Una multitud presente en el encuentro chamamecero para homenajear el Gauchito Gil

09 de enero de 2014

Más de 4.000 personas asistieron el miércoles 8/1 al anfiteatro Julián Zini de la ciudad correntina de Mercedes.

Más de 4.000 personas asistieron el miércoles 8 de enero al anfiteatro Julián Zini de la ciudad correntina de Mercedes para disfrutar del mejor chamamé del país de la mano del reconocido cantautor de Loreto, Mario Bofill, el popular músico misionero Joselo Schuap y la mercedeña Mirian Asuad, como cierre de la celebración del 8 de enero del Gauchito Gil.

Durante la noche, en la que se vivió un clima festivo, popular y conmovedor, participaron con sus bailes la compañía de danzas regionales Nerea Avellana y el Ballet Municipal Ñanderapó, que realizó además una recreación de la vida del Gauchito Gil. También se presentó el grupo local Brisas Mercedeñas, ganador del Pre Cosquín, y la pareja de baile ganadora de la Fiesta Nacional del Chamamé, Milagros Sandoval y Nahuel Benítez.

El encuentro chamamecero estuvo organizado por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, a través de la Dirección Nacional de Promoción de los Derechos Culturales y Diversidad Cultural, y la Municipalidad de Mercedes, como parte de las actividades realizadas en conmemoración del más humilde de los santos populares argentinos.

Horas antes, en conferencia de prensa con medios locales y nacionales, el intendente de la localidad correntina, Víctor Cemborain, agradeció la presencia del Estado nacional. “Poder hacer este festival es muy relevante para nuestra comunidad. Vamos a seguir trabajando en conjunto con la Secretaría de Cultura de la Nación para que los mercedeños puedan acceder de forma gratuita a actividades culturales de calidad”.

Federico Escribal, director nacional de Promoción de los Derechos Culturales y Diversidad Cultural, consideró fundamental esta participación en el calendario cultural mercedeño, “como primer paso de un camino en el que seguramente construyamos una agenda cultural y artística más fortalecida, con la vocación federal que caracteriza a esta gestión”.

Desde las primeras horas del día, una multitud de peregrinos que llegaron desde distintas partes del país se reunieron en Mercedes para asistir a la misa conmemorativa de Antonio Gil y acompañar su característica cruz roja en procesión a caballo, a caminata y en vehículos hasta el oratorio principal del Gauchito Gil, ubicado a ocho kilómetros de la ciudad sobre la Ruta Nacional 123, donde se dice fue asesinado.