras palabras, la capacitación para una presentación breve de un proyecto cultural. Uno estuvo dirigido a los sectores de artes escénicas y música, y fue coordinado por Diego Bresler; otro, el de los sectores audiovisual y videojuegos, tuvo a Alejandro Iparraguirre como referente; y el tercero, dirigido a diseño y editorial, lo llevó adelante Iván Moiseeff. 

"Fueron cinco minutos y la sensación es como cuando te cruzás con un groso en el ascensor. Te ponés re nerviosa porque hay muchos productores y mucha gente pero me gustaron los consejos que dieron. Me orientaron para mejorar lo que tengo que resaltar, qué decir, qué no", comentó Ceci Méndez, cantante de música latinoamericana que recientemente editó su primer disco. 

Uno de los atractivos distintivos de la tarde fue la feria de productores de la región. Calzados, vestimenta, máscaras, joyas, imanes, cuadernos, artesanías, y hasta un puesto de gastronomía vegetariana se instalaron en el predio. 

"La gente, otros emprendedores, vienen a charlar, a preguntar. Es la primera que vez que participamos. Nos enteramos por las redes sociales pero habíamos estado de visitantes en el MICA Nacional -realizado en Tecnópolis en 2013-. Esta vez nos animamos y nos encanta", dijo Anabela Sabatini, detrás del stand de "Huarachas". Junto a su pareja, fabrican y diseñan calzado urbano con rafi (una tela similar al yute) "para andar" -dijo ella-. Se trata de un emprendimiento que realizan desde hace dos años y que buscan "innovar y llamar la atención", agregó. 

Llegada la noche, se armaron los sets de música. Al aire libre, con entrada gratuita, se presentó el disco del Pre MICA Buenos Aires 2012. Tocaron las bandas Gorriones Flotantes (canción), Tapeku'a (folklore), Zaino Overo (folklore de proyección) y Un Planeta (indie pop). 

"Estábamos recién arrancando con la banda, así que fue muy prematuro, no teníamos ni siquiera experiencias de grabación", contaron Gastón Le (voz y guitarra) y Germán Galarza (batería), de la banda Un Planeta. El grupo había vivido la experiencia de grabar con Andrés Mayo en el Estudio MICA, un estudio móvil que recorrió las regiones. 

El cierre brilló con Gabo Ferro que además de tocar parte de su repertorio, interpretó "Dios" de manera particular con la compañía de una intérprete de lengua de señas argentinas (LSD) y además se repartieron las canciones en braille. Se trató del resultado de un trabajo en conjunto entre el área de Cultura accesible y el área de música y que desde hace dos MICA Produce se viene realizando, vinculando letra y música, como explicó Carlos Sidoni, coordinador del área de Música junto con Fer Isella y Patricio Fili. 

Esa canción, como tantos otros proyectos, se cocinan en estos espacios donde lo que predomina es el trabajo, la buena onda, la predisposición y donde se respetan y admiran la identidad, creatividad, y el trabajo colectivo, que podrán revivirse en el próximo MICA Produce, en la región Patagonia y que continúan siendo instancias preparatorias al encuentro nacional hacia septiembre.