Parodi y Vanoli inauguraron la muestra “Territorios” en la Villa 21-24

09 de abril de 2015

Reúne obras de Clorindo Testa, León Ferrari, Luis Felipe Noé y Diana Dowek entre otros maestros y jóvenes artistas

La ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, y el presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Alejandro Vanoli, inauguraron el jueves 9 de abril en la Casa Central de la Cultura Popular la muestra “Territorios”, organizada por la Subsecretaría de Cultura Pública y Creatividad, con obras de los ganadores del Premio de Pintura del BCRA entre 2007 y 2013.

“El Estado, que somos todos y todas, está puesto al servicio de nosotros mismos. Esta Casa narra las políticas pensadas para la inclusión y la igualdad, la construcción de soberanía y la emancipación, porque sabemos dónde estamos parados, de dónde venimos y a dónde queremos ir”, expresó Parodi durante el acto, realizado en la Villa 21 24, del que también participaron la subsecretaria de Cultura Pública y Creatividad, María Elena Troncoso; el subsecretario de Promoción de Derechos Culturales y Participación Popular, Emiliano Gareca; y el director de la Casa, Mario Gómez.

“El arte se caracteriza por ser verdadero. Es genuino, transformador, provoca, dice algo desde el lugar al que uno pertenece y desde allí se piensa a sí mismo. Estos artistas que engalanan esta Casa hablan por nosotros mismos. Son la síntesis del país que somos, con raíces hondas, y que está decidido a seguir siendo lo que es porque ha sufrido mucho para llegar hasta aquí, y se merece este presente y un mejor futuro que imaginamos con estas políticas y no otras”, continuó la ministra.

Parodi y Vanoli también firmaron un convenio marco de colaboración entre el Ministerio de Cultura y el BCRA, con el objetivo de impulsar estrategias para facilitar el intercambio de experiencias y conocimientos con diversos actores sociales en virtud de sus necesidades comunitarias.

“Es una enorme satisfacción estar acá y palpar cómo este lugar transforma para bien la vida de la gente, que es el verdadero sentido de la política”, manifestó Vanoli.

“Los caminos que se han abierto en estos doce años posibilitan que hoy un organismo como el BCRA, dedicado a las finanzas, esté aquí presente con la mirada hacia la comunidad, tratando de no perder de vista la función social que debe llevar a cabo desde el Estado”, explicó el funcionario y agregó: “De este modo, continuamos la vocación de instrumentar la política de desarrollo con inclusión social que es el objetivo de este Gobierno”.

“Territorios”, con curaduría de Rodrigo Alonso, está conformada por obras de gran porte pertenecientes a pintores de distintas generaciones: maestros, artistas en la madurez de sus carreras y jóvenes. Además de Testa, Ferrari, Noé, Dowek y Perrota, hay trabajos de Gyula Kosice, Tulio de Sagastizábal, Alejandro Puente, Juan Andrés Videla, Juan Astica, Ricardo Roux, Alejandro Argüelles, Elena Nieves, Marcos López, Jorge González Perrin, Agustín Sirai, Hernán Salamanco, Florencia Levy, Laura Langer, Víctor Florido, Valeria Maggi, Mercedes Irisarri, Delfina Bourse y Paula Otegui que se exhiben hasta el 10 de mayo en la Casa ubicada en la Villa 21 24, para luego trasladarse al Ministerio de Economía de la Nación y desde allí recorrer distintos puntos del país.

Para Troncoso, inaugurar esta muestra en la Villa 21 24 es una celebración no solo por la posibilidad de ver por primera vez de modo conjunto los Premios Nacionales del BCRA de 2007 a 2013, sino también porque materializa la concepción de cultura “como herramienta de inclusión social transversal”.

“Este acontecimiento es parte del modo en que concebimos la profundización de la cultura desde la transformación social que hoy se plasma en un nuevo concepto de creatividad, puesta en función de las problemáticas sociales”, concluyó la subsecretaria.

De Sagastizábal, uno de los ganadores de 2010 por su obra “El sol en sombras”, participó de la inauguración y afirmó: “Como artista, lo que uno siempre desea es que nuestras obras puedan circular por espacios como este, que tengan la máxima difusión, y que la mayor cantidad de personas posible pueda entablar un diálogo con ellas. Si no, se corre el riesgo de encerrar el arte en círculos estrechos y distanciados del ciudadano común”.