Parodi presentó un proyecto para actualizar el sistema de circulación internacional de obras de arte

27 de agosto de 2015

La iniciativa había sido anunciada por la Presidenta. Se trata de un trabajo conjunto entre legisladores del FpV y el Ministerio de Cultura

La ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, participó el jueves 27 de agosto en la Cámara de Diputados de la presentación del proyecto que propone la modificación de la Ley 24.633 de Circulación Internacional de Obras de Arte, como lo había anunciado la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, el sábado 22 de agosto en el Museo Nacional de Bellas Artes.

La iniciativa de reforma es un trabajo conjunto entre legisladores del Frente para la Victoria y el Ministerio de Cultura de la Nación, con el fin de mejorar los beneficios ya acordados a las exportaciones e importaciones del extenso universo artístico actual, alcanzado dentro de su regulación.

La actividad tuvo lugar en la sala Néstor Kirchner de la Cámara baja y fue encabezada por la ministra Parodi junto con la diputada nacional y autora del proyecto, Mayra Mendoza; el director de Artes Visuales del Ministerio de Cultura, Andrés Duprat; el jefe de grupo de bienes culturales de la división de prohibiciones no económicas, perteneciente a la Dirección General de Aduanas de AFIP, Julián Ponisio; y la diputada nacional y presidenta de la Comisión de Cultura de Diputados, Nanci Parrilli.

Mendoza expresó: “Desde el Frente para la Victoria, tenemos como concepción proteger nuestro patrimonio cultural, que es una forma también de proteger la memoria colectiva y de construir una sociedad mejor”. En este sentido, la diputada subrayó la importancia del trabajo conjunto realizado entre el Poder Legislativo y el Ejecutivo.

Parodi resaltó el valor del proyecto de ley y manifestó sentirse orgullosa de trabajar con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner: “La cultura es un hecho vivo, que permanentemente se va recreando. Por eso, es tan importante cuando un Estado comprometido como este se ocupa de pensamiento nacional y popular, del quiénes somos. Este fue el Gobierno que recuperó el Estado y jerarquizó la cultura como herramienta social, como derecho”.

Asimismo, la ministra enumeró algunos de los beneficios que genera la actualización de la ley, como la ampliación del concepto de obra de arte, que comprenderá obras de diferentes disciplinas y formatos, como pintura, grabado, dibujo, escultura, arte textil, cerámica y demás artes del fuego, artesanía manual, collage, instalaciones o montajes artísticos, fotografía artística, arte electrónico y video arte.

“Todas las formas del arte popular, tan ricas y variadas en nuestro país, no estaban reconocidas como obras de arte en la ley inicial. Con estas modificaciones, se incluye el arte popular, y eso es una forma de cuidar el patrimonio. En esos saberes está resumida nuestra historia, y si sabemos de dónde venimos, podemos saber adónde queremos ir”, explicó Parodi sobre el proyecto de reforma.

Otra modificación destacada por la titular de Cultura es la incorporación del carácter federal de la norma, que crea un Régimen para expedir Licencias de Exportación Virtual (RELEV), que permitirá gestionar estas licencias en forma digital desde cualquier punto del país. De este modo, los artistas y artesanos gestionarán su licencia sin tener que trasladarse a la Ciudad de Buenos Aires.

En ese sentido, Parrilli, diputada por la provincia de Neuquén, manifestó la importancia de que esta iniciativa tenga un concepto federal y beneficie a todo el territorio argentino. Además, como presidenta de la Comisión de Cultura de la Cámara baja, se comprometió a darle un rápido tratamiento al proyecto.

Duprat, en tanto, explicó en detalle los alcances de la reforma, la historia de la ley y su importancia. Al respecto, sostuvo: “El proyecto surgió de la detección de una serie de demandas y reclamos de la ley original. Es una ley que involucra no solo a los artistas y las obras, y por eso se trabajó en su armado junto con galeristas, coleccionistas, museos, Interpol y Aduana, entre otros agentes del circuito”.

Ponisio resaltó el trabajo que se realiza en el control de tráfico de bienes culturales y la protección del patrimonio, y destacó el actual “Estado inteligente que trabaja interdisciplinariamente, dejando de lado los sesgos antiguos de la fragmentación, para dar un paso adelante y favorecer las industrias culturales”.

Las modificaciones propuestas apuntan a ampliar el concepto de obra de arte, eliminando estructuras temporales y plazos rígidos y facultando a otros organismos específicos, con incumbencia en la materia, para que desplieguen todo su potencial para proteger el patrimonio cultural. Para ello, se dará intervención en el Consejo Consultivo Honorario al Área de Patrimonio Cultural de la Policía Federal Argentina (Interpol).