Se presentó la Encuesta de Producción Editorial

17 de abril de 2012

La iniciativa, propuesta en la Feria del Libro, apunta a objetivar la información del sector editorial.

Como parte de la Feria del Libro, el martes 17 de abril se presentó la Encuesta Nacional de Producción Editorial. De la mesa participaron Isaac Rubinzal, presidente de la Cámara del Libro (CAL); Héctor Di Marco, presidente de la Cámara de Publicaciones (CAP); Rodolfo Hamawi, director nacional de Industrias Culturales de la Secretaría de Cultura de la Nación, y Pablo Perelman, director del Centro de Estudios para el Desarrollo Económico Metropolitano (CEDEM).

Hamawi se refirió a la importancia de la iniciativa: “El propósito de esta medición es objetivar al máximo la información del sector editorial, con todos los vértices de la cadena de valor: papeleros, gráficos, diseñadores, editores, distribuidores, libreros, etc. Es erróneo mirar el proceso de desarrollo del sector desde una sola de estas ramas, y no entender que si se debilita una parte, repercute en el sector en general”, y siguió: “Este avance nos habla de un momento de enorme madurez del sector editorial, que no busca soluciones sectoriales parciales ni individuales, sino un fortalecimiento de todos los eslabones de la cadena”.

Por su parte, Rubinzal explicó: “El libro, al ser considerado una política de Estado, debe manejarse con datos certeros. Esa es una de las importancias de la Encuesta, junto con la necesidad de que los empresarios dejen de trabajar intuitivamente, y se basen en datos reales. Además, la investigación ayudará a ver cómo funciona por dentro el sector editorial y, así, superar las dificultades de las pequeñas editoriales, dadas, sobre todo, en materia de rentabilidad. Los datos estadísticos son fundamentales a la hora de tomar decisiones”.

“El 35% del material que está en las librerías de todo el país se importa”, aseguró Di Marco, y destacó que “actualmente está incrementando la impresión de libros en Argentina, esto será clave para que la cifra de importaciones baje significativamente”.

En el encuentro, Perelman dio especificaciones acerca de la importancia de los resultados de la Encuesta: “Se espera obtener una radiografía del proceso productivo editorial, en el cual se podrá identificar, entre otros aspectos, la estructura de costos, exposición externa, cuellos de botella, etc. Esto transparentará cada parte del circuito”.

La Encuesta será realizada por el conjunto de organismos públicos y privados vinculados al sector editorial: Cámara Argentina del Libro, Cámara Argentina de Publicaciones, CEDEM de la Ciudad de Buenos Aires, SInCA y el INDEC, a través de la Cuenta Satélite de Cultura.

En referencia a los alcances del nuevo Registro de ISBN para el comercio exterior del sector editorial, una iniciativa de la Dirección General de Aduanas - Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la Secretaría de Cultura de la Nación, a través del Sistema de Información Cultural de la Argentina (SInCA), Hamawi subrayó: “El acuerdo es clave para saber lo que efectivamente sucede en el proceso de importación, donde somos defensores de la libre circulación de libros e ideas. Queremos que el libro argentino se imprima en la Argentina”. Este registro dispone la declaración obligatoria del ISBN (International Standard Book Number), como sufijo de valor y estadística, en todas las transacciones de comercio exterior que se realicen a través de la Partida 49.01. Este registro permitirá recolectar información fundamental respecto a las importaciones y exportaciones que realiza el sector editorial de libros, constituyendo un insumo imprescindible a la hora de diagnosticar el funcionamiento de este relevante sector de la cultura.

Ambas iniciativas se enmarcan en el trabajo del Sistema de Información Cultural de la Argentina (SInCA), que se desarrolla desde 2006, y cuyo objetivo es construir información que permita realizar diagnósticos sobre la dinámica de la cultura y las industrias culturales, y, por tanto, intervenir con criterio y efectividad sobre las problemáticas que aquejan a este sector.

La mesa redonda se realizó en el marco de las jornadas profesionales de la Feria del Libro de Buenos Aires, que busca generar un espacio de intercambio entre los protagonistas de la industria editorial.