Sileoni y Coscia cerraron la primera de las jornadas "Compartir la palabra"

16 de abril de 2014

Los funcionarios cerraron la actividad de la que participaron más de 800 personas, como parte del Encuentro Federal de la Palabra.

Ante más de 800 maestros, bibliotecarios y promotores de la lectura de todo el país, el martes 15 de abril, el ministro de Educación, Alberto Sileoni, y el secretario de Cultura de la Nación, Jorge Coscia, cerraron la primera de las jornadas "Compartir la palabra. Herramientas para la socialización de la práctica de lectura en escuelas y bibliotecas", que se realizan hasta el miércoles 16, en Tecnópolis.

De la actividad, que forma parte del Encuentro Federal de la Palabra, también participaron la presidenta de la Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares (CONABIP), Ángela Signes, la coordinadora de la Biblioteca Nacional de Maestros, Silvia Mei, y la coordinadora del Plan Nacional de Lectura, Adriana Redonda.

En su presentación, Coscia se refirió a la dimensión política del lema del encuentro: "Compartir es una vocablo que remite a las raíces de la vida social. Todos manejamos las palabras, pero la apropiación de ella, en tanto sentido y relato, ha sido una de las herramientas esenciales del poder". Para el funcionario, la distribución de la palabra está sujeta al desarrollo de los medios tecnológicos: "En el siglo XVI sólo podían leer quienes compraban libros. Las nuevas tecnologías en vez de acentuar la democratización del acceso a la palabra, el conocimiento y la educación han acrecentado las asimetrías". "Sin embargo, en la Argentina, -- continuó-- los primeros en tener alta definición, por ejemplo, no fueron los que tenían más poder adquisitivo sino las escuelas rurales y los jubilados. Lo mismo sucede con la entrega de netbooks en las escuelas", relató.

En ese marco, el funcionario resaltó el trabajo que desarrolla la CONABIP para generalizar el acceso a la lectura: "Cuando en el Salón del Libro de Paris o la Feria de Franckfurt contábamos la experiencia de la CONABIP, con la asistencia a casi 2000 bibliotecas populares, no nos podían creer. Se maravillaban con que bibliotecarios compraran títulos en la feria del libro con recursos públicos, o con la experiencia de los bibliomóviles y los programas de lectura en lugares no tradicionales".

Sileoni, por su parte, rescató el valor de libro: "El ensañamiento con el libro que se cometió con la quema de la Biblioteca de Alejandría, o la perpetrada por los nazis o la última dictadura fue justificada porque 'envenenaban el alma'. Nosotros formamos parte de millones de argentinos que creemos que los libros producen el efecto contrario, el de alimentar el alma".

"No decimos que está todo hecho sino que venimos trabajando en la recuperación de la cultura. Sólo el Ministerio de Educación ha distribuido 67 millones de libros y este año compraremos 10 millones más de ejemplares. Entre ellos, 11 mil colecciones de poesía y otro tanto de Cortázar, en el aniversario de su nacimiento, y de Mafalda, en sus 50 años", anunció el ministro.

"Es necesario conseguir para todos los chicos de la Argentina los mejores libros. Este es un modo elemental de entender lo que es la dignidad", finalizó.

Organizadas por la Biblioteca Nacional de Maestros (BNM), el Plan Nacional de Lectura (PNL) de la Subsecretaría de Equidad y Calidad Educativa, y la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (CONABIP), las jornadas “Compartir la palabra” están destinadas a bibliotecarios escolares, pedagógicos y populares; responsables de archivos y museos de escuelas y centros de documentación; docentes; archivistas; museólogos, promotores de lectura y estudiantes.

Entre los disertantes, participan el escritor Mempo Giardinelli, Carlos Skliar (FLACSO), Graciela Bialet, Iris Rivera, Gabriel Brener, Claudia Martínez (Biblioteca La Cachilo), Ana María Finocchio (FLACSO), María Luisa Miretti (UNR), Ricardo Mariño, Silvia Schujer y el autor Ricardo Piglia, entre otros.

El objetivo del encuentro, que finaliza el miércoles 16, es propiciar un espacio interdisciplinario de formación, capacitación y actualización, en donde se puedan debatir líneas de trabajo para la promoción de una lectura autónoma y creativa, la gestión de la información y el conocimiento a partir de la articulación de los distintos actores de la comunidad educativa.

Además, la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación organiza un variado abanico de propuestas en el Encuentro Federal de la Palabra, que incluye recitales de hip hop, talleres de arte urbano, un Café Literario, una muestra de arte y relatos de pueblos originarios, conciertos y la presentación de la Biblioteca Federal Digital. Para ver la programamación completa, ingrese aquí.