Terminó el III Seminario Malraux “Cultura y Desarrollo Sustentable”

26 de octubre de 2012

Una jornada abierta al público, donde se discutió sobre la cultura como pilar del desarrollo sustentable.

Con una jornada abierta al público, el viernes 26 de octubre terminó el III Seminario Malraux “Cultura y Desarrollo Sustentable”, donde se discutió sobre la cultura como pilar del desarrollo sustentable.

La última jornada del Encuentro, que se desarrolló en el Centro Cultural Borges, contó con la participación del secretario de Cultura de la Presidencia de la Nación, Jorge Coscia; el secretario general adjunto y alto funcionario para el Desarrollo Sustentable del Ministerio de Cultura y Comunicación de Francia, Christopher Miles; la directora nacional de Política Cultural y Cooperación Internacional, Mónica Guariglio; el Consejero de Cooperación y Acción Cultural de la Embajada de Francia en Argentina, Aldo Herault; y la agregada cultural de dicho organismo, Anne Monier. También estuvieron presentes el secretario general adjunto y alto funcionario para el Desarrollo Sustentable del Ministerio de Cultura y Comunicación de Francia, Christopher Miles; la directora adjunta del Instituto Francés de Arquitectura de París, Marie-Hélene Contal; y la directora general del establecimiento público del Parque de la Villette, Florence Berthout.

En la apertura del encuentro Mónica Guariglio destacó la centralidad de la cultura en los procesos de inclusión social, en aquéllos países que planteen un desarrollo con igualdad. “En el mundo actual debemos redimensionar la agenda de la cultura y de las políticas culturales en función de las nuevas condiciones globales”, dijo. Además, sostuvo que “la redistribución de la riqueza, por ejemplo, no es territorio exclusivo de la economía. Las políticas vinculadas a la cultura tienen mucho que decir al respecto, debemos traducir a las agendas efectivas de la gestión cultural las políticas y acciones puntuales en función de su inserción en un modelo de desarrollo”, remarcó.

Acerca de los lazos de cooperación franco argentina, Aldo Herault destacó el intercambio científico, educativo, audiovisual y cultural entre ambas naciones a través de políticas concretas llevadas adelante de manera conjunta. “Hay un apoyo institucional e intelectual para llevar adelante un interés compartido acerca de la cultura descentralizada. En eso hemos venido trabajando mucho, vinculando determinadas provincias argentinas con ciertas regiones o provincias de Francia”, contó al tiempo que afirmó que “hay un espacio para compartir preocupaciones, ganas, deseos e intenciones comunes en torno a temas de la cultura”.

En las conclusiones, Coscia puso énfasis en el trabajo conjunto realizado con la Embajada de Francia. “Compartimos conceptos centrales de la cultura como el concepto de excepción cultural que permite que la cultura, sus bienes y productos, sean diferenciados claramente de otros productos”, dijo. “La cultura tiene que ver con el vivir esencialmente; si hay algo que es cultura, es el modo en que uno vive, por eso el hombre no debe maltratar la naturaleza y su medio”, sostuvo.

Luego se refirió al vínculo entre ecología y comunidades, destacando que hay una relación muy fuerte entre la sustentabilidad, la cultura y la política. “Gran parte de nuestros problemas de sustentabilidad y ecológicos están estrechamente ligados a la pobreza, la exclusión y la arbitrariedad. Por ello la sociedad, con el Estado como herramienta fundamental, debe resolver los problemas y controlar en materia de desarrollo sustentable”, dijo el mandatario.

Miles sintetizó que “La cultura no es el pilar del desarrollo sino que está ligada a lo social, lo económico y al medioambiente como elemento que enlaza y cohesiona a éstos tres”. Sostuvo que la misma no debe ser ni un medio ni un fin sino más bien una manera de vivir permitiéndonos pensar en términos de emancipación y libertad. “Debemos darle a las personas la llave para que se transformen en los actores de la evolución de su propia cultura” sostuvo enfáticamente.

Los Seminarios Malraux fueron creados por el Ministerio de Cultura y Comunicación de Francia en 1994, con el fin de generar espacios de reflexión sobre la gestión cultural. Desde su creación, se han organizado 85 “Encuentros Malraux” en 54 países, en los que se abordaron temas como descentralización cultural, financiamiento de políticas culturales, legislación cultural, desarrollo urbano y puesta en valor del patrimonio edificado, y apoyo a la creación audiovisual.

La tercera edición de los Seminarios Malraux, que se desarrolló en Buenos Aires los días 25 y 26 de octubre, abordó los debates sobre la relación entre cultura y desarrollo sustentable. El intercambio entre expertos franceses y argentinos incluyó las temáticas relacionadas a la relación estratégica entre cultura y desarrollo sustentable, los procesos de resignificación de los espacios públicos urbanos, la sustentabilidad urbana y los procesos de transformación de las ciudades.