Seguridad y cultura para todos

18 de enero de 2012

Continúan las actividades propiciadas por el programa de prevención y promoción cultural

Con la presentación de La Bomba de Tiempo junto a Miss Bolivia, continúan las actividades propiciadas por el programa de prevención y promoción cultural que llevan adelante la Secretaría de Cultura de la Nación y el Ministerio de Seguridad, con apoyo del Ministerio de Desarrollo Social y la Secretaría de Deportes de la Nación, para trabajar en la prevención social del delito y la violencia, a través de manifestaciones socioculturales.

Así, de enero a marzo, habrá recitales, muestras de deportes y disciplinas callejeras, clases abiertas de baile y cultura popular, talleres musicales de construcción de instrumentos, muralismo y serigrafía, ciclos de cine y exposiciones entre otras propuestas.

La Plaza Constitución (ubicada en Constitución y Lima) será escenario de las presentaciones de La Bomba del Tiempo y Miss Bolivia, el viernes 27 de enero a las 19; Los Pericos, el 24 de febrero a las 19; Karamelo Santo el viernes 30 de marzo a las 19, entre otros artistas de renombre.

En la Plaza Garay (ubicada en Garay al 1600), los domingos de febrero y marzo niños, jóvenes y adultos podrán participar de “Hacelo Sonar”, un taller de construcción de instrumentos, pintura de murales y de un entrenamiento de Hip Hop. Además, podrán disfrutar de “Urraka”, música con objetos y de funciones de cine al aire libre. También habrá un Bibliomóvil estacionado en el lugar.

Del 14 de enero al 24 febrero este programa conjunto también propone clases de remo para jóvenes de entre 14 y 21 años, dictadas por la Prefectura Naval Argentina.

Estas actividades son fruto del convenio firmado entre la ministra de Seguridad, Nilda Garré, y el secretario de Cultura, Jorge Coscia para ejecutar programas de prevención y promoción cultural.

La prevención social del delito y la violencia exige una perspectiva multiagencial, que convoque a los diversos organismos públicos, y remite, ineludiblemente, al diseño e implementación de políticas para garantizar el real acceso a los derechos de las personas. En este sentido, el acceso, la recepción y la producción de bienes simbólicos es un derecho fundamental, inscripto en el ámbito de la cultura. Además, a través de esta iniciativa, se busca dinamizar la apropiación del espacio público, entendido como un ámbito seguro para la comunidad.