Pre MICA Cuyo: clínica integral de Mariano Llinás

03 de noviembre de 2012

Se realizó el viernes 3 de noviembre, a cargo del director, productor y guionista Mariano Llinás.

Durante la jornada del viernes 2 de noviembre del Pre MICA (Mercado de Industrias Culturales Argentinas) de la región Cuyo, se presentó una clínica de realización integral de productos audiovisuales, a cargo del director, productor y guionista Mariano Llinás, en el que se analizaron proyectos inscriptos en el encuentro.

Ver todas las imágenes del Pre MICA Cuyo

Ver todos los videos del Pre MICA Cuyo

Previo al espacio práctico de la actividad, Llinás relató su experiencia inicial en términos de producción y dirección: “en el año 93, cuando empecé a pensar en estudiar cine, había un pensamiento único en el tema, sobre el absurdo de elegir este camino en nuestro país. En general, los pasos comenzaban con la inscripción en SICA, para conseguir un laburo de meritorio y luego de primer ayudante, para ir aprendiendo el oficio. Yo sabía que si quería dirigir, tenía que estudiar la carrera y recién iba a poder hacer mi primera película después de los 40. Como panorama era bastante deprimente. Desobedeciendo a esa idea, un año después me metí a estudiar cine”.

Su primera película, Balnearios (2002), la realizó gracias a un premio otorgado por la Fundación Antorchas, y abrió un debate en relación a las condiciones de producción y exhibición del cine nacional. “Una persona que trabajaba en el mundo de la producción me recomendó usar esa guita para conseguir más, haciendo lobby internacional. Básicamente esta idea me pareció delirante e innecesaria, por lo que decidí enfocarme en hacer la película con esa plata. Cuando estuvo lista, nos enteramos que podíamos legalizarla ante el INCAA y cobrar 100 mil dólares, pero debíamos declarar inicio de rodaje en ese momento, aunque ya estuviera filmada. Yo no estuve de acuerdo y decidí que había que mantener las condiciones en las cuales la película había sido hecha, y aprovechar a hacer un poco de ruido, discutiendo ese sistema mediante el cual para que un proyecto cinematográfico tuviera algún tipo de apoyo del estado, se tuviera que convertir en una película que no había sido”.

En relación a la dicotomía arte- industria, Mariano Llinás advirtió: “la idea de que el cine tiene que ser una actividad concebida como una industria es arbitraria. Gracias a la difusión de las cámaras de pequeño formato, este concepto se vuelve cada vez menos válido. Trabajar de una manera directa, prescindiendo de clichés y formas arcaicas de la industria, genera otro tipo de cine, que se hace en un esquema más pequeño, pero que prefiero porque sostengo que eso aparece en la imagen”.

Inscripto en el llamado Nuevo Cine Argentino, Llinás realizó en 2004 el cortometraje "La más bella niña", para el programa "Fotograma de una Fiesta", producido por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación; dos años después, junto a Ignacio Masllorens, produjo "El humor" (pequeña enciclopedia ilustrada); y en 2008, "Historias Extraordinarias", con el cual obtuvo el Premio Especial del Jurado y el Premio del Público en el BAFICI, gracias a lo cual fundó la productora El Pampero Cine, que lleva adelante su actividad por fuera de las estructuras de financiamiento tradicionales del cine industrial.

“Uno no tiene por qué resignar la conciencia y el rigor de su puesta en escena por el hecho de estar trabajando en una producción más chica. La idea de que una película esté hecha con bajos recursos y por menos gente, de ninguna manera trae aparejada una debilidad en cuanto a las formas”, afirmó.

En un interesante intercambio con el público presente, Llinás aconsejó a los estudiantes y realizadores regionales, quienes manifestaron integrar un espacio donde no existe una extensa tradición de cine ni una apertura o pluralidad suficiente, “tener una conciencia fuerte de la manera de filmar, tener una curiosidad muy grande y un nivel de autoexigencia muy fuerte, establecer una política de diálogo, y pensar y entender la historia del cine, para así obtener conciencia de las formas y poder generar un lenguaje interesante, con personalidad y particularidad”.