Se estrenó la Sala Argentina del Centro Cultural Kirchner

03 de julio de 2015

En el nuevo auditorio, la Orquesta Sinfónica Juvenil “José de San Martín” interpretó obras de Ginastera, Piazzolla, Mendelssohn y Vivaldi

La Orquesta Sinfónica Juvenil "José de San Martín", dirigida por Mario Benzecry, recibió una gran ovación del público, el jueves 2 de julio, en el estreno de la nueva Sala Argentina del Centro Cultural Kirchner (CCK), que funcionará como auditorio de música de cámara, conciertos de música popular, obras de teatro y clases magistrales.

La flamante Sala Argentina, ubicada en el segundo subsuelo del CCK, tiene capacidad para 540 personas y está íntegramente construida en madera, con paneles geométricos verticales que funcionan como resonadores acústicos. Además, el espacio cuenta con dos salas de ensayo para músicos y coro.

“Para nosotros, es un enorme honor inaugurar esta sala –celebró el maestro Benzecry al subir al escenario–. Sentimos que es un reconocimiento a la labor que venimos realizando desde hace mucho tiempo, así que estamos muy contentos”.

El director se tomó unos minutos antes de iniciar el concierto para contar la historia de la Orquesta Sinfónica Juvenil. “Esta agrupación fue creada en 1994 –recordó– y subsistió 18 años sin ningún tipo de aporte, hasta que, en 2013, recibimos el apoyo del Plan Nacional Igualdad Cultural, que depende de los ministerios de Cultura y Planificación. Ahora tenemos becas para todos los integrantes de la orquesta, que son más de 80, y contamos con un cuerpo docente de doce profesores, uno para cada tipo de instrumento”.

Benzecry detalló: “A los chicos no se les enseña a tocar su instrumento, sino que se los prepara para tocar en una orquesta, para que puedan tener una salida laboral y concursar para ingresar a los elencos profesionales”. “Este es un proyecto educativo, artístico e inclusivo”, remató.

Luego, el maestro presentó a Mariano Fidanza, director adjunto de la orquesta, que condujo las primeras piezas del concierto: “Himno al Libertador San Martín”, de Arturo Luzzati, y “Libertango”, de Ástor Piazzolla. Más tarde, Benzecry regresó al escenario para dirigir la interpretación de “Divertimento”, del compositor argentino Eduardo Alemann.

A continuación, presentó a la joven María Clara Marco Fernández, otra directora formada en la orquesta, para realizar el “Concierto para cuatro violines”, de Antonio Vivaldi. “Lamentablemente –dijo Benzecry al público–, no muchas veces se ven directoras. Así que aprovechemos esta oportunidad”. Las solistas fueron Adriana Miranda, Valentina Van Gent, Violeta Videla y Ana Ares.

Tras un breve intervalo, sonó “Sueño de una noche de verano”, de Félix Mendelssohn, y quedó para el final el vibrante “Malambo”, del ballet “Estancia” de Alberto Ginastera, aplaudido de pie por los asistentes.

La Sala Argentina albergará en julio recitales y clases magistrales dentro del Festival Internacional Piano Piano, con la participación de artistas de primer nivel, además de obras de teatro infantiles durante las vacaciones de invierno, presentaciones de discos y otros espectáculos.

De esta forma, el Centro Cultural Kirchner suma una sala más a las que ya se encuentran en funcionamiento, y que reciben a miles de visitantes durante los fines de semana, con entrada libre y gratuita.