Se firmó el acta de Declaración por la paz y convivencia entre los pueblos, en el Cabildo Nacional

08 de junio de 2014

Participaron la ministra de Cultura, Teresa Parodi, y representantes del judaísmo, el cristianismo y el islam.

La ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, participó de la firma del acta de Declaración por la paz y convivencia entre los pueblos, que se realizó el sábado 7 de junio en el Museo Histórico Nacional del Cabildo y la Revolución de Mayo.

Suscribieron el acuerdo Fernando Gianetti, responsable de la Comisión Arquidiocesana de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso de la Arquidiócesis de Buenos Aires; Fabián Ankah, presidente del Centro Islámico de la República Argentina; Julio Schlosser, presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA); Luis Grynwald y Omar Massud, ex presidentes de Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y del Centro Islámico de la República Argentina, respectivamente; y Guillermo Marcó y Daniel Goldman, copresidentes del Instituto del Diálogo Interreligioso (IDI). Acompañaron la ministra Teresa Parodi y los diputados nacionales Carlos Kunkel y Sergio Bergman.

Del acto también participaron el secretario de Gestión Cultural, Sebastián Schonfeld; la jefa de Gabinete de Cultura, Verónica Fiorito; el director nacional de Patrimonio y Museo, Alberto Petrina, y funcionarios nacionales y municipales.

“Estoy conmovida por este acto de amor por la paz. Celebro este encuentro como ciudadana, como habitante de la Argentina que ha sabido dar lugar a la diversidad de los pueblos. El deseo del hombre de vivir en un mundo justo y con amor, no es otra cosa que un deseo de paz y para eso estamos aquí”, señaló Parodi quién, a continuación, entonó unas estrofas en hebreo, bregando por la paz.

Los firmantes se comprometieron “a defender el contenido humanista existente en el Judaísmo, el Cristianismo y el Islam, en todas sus expresiones. A bregar y educar por la paz y el entendimiento entre las comunidades y los pueblos”, según explican algunos de los puntos del documento.

El acuerdo tiene su antecedente en la Declaración de Jerusalén de mayo de 2014, firmada por el Papa Francisco I y el Patriarca Bartolomé; y en la declaración conjunta "contra toda forma de fundamentalismo y terrorismo", suscrita en 2005 por el entonces cardenal Jorge Bergoglio, Luis Grynwald (AMIA) y Omar Massud (CIRA).