Sophie Calle y una performance sobre el amor en fuga

28 de mayo de 2015

La artista se presentó en el Salón de Honor del Centro Cultural Kichner

La performance “Cuídese mucho”, basada en la muestra homónima de la artista conceptual francesa Sophie Calle, se realizó el miércoles 27 de mayo ante más de doscientas personas, con entrada gratuita.

La puesta, con curaduría y dirección artística de Maricel Álvarez, forma parte de la programación de la Bienal de Performance Buenos Aires 2015 y fue presenciada por la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, y su jefa de Gabinete, Verónica Fiorito, quienes compartieron el asombro y las miradas de complicidad con el público.

“Cuídese mucho” es una instalación que la artista francesa ideó a partir de un mail que recibió en el que su entonces pareja daba por terminada la relación. Con este disparador, la autora decidió dar lugar a la creatividad y le pidió a 107 artistas mujeres que interpretaran el texto. Cantantes, actrices, periodistas, bailarinas e incluso una payasa fueron las encargadas de darle vida a la carta y manifestar lo que a partir de ella les surgía. Esta muestra, inaugurada el martes 26, puede visitarse en el Salón de los Escudos del Centro Cultural Kirchner hasta el 23 de agosto.

En la performance realizada en Buenos Aires, Calle planteó un cambio radical y de perspectiva respecto de la versión original, ya que los encargados de llevarla a cabo fueron siete hombres. Así, reconocidos artistas e intelectuales argentinos pudieron sumar sus impresiones e interpretar la carta de ruptura desde la disciplina que cada uno practica.

Los intérpretes argentinos fueron Edgardo Cozarinsky, escritor y cineasta; Marcelo Delgado, compositor; Emilio García Wehbi, artista visual, performer y director teatral; Gustavo Lesgart, bailarín y coreógrafo; Hugo Mujica, poeta; Marcelo Percia, psicoanalista y docente universitario; y Diego Velázquez, actor.

El encargado de comenzar la puesta fue García Wehbi, con una muñeca que “sacó” de su cabeza el mentado mail para prenderlo fuego. Tras luchar e intentar matar al artista, la muñeca se dio por vencida y volvió a la valija de la que había salido.

La puesta fue in crescendo: algunos de los performers interactuaron con el público. Tal fue el caso del profesor Percia, quien habló con los supuestos “alumnos” sobre la carta y dio cátedra sobre cómo evitar caer en los errores comunes a la hora de terminar una relación amorosa. “El género de la despedida siempre es la impericia”, explicó.

Cozarinsky recitó rimas y juegos de palabras con respecto a X, como se denominó al autor de la carta. “Su estar fue pasar, su pasar fue dejar un tajo, tajo y por ser de amor herida”, dijo y también aportó que “el artista, creador, hace del partir un parto”, para cerrar con la frase “el amor es crear con arte”.

Lesgart interpretó la carta bailando, mientras que Velázquez, el último artista que participó, cerró la performance armando con la carta avioncitos de papel, que luego el público arrojaba por el salón para seguir el “juego”.

Concluida la actividad, la artista francesa ponderó: “El sitio es increíble; enfrentarse a este espacio tan difícil y que las cosas resulten como uno quiere hace que el placer sea mayor”.