Se realizó la XVI Conferencia Iberoamericana de Ministros de Cultura en Panamá

13 de septiembre de 2013

Los ministros de 22 países debatieron sobre la integración cultural de la región.

El secretario de Cultura de la Presidencia de la Nación, Jorge Coscia, participó de la XVI Conferencia Iberoamericana de Ministros de Cultura, que se realizó el 13 de septiembre en la ciudad de Panamá. La comitiva estuvo integrada, además, por la directora nacional de Política Cultural y Cooperación Internacional, Mónica Guariglio.

En su intervención, Coscia destacó la importancia de las cumbres para desarrollar políticas culturales activas: "Estamos en uno de los foros más efectivos y con mayor participación de la región. Hace unos días inauguramos una nueva sede de la Secretaría de Cultura en la Villa 21, uno de los barrios carenciados más poblados de la ciudad de Buenos Aires. Esta iniciativa, impulsada por la presidenta Fernández de Kircher, no podría haber existido sin la inspiración de experiencias anteriores como la de Medellín, en Colombia, o los Puntos de Cultura de Brasil. Es para esto que sirven estos encuentros; para tomar las mejores experiencias de los países".

Por su parte, el secretario de Cultura de España, José María Lassalle, felicitó a la Argentina por la decisión del traslado. "En Barcelona, la disposición del ayuntamiento de trasladar instituciones culturales importantes al barrio de El Raval, permitió generar un diseño de ciudad más inclusivo a través de la cultura", ejemplificó.

Los ministros debatieron, además, el documento sobre consolidación del Espacio Cultural Iberoamericano. Al respecto, el secretario de Cultura argentino alertó sobre los riesgos del proceso que deberían ser incluidos en el texto: "El documento es rico en reflexiones que ameritan un discusión más profunda. Señalo dos ítems que encierran riesgos para la consolidación del espacio iberoamericano. Por un lado, los acuerdos de libre comercio, sometidos a consideración tanto por países de Europa como de Latinoamérica, que en este momento ponen en riesgo la excepción de los bienes culturales".

"En segundo término, la cultura iberoamericana no es una suma de países sino que late también en los emigrantes, un corazón vital que suele rifarse en las políticas migratorias de los países –continuó-. Por estos motivos, debemos profundizar el debate para trabajar en serio en defender nuestra comunidad frente a los peligros de la mundialización y globalización".

Por otra parte, los ministros avanzaron en una serie de acuerdos e iniciativas. En primer lugar, firmaron convenios para el desarrollo de Cuentas Satélites con el fin de avanzar en la creación del Observatorio Iberoamericano de Cultura (OIBC), que permitirá la construcción de un sistema compartido de medición y evaluación cultural. La coordinación del OIBC está a cargo de la Argentina y la OEI.

Se aprobó también la creación de dos nuevos programas para la región: Ibercultura - propuesto por Brasil- que promoverá la creación de redes de gestores culturales comunitarios, e Ibermemoria sonora y audiovisual, iniciativa mexicana, pensado para la protección del patrimonio sonoro de la región.

Coscia reforzó la adhesión de la Argentina al programa Televisión Cultural y Educativa Iberoamericana (TEIB). "La cultura se mueve por los canales modernos de comunicación que siguen siendo los servicios audiovisuales. Es allí donde se libra la batalla simbólica", justificó.

Por último, se estudió la dinámica y organización de los congresos iberoamericanos de cultura, y sus futuras ediciones. Para 2014, se aprobó la propuesta de Costa Rica de realizar un encuentro bajo el lema "Cultura viva y comunitaria".

Del 20 al 22 de noviembre de este año, se realizará en Zargoza, España, el V Congreso Iberoamericano de Cultura, con la consigna "Cultura digital, cultura en red". La ciudad de Mar del Plata, en la Argentina, fue sede de la edición anterior del encuentro que, bajo el lema "Cultura, política y participación popular" se llevó a cabo en 2011.

La XVI Conferencia Iberoamericana de Ministros de Cultura se enmarca en las actividades de la XXIII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se celebrará en octubre, bajo el lema "El papel político, económico, social y cultural de la comunidad iberoamericana en el nuevo contexto mundial".