Varieté Cultural en la Casa Central de la Cultura Popular

13 de septiembre de 2015

La muestra se realizó con el objetivo de que los artistas del barrio pudieran mostrar su arte y acercar a los vecinos distintas actividades

El festival “Varieté Cultural”, iniciativa de los promotores socioculturales locales del programa Barrio es Cultura, se llevó a cabo el sábado 12 de septiembre en el exterior de la Casa Central de la Cultura Popular, ubicada en la Villa 21-24, con gran convocatoria de vecinos de Barracas.

La muestra se realizó con el objetivo de que los artistas del barrio pudieran mostrar su arte, promocionarse y acercar a los vecinos las distintas actividades para grandes y chicos. Jesica Giménez, promotora de la Casa, explicó: “La villa es bastante grande, por eso, somos más de 20 promotores culturales que buscamos y convocamos a los artistas locales y de otras villas, haciendo un trabajo puerta a puerta para que sean parte de esto. Queremos sacarle el brillo que tiene cada uno de los artistas en el barrio”.

La jornada comenzó con el Circo Social del Sur, que presentó su obra “Dos plazas” con baile, trapecio, tela y aros. El escenario principal, ubicado sobre la avenida Iriarte, abrió con el freestyle de Bruno Zenzei, quien comenzó a rimar a los 13 años y, a través del canto, expresa su experiencia de vida. También Jonathan Hell Mente Difusa subió al escenario y debatieron a duelo a través de la improvisación.

Luego, fue el turno del chamamé, a cargo de la pareja de baile de Moisés Vallejos y María Vargas, quienes, con vestimentas típicas, desplegaron su danza al compás de las palmas. Le siguió el rap, con Nahuel el Piola, quien interpretó dos temas, y el rock, con la banda Último Minuto.

Mientras tanto, se podía disfrutar de los espectáculos, y se realizó un taller de pintura en el que los niños pudieron transmitir, en un dibujo en tela, la consigna “qué significa la cultura para vos”. Nahir Peralta creó un mural con aerosoles, con la cara de dos personajes y la palabra “cultura” en formato de graffiti. Además, había empanadas, tortas y otras delicias preparadas por las señoras del barrio para degustar.

A continuación, bailaron “Reyes del Ritmo”, nueve parejas que participan del taller de bachata dictado por la profesora Graciela López en la Casa Central de la Cultura, que comprende alumnos de todas las edades.

Además, tuvieron sus actuaciones destacadas los grupos Fusión R, Banda Hojas y Life Time. Esta última, participante del concurso de bandas del Ministerio de Cultura, Maravillosa Música. Pablo Joel, guitarrista del grupo, expresó: “Está bueno que el Estado abra estos centros culturales en los barrios para que gente como nosotros podamos expresar libremente lo que hacemos. Ahora podemos disfrutar de los espacios que nos dan".

Cayendo la noche, Las Superpoderosas desplegaron su baile hip hop y, como cierre, se presentaron las murgas Los Compadritos y Padre Daniel de la Sierra para darle brillo y color al encuentro.

Sobre el cierre, el promotor Maximiliano Sosa destacó: “La experiencia de llevar a cabo este festival es grandiosa, ya que todo, hasta el último detalle, fue organizado con mucho esfuerzo. Sirve para mostrar que de la villa pueden salir cosas buenas y así sacar el prejuicio que se tiene”.