Un encuentro de músicos que dejó huella

27 de abril de 2015

Más de quince artistas participaron de la tercera edición en San Juan.

El tercer encuentro de “Huella argentina” se realizó del 24 al 26 de abril en Pocito, provincia de San Juan, con la participación de más de quince músicos que brindaron conciertos y talleres gratuitos, y otros tantos que se sumaron a la propuesta, organizada por el Plan Nacional Igualdad Cultural, una iniciativa conjunta de los ministerios de Cultura y de Planificación.

Durante tres días, en la finca Primera Estrella, ubicada a 15 kilómetros del centro de la ciudad y rodeada de naturaleza, los artistas invitados y el público local escucharon música en vivo y concurrieron al espacio de danza que ofreció Silvia Zerbini; al de cerámica, dictado por el grupo “Taller cinco elementos”; y a las clases de percusión que dio Quique Öesch o de guitarra, a cargo de Juan Falú y Chato Díaz.

“Todavía no dimensiono lo que vivimos aquí. En Pocito no estamos acostumbrados a recibir tanta energía, tanta atención, y a ser reconocidos por el Ministerio de Cultura de la Nación. Estamos sorprendidos, cumplimos con las expectativas y más”, sintetizó Soledad Alcoba, coordinadora local y una de las dueñas, junto con su padre Juan, de Primera Estrella.

“Todos los días se acercó mucha gente, hubo mucha participación en los talleres; la convivencia entre los músicos fue impresionante, parecía que nos conocíamos de toda la vida; fue muy armónico y natural”, relató Alcoba sobre esta experiencia inédita en su tierra.

Además del encuentro de músicos, en esta edición de Huella, se reunieron los coordinadores de cada lugar donde ya se realizó el ciclo. Estuvieron Georgina El Hage, que había recibido en La Rioja al primer grupo; Topo Encinar, coordinador del segundo encuentro, en Tucumán; y Juan Quintero, coordinador general del proyecto.

Otra de las novedades de la tercera entrega del ciclo fue la iniciativa del grupo de ceramistas sanjuanino “Taller cinco elementos”, que invitó a realizar un mural, con la participación de artistas y vecinos interesados. “La música estuvo muy metida en el mural”, explicó Alcoba. Es que mientras los asistentes manipulaban la arcilla, creando formas de pentagramas, notas o rostros, en otros sectores transcurrían los talleres de percusión y de guitarra.

A sala llena, las tres noches hubo música de todos los estilos. En la primera velada tocaron Fabricio Pérez, Topo Encinar, Aymama y Juan Falú. En la segunda luna, subieron al escenario María Fernández Cullén, Susana Castro, Amicho Dúo y Silvia Iriondo. Por último, sonaron Chato Díaz, Carlos Aguirre, Francesa Ancarola y Simón Schriever. El domingo la programación también incluyó un show para niños de Los Musiqueros.

“Fue la primera vez que se hizo música para pibes en 'Huella argentina', y fue encantador. En general, la gente no conoce música para pibes de autor; y se llevaron una gran sorpresa porque vieron que era música para chicos que los padres también podían escuchar. Terminamos cantando todos, fue una fiesta”, contó Julio Calvo, integrante de Los Musiqueros, el grupo de 30 años de trayectoria que inauguró este espacio.

Calvo también expresó su deseo de que el proyecto perdure: “Todo el encuentro fue realmente interesante; hubo muchos músicos, algunos programados y otros no. Fue extraordinario el amor por la música cuyana. Había pibes jovenes que tocaban desde tempranito hasta tarde con toda la pulenta. La organización estuvo impecable, el lugar era muy acogedor y primó la buena onda”, sostuvo el musiquero.

Inlcuso, Calvo festejó su cumpleaños: “Hubo sorpresas muy agradables, como cuando se acercaron con una torta casera hecha por una música de ahí. Un detalle de cariño enorme”, se emocionó.

“Huella argentina” continuará pisando fuerte: la cuarta edición llegará a Tilcara, Jujuy, a fines de junio, para desplegar más música, arte y amor por el encuentro.