Se conocieron los ganadores del Segundo Concurso Nacional de Piano

12 de septiembre de 2015

Los artistas seleccionados recibirán un curso de perfeccionamiento sobre la obra de Federico Chopin en Varsovia

El platense Tomás Nessi y el porteño Rodrigo Tavera, ambos de 24 años, ganaron este sábado 12 de septiembre el II Concurso Nacional de Piano “Federico Chopin”, que organizaron el Ministerio de Cultura de la Nación, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, la delegación argentina ante la Unesco y la Fundación Música Esperanza.

Los dos jóvenes fueron seleccionados entre cinco finalistas por un jurado internacional integrado por el polaco Piotr Paleczny, el franco-ruso Rousterm Saitkoulov, la belga Eliane Reyes y los argentinos Aldo Antognazzi y Alexander Panizza, bajo la coordinación general del célebre pianista y embajador argentino ante la Unesco, Miguel Ángel Estrella, principal impulsor del certamen.

Los artistas ganadores recibirán un curso de perfeccionamiento sobre la obra de Federico Chopin en Varsovia, Polonia, país de origen del reconocido pianista y compositor. Además, realizarán una gira por Europa e interpretarán, durante la temporada 2016, conciertos para piano y orquesta de Chopin, junto con la Orquesta Sinfónica Nacional.

Para los cinco finalistas, la jornada fue tan agotadora como inolvidable. Fueron citados a las 8 de la mañana en la Sala Argentina del Centro Cultural Kirchner (CCK), donde cada uno tuvo cerca de 40 minutos para lucirse en el piano. Luego de un receso al mediodía, el jurado se reunió a deliberar y a las cuatro de la tarde ya había una decisión tomada.

Estrella convocó a los cinco finalistas, los felicitó por su talento y su potencial, y si bien anunció que el jurado había elegido sólo a dos participantes, les dijo: “En este concurso abolimos las palabras perder y ganar”.

El jurado también se tomó un tiempo para hablar con los jóvenes pianistas, destacar el buen nivel que habían mostrado y darles algunos consejos para el futuro.

Nessi, uno de los dos triunfadores, estaba contento por el premio pero también por la forma en la que culminó el concurso: “Me parece muy importante tener devoluciones por parte del jurado. Es algo que me alegra, porque uno siempre se pregunta, más allá del balance propio, cómo impactó en el oyente. Y la verdad que tener la opinión de gente tan especializada me parece muy honesto de su parte”.

El otro ganador, Tavera, expresó: “Siento una alegría impresionante, estoy contentísimo. Agradezco a Miguel Ángel Estrella por la iniciativa de hacer este concurso, que le da una oportunidad impresionante a los jóvenes pianistas”.

Antognazzi, pianista y docente nacido en Rosario, comentó que “se vio un nivel muy interesante de los participantes”. “Los cinco pianistas que han llegado a la final son todos posibles intérpretes importantes el día de mañana”, agregó.

Por su parte, Estrella señaló que “el nivel que mostraron los pianistas este año asombró mucho a los jurados”. El embajador argentino ante la Unesco celebró además la transparencia del concurso, la jerarquía del jurado y la forma de votación, que definió como “una experiencia única en el mundo”.

“Acá los jurados no pueden hablar entre sí -dijo Estrella-, están separados físicamente, y todo lo que piensan en alma y conciencia lo tienen que poner por escrito, sabiendo que esto lo van a leer los participantes. Creo que es una manera muy diferente de escuchar y de votar en un concurso”.

En la ceremonia de premiación también participaron Rodolfo García, Director Nacional de Artes del Ministerio de Cultura; Magdalena Faillace, directora de Asuntos Culturales de la Cancillería argentina; junto a los otros finalistas del concurso: Facundo González Laborde (Salliqueló), Mariano Marquínez (Bahía Blanca) e Iván Rolón Tomas (Corrientes).