Parodi y Alak firmaron un convenio en la villa 21-24 con los curas villeros

10 de septiembre de 2014

Rubricaron un convenio marco de asistencia y cooperación entre ambas carteras. Estuvieron presentes el Padre "Toto" y diversos funcionarios.

La ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, y el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, firmaron un convenio marco de asistencia y cooperación entre ambas carteras, el miércoles 10 de septiembre en la Parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé, en la villa 21-24 de Barracas.

Estuvieron presentes el secretario de Políticas Socioculturales, Franco Vitali; el subsecretario de Promoción de Derechos Culturales y Participación Popular, Emiliano Gareca; la subsecretaria de Acceso a la Justicia del Ministerio de Justicia, Florencia Carignano; y la directora nacional de Documentación presidencial, Mariana Larroque, entre otros funcionarios nacionales; además del Padre Lorenzo de Vedia “Padre Toto”, representante del movimiento de Curas en opción por los pobres, popularmente conocidos como “curas villeros”, y vecinos de la villa 21-24.

Teresa Parodi saludó al público presente en guaraní y entonó con algunos vecinos un canto en honor a Caacupé, típico del Paraguay, que solía cantar de niña en Corrientes. “Para mí es muy hermoso y emocionante firmar este convenio en este espacio y con el Padre Toto. Tengo muchos recuerdos de mi juventud como militante de la Juventud Peronista con los curas villeros en Corrientes. Viví en la villa y luego fui maestra allí, y tengo mucho respeto del trabajo valioso que hacen los curas villeros y que han hecho durante toda la historia argentina. El ejemplo, el amor, el compromiso y la entrega de esos sacerdotes de la iglesia de Cristo, de la iglesia del hombre, son admirables”, dijo la Ministra.

“Las políticas que nos comprometemos a llevar adelante son parte de este Ministerio de Cultura y vamos a profundizarlas”, agregó Parodi en relación con el convenio firmado, que prevé realizar acciones conjuntas entre los Ministerios de Cultura y Justicia, para implementar actividades, proyectos y capacitaciones en villas y barrios populares de todo el país. El documento también establece que ambos organismos intercambiarán información y promoverán políticas públicas de manera articulada y conjunta, a fin de facilitar y fortalecer el acceso a la justicia, y promover los derechos culturales de sus habitantes.

El titular de la cartera de Justicia y Derechos Humanos manifestó el apoyo a su par de Cultura: “Soy un admirador de toda la vida de su música y me enorgullezco de ser parte de un gobierno nacional al lado de una presidenta como Cristina Fernández y de una ministra como Teresa Parodi. La cultura es la creatividad del pueblo, y Teresa supo siempre movilizar el corazón de todos”. “Estamos agradecidos al Padre Lorenzo por abrirnos las puertas para seguir trabajando y creciendo juntos, y nos comprometemos a continuar asumiendo desafíos para mejorar la vida a la gente”, añadió Alak.

Alak, a la vez, anunció que, a través del convenio y sus actas complementarias, los Ministerios coordinarán actividades y programas de capacitación en distintas disciplinas artísticas dirigidas a las 10.000 personas privadas de su libertad que se encuentran alojadas en establecimientos del Servicio Penitenciario Federal, así como también al personal penitenciario, con el objetivo de promover la cultura como herramienta de reinserción en contextos de encierro.

Por otra parte, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos también firmó un convenio de cooperación en materia de Acceso a la Justicia con el Padre Lorenzo de Vedia, para la mejora edilicia del Centro de Acceso a la Justicia (CAJ) que funciona en la parroquia de la villa 21-24, y que viene cumpliendo funciones allí desde su inauguración en 2010. Además, la cartera de Justicia y la Presidencia de la Nación otorgarán asistencia económica para tal fin, mientras que la Parroquia continuará ofreciendo las instalaciones otros cinco años.

Sobre el final del acto, una vecina de la villa 21-24 pidió la palabra para manifestar, en nombre de los vecinos presentes, su respaldo a los convenios en cuestión y a las gestiones de Parodi y Alak. “Desde que llegó el Centro de Acceso a la Justicia a nuestro barrio, todos tenemos nuestro DNI y documentación en regla”, dijo. Además, se dirigió a la titular de Cultura: “Queremos decirle que los vecinos de la 21-24 estamos con usted. Le agradecemos todo lo que el Ministerio ha hecho por nosotros. La Casa de la Cultura es algo muy valioso para nuestro barrio y queremos que sea para todos los vecinos”.

Los Centros de Acceso a la Justicia brindan asesoramiento jurídico gratuito, mediación comunitaria, atención psicosocial, y cuentan con un área de atención especial para migrantes. Estas oficinas trabajan en coordinación con diversos organismos públicos para acercar la ayuda del Estado a los barrios.