Parodi cerró el 1° Congreso Nacional de Muralismo en el Centro Cultural Kirchner

02 de noviembre de 2015

Durante tres jornadas el evento reunió a artistas de todo el país y del continente para reflexionar sobre el ejercicio de la actividad

Cientos de muralistas y artistas de diferentes provincias argentinas y países de América Latina participaron de la clausura del 1º Congreso Nacional de Muralismo y Arte Público “Ricardo Carpani”, que fue encabezada por la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, el domingo 1 de noviembre en el Centro Cultural Kirchner.

Previo a la actividad, la funcionaria recorrió los murales que se realizaron durante toda la jornada en el exterior del Centro Cultural y, junto con el subsecretario de Promoción de Derechos Culturales y Participación Popular, Emiliano Gareca, dialogó con miembros del colectivo Muralistas Argentinos Contemporáneos (MAC), organizadores de la iniciativa, entre ellos, Rubén Minutoli, referente del género y delegado del movimiento muralista de tradición mexicana en la Argentina.

Ya en la mesa de disertación, Minutoli agradeció a la ministra Parodi en nombre de todos los muralistas argentinos “por todo lo hecho hasta el momento y por haber llevado adelante el histórico Congreso en homenaje a la labor de Ricardo Carpani”. Asimismo, subrayó el trabajo del subsecretario Gareca por “haber escuchado las demandas del sector”. “Para mí es un hecho histórico. En lo personal, me ha emocionado mucho poder ver a compañeros de otras provincias que no veía hace 15 años, y, sobre todo, el poder discutir y debatir el muralismo como política de Estado”, sostuvo.

A continuación, el muralista Gerardo Cianciolo leyó un Documento Final elaborado de forma colectiva durante los tres días de reflexiones en el Congreso, que define a la actividad como “bien cultural” indispensable para la construcción de una Patria Libre y Soberana, y al mural como "medio de comunicación social y político", y como herramienta de “organización del trabajo colectivo”.

La declaración propone establecer diferentes pilares de la actividad en el marco de la promoción, producción, preservación y protección del arte público.

Entre las sugerencias, se destacan el establecimiento de normas de contratación y seguridad de los muralistas; la creación de un sindicato de muralistas; el fomento de la actividad a través de políticas públicas; la institucionalización de la figura del Congreso; el reconocimiento del muralista como trabajador sujeto de derechos y obligaciones; la creación de una Dirección Nacional de Muralismo y Arte Público dentro del Ministerio de Cultura de la Nación; la unificación de la regulación de la actividad a nivel nacional; la creación de un padrón nacional de muralistas; la aprobación de una Ley Nacional que destine el 1 % de la obra pública y privada a la realización de murales que se elegirán por concurso público; la apertura de un Registro Nacional de Murales a fin de proteger las obras; la generación de espacios de formación de arte público en todo el territorio nacional; y la formación de un instituto especializado en el género.

El escrito remarca, en el contexto político actual, la necesidad de defender el modelo de país que ha permitido "desarrollar como nunca en la historia el mayor movimiento de muralistas argentino”. “Son claras nuestras banderas, y no podemos dejar de expresar quiénes somos y desde qué lugar desarrollamos nuestra actividad. Asimismo, manifestar que estamos organizados para enfrentar cualquier tipo de avasallamiento sobre el sector y el conjunto del pueblo, transformando nuestro compromiso de apostar a la profundización del proyecto tendiente a lograr la definitiva liberación nacional”, concluye el texto.

La ministra Parodi saludó a los presentes y expresó su emoción al escuchar “las palabras de un pueblo que se ha movilizado y autoconvocado para defender un proyecto de país que lo incluye”.

"Yo sé el momento que estamos viviendo y sé que hay una esperanza, porque el proyecto son ustedes, y ustedes nos dan esperanza. Este proyecto político devolvió dignidad a la Argentina, devolvió soberanía, y nos hizo sentir protagonistas a través de la política como herramienta de construcción colectiva”, manifestó Parodi.

“El muralismo ha marcado la historia, el pueblo escribe en los muros su historia, deja su signo, marca su huella. Carpani sacó el arte a la calle, lo dejó de mano en mano, contó la historia de lucha del pueblo en uno de los momentos más difíciles de la Argentina, y se fundió con nosotros para siempre”, relató la ministra.

“El Ministerio de Cultura de la Nación fue pensado para visibilizar, potenciar y dar herramientas justamente a ese circuito que construye el pueblo, que no tiene que ver con el mercado. Este lugar, pensado y abierto por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, es para todos. Por eso, es irreversible este proyecto, porque ha dejado huella. Y lo más hermoso es que el pueblo ha salido a la calle a defender lo conseguido en miles de muros”, finalizó Parodi.