Salud mental e inclusión: avances y perspectivas

11 de octubre de 2014

La Jornada se realizó en la Colonia “Dr. Montes de Oca”. Hubo una charla sobre políticas públicas y un cierre musical a cargo de León Gieco.

La Jornada "Política y salud mental. Transformación institucional para la inclusión social", organizada por el Ministerio de Cultura de la Nación, se realizó el 11 de octubre en la Colonia Nacional “Dr. Montes de Oca”, donde hubo una charla debate sobre políticas públicas y salud mental, y un cierre musical a cargo del cantautor León Gieco.

Participaron del debate el secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional, Ricardo Forster; el director interventor de la Colonia Nacional Montes de Oca, Jorge Rossetto; el director de Salud Mental del Municipio de Moreno, Roberto Gutman; el director de Salud Mental de la provincia de Buenos Aires, Aníbal Areco; y el secretario General de la Comisión Interministerial en Políticas en Salud Mental y Adicciones, Leonardo Gorbacz.

"Es imposible imaginar la Argentina sin lo que se hizo, se dejó de hacer, se soñó y se utopizó en relación a las políticas de salud", lanzó Forster para enmarcar la discusión. "El encierro es la consecuencia de aquello que nosotros, como sociedad, no queremos ver de nosotros mismos, aquello que hemos ido perdiendo. No es la mirada filantrópica la que instituye el cambio, una liberación, sino la mirada del otro. En un lugar como el Montes de Oca está la mirada del otro. Me parece fundamental lo que se ha hecho acá: los colores, la arquitectura, todo es fundamental", analizó el filósofo.

"Es una responsabilidad dar cuenta de lo que sucede en lugares como Montes de Oca para romper un discurso miserable que recorre la Argentina y que dice somos un país sin horizonte, destruido. Con Montes de Oca se construye la idea más profunda de que la patria es el otro. Pero no en el sentido de que el otro es un ser miserable, sino pensando que el pobre, el loco, el excluido son los más puros sujetos de derecho", enfatizó el secretario de Pensamiento Nacional.

"La primera reflexión tiene que ver con el título de la jornada: la política, para que sea efectiva, debe promover cambios culturales", lanzó Rossetto y destacó la importancia de las transformaciones en el campo de la salud mental.

"Las instituciones que no se adecuan a los cambios sociales no tienen futuro. Y si no se adecuan, se pierde la función para la que fueron creadas y se genera una brecha cada vez más grande entre las necesidades de la población y la respuesta de las instituciones", destacó el director de la Colonia ubicada en Luján.

Respecto de la institución que encabeza, Rossetto precisó: "En 2003, Montes de Oca inició un proceso de transformación porque su misión no se estaba cumpliendo. Poder construir una institución diferente desde un lugar oscuro y con gran desprestigio social era un gran desafío".

"Hoy nos encontramos en un momento distinto, discutiendo la posibilidad de promover la inclusión social de las personas institucionalizadas", aseguró Rossetto, a lo que agregó: "La desaparición del manicomio conlleva más institución, más Estado y más recursos. Es necesario una organización diferente de los recursos, y eso lo demuestra la gestión en estos años", destacó.

En opinión de Gutman, "el trabajo en salud mental no se resuelve entre profesionales, entre psicólogos y psiquiatras, sino que se vuelven necesarios una ampliación comunitaria y un fuerte trabajo territorial".

En este sentido, comentó la labor llevada adelante en Moreno: la apertura hacia los barrios y las capacitaciones para acompañantes terapéuticos."Es fundamental que cada municipio tenga centros de día para toda la comunidad", consideró Gutman.

Areco, por su parte, sostuvo que salud mental está “en los márgenes de la cultura”, pero añadió: “Tenemos nuestra propia cultura y nuestras teorías. Todos estos aportes confluyeron en 2010 en la Ley de Salud Mental, aunque todavía queda mucho por hacer".

"Es necesario un trabajo interdisciplinario entre el sector público y el tercer sector. También es necesario el abordaje territorial, un hospital de día por municipio para garantizar el acceso universal a la salud mental", amplió Areco.

Gorbacz, impulsor de la Ley Nacional de Salud Mental, manifestó: "La salud mental nunca está en la agenda pública, esta problemática se invisibiliza". Pero con la sanción de la normativa, esta situación comenzó a revertirse, según el funcionario. "Mas allá de lo que falta, el 88 % de los hospitales generales tiene servicio de salud mental con internación, hay un 68 % de dispositivos comunitarios y muchas más camas en las instituciones", destacó.

"No tenemos que esperar un cambio ordenado de la realidad, sino que hay que ir construyendo y al mismo tiempo destruyendo, desorganizando para poder avanzar", propuso Gorbacz. "Por eso, uno de los ejes de la ley es que no se deben crear nuevos monovalentes, sino que, los existentes deben adaptarse hacia una sustitución definitiva. Nos basamos en el concepto de menos manicomios y más política", finalizó.

Concluida la mesa de discusión, el público participó de una kermese y los panelistas recorrieron la institución junto con León Gieco, quien luego brindó un emotivo concierto para los trabajadores y los internos de la Colonia en el que entonó las canciones más populares de su repertorio.