Pre MICA Patagonia: “Un guión es un objeto de seducción”

07 de diciembre de 2012

El realizador marplatense Juan Bautista Stagnaro brindó una clase magistral.

Durante la primera jornada del Pre MICA (Mercado de Industrias Culturales Argentinas) de la Región Patagonia —organizado por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación y los entes culturales de las provincias de Río Negro, Neuquén, La Pampa, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego—, en el marco de las propuestas del Sector Audiovisual, se llevó a cabo la primera de una serie de clases magistrales: “El oficio de escribir: la séptima versión”, a cargo de Juan Bautista Stagnaro.

El realizador, guionista y productor marplatense leyó algunos fragmentos de sus guiones más reconocidos, que sirvieron como disparadores de distintos elementos que fueron trabajados durante la disertación. Entre ellos, recordó el de “Camila”, película de María Luisa Bemberg y candidata al Oscar, que escribió junto a Beda Docampo Feijóo en 1984, y comentó algunos detalles del desarrollo de su proceso narrativo.

“El guión es un género literario que tiene una vida muy efímera, que arranca en soledad, se transmuta en una película y termina el último día de rodaje. Por eso es bueno recuperarlos tiempo después, ver las correcciones que tiene y aprovecharlos en momentos como este”, sostuvo.

Además, agradeció la invitación a formar parte del Pre MICA Patagonia, enfatizando en el carácter colectivo del lenguaje cinematográfico: “Lo fundamental en este tipo de encuentros es aprovechar la posibilidad de establecer contactos y diálogos. El cine es propicio para el trabajo en equipo, esa es una de sus características más ricas: la colaboración”.

“Un guión es la relación que se establece entre la cámara y lo que sucede. Existen algunas reglas básicas que siempre hay que tener en cuenta a la hora de escribir un guión. Una de ellas es no decir lo que se va a hacer, ni contar lo que ya se vio. Hemingway tenía una teoría en la que afirmaba que los icebergs eran similares a la escritura: tienen 1/9 parte a la vista y 8/9 debajo del agua. Un guión está cargado de significados, pero ese significado no está ni debe estar siempre dicho”, dijo el realizador marplatense.

“Otra cuestión fundamental es evitar las respuestas monosilábicas, porque cortan, y lo lindo del diálogo es cuando todo se enhebra como una melodía. Además, es importante otorgar al guión un toque literario que suministre información sobre un clima narrativo, que no limite sino inspire la creatividad del resto del equipo de trabajo. Un guión es un objeto de seducción; la narración de esa imagen tiene que seducir al lector. Lo fundamental para un guionista es que lo que escribió lo lea alguien y quiera hacer la película, sea este un productor, director o incluso actor, que es en la actualidad un nuevo interlocutor”, continuó Stagnaro.

En este sentido, y en relación al título de la charla, el productor agregó: “Recomiendo siempre no abandonar en la mitad del proceso creativo. Eso que parece una tontería no lo es, ya que hasta llegar al final de una primera versión, uno no sabe la potencialidad que puede llegar a tener una historia. Fundamentalmente porque esto nos habilita a algo que da mucho placer: a la reescritura, la corrección, a descubrir las conexiones internas que hay en un relato”.

“Decidimos hablar de 'la séptima versión' porque creo que en el cine, a diferencia de la literatura, por motivos incluso de producción, es indispensable siempre el ejercicio de la reescritura. Más que para afinar el lenguaje, para lograr un conocimiento más profundo de los personajes y conseguir elementos narrativos que son muy necesarios y que permiten una economía de medios para que el uso de los fondos sea lo más potente posible. En el cine se aprende mucho con la reescritura”, concluyó.

Stagnaro comenzó su carrera profesional a los 19 años, publicando el libro de poemas “Dura tarea de pájaros”, que recibió el premio Auspicio del Fondo Nacional de las Artes. Estudió Dirección en la Escuela Nacional de Cine, y Economía Política en la Universidad de Buenos Aires.

Entre sus películas realizadas como director y guionista, se destaca la multipremiada “Casas de fuego” (1995), “La furia” (1997), “El camino del sur” (1988), “El Amateur” (1998), “Fontana, la frontera interior” (2009) y la reciente miniserie para Canal Encuentro “Escuela de maestros” (2011). Participó, además, de las obras colectivas “18 J” (2004) sobre el ataque a la AMIA, y uno de los Cortos del Bicentenario (2010). Actualmente, se encuentra trabajando en la serie “Argentina es música”, producida por el CePIA (Centro de Producción e Investigación Audiovisual), perteneciente a la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, y conducida por José Luis Castiñeira de Dios, director nacional de Artes.


MICA 2013
La segunda edición del Mercado de Industrias Culturales Argentinas (MICA) se desarrollará del 11 al 14 de abril del 2013 en Tecnópolis. Productores, artistas y emprendedores culturales de todos los sectores y provincias del país tendrán la posibilidad de encontrarse con las principales empresas de industrias culturales de todo el mundo para generar negocios, intercambiar información, presentar su producción y abrir nuevas oportunidades, a través de rondas de negocios, conferencias, seminarios y presentaciones de espectáculos en vivo. Ya se encuentra abierta la inscripción para el MICA 2013 en www.mica.gob.ar.