Tango federal de selección, en el CCK  

29 de noviembre de 2015

El sábado 28 de noviembre se realizó un encuentro de música, canto y danza, con más de ochenta artistas en escena

 

El Seleccionado Federal del Tango, integrado por una orquesta de 24 músicos y 24 parejas de baile de todas las provincias, ofreció el sábado 28 de noviembre un espectáculo de extraordinario nivel en La Ballena Azul del Centro Cultural Kirchner, que contó con la dirección de los maestros Raúl Garello, Osvaldo Piro y Julián Hermida.

Este encuentro de música, canto y danza, protagonizado por más de ochenta artistas en escena, fue iniciativa de la Dirección Nacional de Artes del Ministerio de Cultura de la Nación, a través del Plan Nacional de Promoción del Tango, también a cargo de desarrollar otros emprendimientos para difundir el género musical porteño por antonomasia.

La noche arrancó con temas de Rubén Juárez, Carlos Gardel y Francisco Canaro, como “Cuestión de ganas”, de Juárez y Juanca Taverna; “Volver”, de Gardel y Alfredo Lepera; “Vibraciones del alma”, de Francisco Canaro; y “Almagro”, de Iván Diez y San Lorenzo. Con las voces de Alicia Vignola y Hernán “Cucuza” Castiello, y las coreografías de Daniel Juárez y Alejandra Armenti, estos cuatro tangos contaron con la dirección de Hermida.

Enseguida llegó el turno del gran Osvaldo Piro, a través de “María”, de Ánibal Troilo y Cátulo Castillo, en la voz de Marcelo Santos; “Azul noche”, instrumental del propio Piro; y “El abrojito” de Luis Bernstein y Jesús Fernández Blanco, por Alberto Bianco.

Luego se vivió uno de los momentos más emotivos y sobrecogedores del espectáculo, enmarcado bajo el título “Recuperados”, que integró pasajes compuestos por Astor Piazzolla y Luis Bacalov, bajo la batuta de Hermida.

Fue un notable homenaje a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, que incluyó una performance concebida por Sabrina y Rubén Veliz, en el que un cuerpo de bailarinas empleó elementos lumínicos de alta significación simbólica para representar la lucha incansable y proverbial de estas mujeres.

También sonaron el emotivo “Nené”, compuesto por Hermida; “Se dice de mí”; “El milagro”; “Homenaje a Aníbal Troilo” y “Viva el tango”, estos tres últimos, dirigidos por Garello, con las voces de Noelia Moncada y Jesús Hidalgo.

El final, vibrante, incluyó piezas de Piazzolla, Osvaldo Pugliese, y José Scarpino y Juan Caldarella, junto con un gran pasaje de danza.

Para Piro, el espectáculo “fue espléndido en todo sentido, con una Ballena totalmente colmada y un aplauso cerrado y emocionante ante cada intervención”. “Eso nos llegó muy hondamente a todos los que participamos”, confesó el director, quien también destacó el trabajo “notable, exquisito” realizado por músicos y bailarines y el “el cuadro dedicado a Las Madres, que representó todo lo terrible que le pasó al país y fue muy conmocionante”. “Las nuevas autoridades deben tomar nota de lo que pasó esta noche en el CCK”, consideró

Hermida la definió como “una noche de fiesta”. “Pocas veces el tango puede disfrutar de semejante concierto, en el que se incluyen tantos artistas, con baile, cantores, orquesta, clásicos, composiciones nuevas, arreglos originales, directores, y con mil setecientas personas apreciando el espectáculo”, precisó.

“Este gran concierto –continuó el músico– se fue armando a partir de un proyecto de María Inés Flores y Natalia Fossati, hasta abarcar todo un país detrás de un género musical que nos identifica a todos, no solamente a Buenos Aires”. “Tuve la fortuna de estrenar en este espacio, al que venía habitualmente de niño, el tango “Nené”, un instrumental dedicado a mi padre, que trabajaba en el Correo Central”, agregó Hermida.

La coordinadora general y de programación del Plan Nacional de Promoción del Tango, María Inés Flores, concluyó sobre lo sucedido en la sala mayor del CCK: "Esta noche, se pudo valorar parte del gran talento de artistas que hay en todo el país en este género. Fue un elenco federal y de gran capacidad, lo que nos dejó orgullosos y emocionados a todos".