"Reemplazo de silencios": la Bienal de Performance, en la Casa del Bicentenario

05 de mayo de 2015

Se llevó a cabo la primera acción de este encuentro, que se realiza hasta el 7 de junio en diferentes espacios de la Ciudad de Buenos Aires.

La Casa Nacional del Bicentenario realizó el lunes 4 de mayo la primera acción desarrollada como parte de la Primera Bienal de Performance de la Argentina, que se lleva a cabo del 27 de abril al 7 de junio en distintos espacios públicos y privados de la Ciudad de Buenos Aires.

La acción, denominada "Reemplazo de silencios", forma parte de las actividades complementarias a la instalación "Murmullo", que presenta de manera inédita y exclusiva para la Bienal el grupo ZAGO –integrado por Leonello Zambón y Eugenia González– en la Casa del Bicentenario. Para la instalación, los artistas sustituyeron los vidrios de la fachada del espacio por tablones de madera y parlantes, que transmiten el sonido que los vidrios, alojados en diferentes sectores estratégicos del edificio, son capaces de filtrar y amplificar por medio de sensores piezoeléctricos.

Durante la performance, los artistas, a modo de operarios, se ubicaron en los extremos opuestos de la instalación –interior y exterior–, para registrar el sonido emitido por los parlantes y reproducir la grabación cerca de los vidrios. De esta manera, la repetición gradual genera capas de sonidos y silencios registradas, filtradas y reproducidas por el vidrio-fachada. La experiencia exige al espectador una modificación en la configuración de significados y comportamientos, a partir del bloqueo de la tecnología hegemónica del ojo.

"Es un orgullo poder estar participando de la primera Bienal de Performance con una propuesta muy particular, como es la intervención de nuestras vidrieras", aseguró Liliana Piñeiro, directora de la Casa y curadora de la Bienal junto con Andrea Giunta, Rodrigo Alonso, Virginia Agote, Oscar Smoljan y Shanna Sun. "Invitamos a un grupo de artistas jóvenes que vienen trabajando con instalaciones sonoras, con el desafío de intervenir nuestra vidriera, un espacio que, a simple vista, parece plano y sin volumen, pero con su creatividad han podido trasladar a la vía pública las entrañas del edificio. De esta manera, la búsqueda es que el espacio artístico y cultural no esté solo transponiendo una puerta, sino también incorporado al espacio público y a toda la comunidad", agregó.

La instalación "Murmullo" podrá visitarse hasta el 15 de mayo. Además, los artistas realizarán otras acciones performáticas en torno a la obra, a través de las cuales se hará uso del dispositivo creado para subrayar su artificialidad, atravesarla por el conocimiento científico y, mediante la retroalimentación, aceptar la posibilidad de anularse a sí misma.

El martes 12 de mayo a las 19, el doctor en Física Pablo Riera dictará una conferencia donde vinculará conceptos de su disciplina con la obra, para abordar, racionalizar y predecir el funcionamiento del dispositivo creado y los fenómenos que genera.

En tanto el viernes 15 a la misma hora, se realizará la acción "Anulación de la transparencia", en la que se construirá una caja de madera para cubrir uno de los vidrios, a fin de subrayar la relación entre el adentro y el afuera, mediada por un flujo sonoro abstracto y fuera de control.

La primera Bienal de Performance de la Argentina es una iniciativa de impulso privado que cuenta con el apoyo de instituciones públicas, museísticas y espacios de arte, que funcionan como sedes de las distintas actividades. Entre ellas, se encuentran la Casa Nacional del Bicentenario, el Museo Nacional de Bellas Artes, el Centro Cultural Kirchner y el Centro de Arte Experimental de la Universidad Nacional de San Martín. En cada sitio, el objetivo es generar ámbitos simultáneos de indagación, exposición y problematización de ideas.