Parodi y De Vido recorrieron las salas de ensayo del Centro Cultural Kirchner

19 de noviembre de 2015

Los nuevos espacios fueron otorgados a la Orquesta Sinfónica Nacional, el Coro Polifónico Nacional y el futuro Coro Nacional de Cámara

La ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, y su par de Planificación Federal, Infraestructura y Servicios, Julio De Vido, visitaron el jueves 19 las nuevas salas de ensayo en el Centro Cultural Kirchner, que fueron entregadas a la Orquesta Sinfónica Nacional, el Coro Polifónico Nacional y el futuro Coro Nacional de Cámara, organismos que, de este modo, cuentan por primera vez con espacios propios para su funcionamiento.

“Todos conocemos las herramientas que este proyecto nos ha dado para desarrollar nuestra cultura. Hoy es un día de lluvia, pero aquí dentro hay sol, porque brilla la luz de este faro que encendió el kirchnerismo. Y vamos a seguir trabajando a futuro porque aquí nos quedamos”, expresó Parodi emocionada ante el aplauso de integrantes de los organismos musicales dependientes del Ministerio de Cultura de la Nación que participaron de la visita.

“Ustedes vinieron acá para quedarse, y con ustedes se quedan los espíritus de Néstor y Cristina, que fueron los que idearon este lugar. La Argentina ha pasado por noches muy oscuras desde el punto de vista político y cultural, pero siempre salió adelante, nunca nos han vencido ni nunca nos vencerán”, manifestó De Vido frente a los músicos, cuya calidad artística destacó. El ministro también evocó “el espectacular concierto que brindaron en La Ballena Azul el pasado 25 de mayo”.

Los miembros presentes de la Orquesta Sinfónica Nacional, el Coro Polifónico Nacional y el futuro Coro Nacional de Cámara –que estará compuesto por los integrantes del actual Coro Nacional de Jóvenes– valoraron la gestión de los ministros, que les permitió, por primera vez desde su formación, disponer de espacios exclusivos y permanentes donde ensayar y perfeccionarse.

“Contar con nuestra propia sala es un fantástico paso para la orquesta, y nosotros nos sentimos muy orgullosos de haber participado del proceso de creación. Tiene, además, características técnicas de excelencia, con gran acústica y con un criterio arquitectónico muy moderno, que permite que los músicos se dispongan en semicírculo y puedan tener buen contacto con los demás”, explicó Julian Ehrhorn, violinista de la Orquesta Sinfónica Nacional desde hace tres décadas.

Las dos salas construidas están ubicadas en el subsuelo del CCK y ocupan, en conjunto, una superficie de 245 m2. Están revestidas con lamas de madera maciza y cuentan con tercios acústicos para el aislamiento sonoro. También se dispusieron vidriados para observar los ensayos. De este modo, los espacios recrean las condiciones del escenario de la gran sala de conciertos del Centro.

Soledad de la Rosa, soprano del Coro Polifónico Nacional, también subrayó la importancia de tener una sala de ensayo para coros. “Estoy muy contenta porque hace muchos años que esperábamos tener nuestro espacio. Era muy difícil para nosotros trabajar en lugares prestados, sin poder hacer ensayos generales hasta el día de los conciertos. El año que viene cumplimos 50 años y tenemos muy buenos motivos para celebrar”, afirmó.

Para cerrar la visita de los ministros, los músicos entonaron el Himno Nacional Argentino, seguido por un fuerte aplauso general.