Se inauguró AMOR en la Casa del Bicentenario

14 de noviembre de 2014

La exposición aborda este sentimiento desde distintas perspectivas, disciplinas y lenguajes.

AMOR, una exposición que aborda este sentimiento desde distintas perspectivas, disciplinas y lenguajes, se inauguró el viernes 14 de noviembre en la Casa Nacional del Bicentenario.

La exhibición es parte del programa Enamorar, impulsado por el Plan Nacional Igualdad Cultural, una iniciativa en la que convergen los ministerios de Cultura de la Nación y de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios.

“Para realizar esta muestra, tratamos de codificar en diferentes lenguajes artísticos qué es el amor. El resultado fue el fruto de un arduo trabajo tanto del equipo de la Casa como de los asesores especialmente convocados. Los invitamos a recorrer la exhibición, y si alguno se enamora, ¡maravilloso!”, expresó la directora ejecutiva de la Casa del Bicentenario, Liliana Piñeiro, durante la inauguración, que concluyó con un concierto de Lorena Astudillo.

La muestra –que incluye obras de León Ferrari, Dolores Cáceres, Liniers, Alejandra Fenocchio, Carlos Gorriarena, Alejandro Kuropatwa y Adriana Lestido, entre otros reconocidos artistas– puede visitarse con entrada libre y gratuita hasta mayo de 2015 en Riobamba 985, Ciudad de Buenos Aires, de martes a domingo y feriados, de 15 a 21.

Como todas las exhibiciones que produce la Casa Nacional del Bicentenario, AMOR se acompaña de un programa de visitas guiadas para niños, jóvenes y público en general.

La exhibición AMOR propone un recorrido que articula obras de artistas visuales, documentos, proyecciones, fotografías e instalaciones participativas creadas para este proyecto.

Se despliega por cuatro niveles de la Casa (PB, 1°. 2° y 3° piso) y ocupa unos 3400 m2. Fue organizada de acuerdo a las tres categorías que la filosofía griega ha asignado al amor: Eros, Filia y Agape.

En el piso 1, se sitúa “Eros, el amor como marea”, identificado con lo romántico y lo erótico. En el nivel siguiente, el tema es “Filia, el amor como puente”, el sentimiento paternal, filial, próximo. Por último, en el piso 3, se ubica “Agape, el amor sin orillas”, que no se define por lo que gana, sino a partir de la pérdida, del desapego; el amor libre de cualquier codicia.
Como asesores fueron invitados el filósofo Darío Sztajnszrajber, el teólogo Eduardo de la Serna, el historiador Javier Trímboli y la politóloga Violeta Rosemberg.