Nuevas salas con arte contemporáneo en el Centro Cultural Kirchner

19 de junio de 2015

Fue inaugurada la muestra "Interfaces. Una antología posible", que presenta obras de 52 artistas de todo el país.

Con la presencia de la ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, el Centro Cultural Kirchner (CCK) inauguró el viernes 19 de junio "Interfaces. Una antología posible", una muestra de obras de 52 artistas contemporáneos de las diferentes regiones del país que se exhibe en cinco nuevas salas.

La exposición, que podrá visitarse hasta el 15 de agosto en los flamantes espacios del sexto piso del CCK, está integrada por pinturas, fotografías, esculturas, videos e instalaciones que formaron parte del programa Interfaces, desarrollado en la última década por la Dirección de Artes Visuales del Ministerio de Cultura de la Nación, con el apoyo del Fondo Nacional de las Artes.

En la inauguración, la ministra Parodi dijo: "Estoy conmovida porque en esta muestra vi el país profundo. En las imágenes y los objetos de estos artistas vi la historia de todos nosotros. Nadie puede contar mejor un país que los artistas. Ahora, con este espacio, nuestra nación puede verse a sí misma a partir de todas estas miradas".

La funcionaria agregó: "Este espacio creado por nuestra presidenta, pensado por Néstor Kirchner, y que llevamos adelante con el ministro de Planificación, Julio De Vido, y todo su equipo, es un espacio plural. Por eso los necesitamos a todos los artistas, porque ellos son los que hablan con nosotros, por nosotros y de nosotros".

Parodi manifestó su deseo de "que este cruce que tenemos hoy acá siga enriqueciéndonos para siempre, porque este espacio vino para quedarse, para incluirnos, para que podamos oír el canto plural que los artistas hacen junto a su pueblo".

En la ceremonia participaron también la jefa de gabinete del Ministerio de Cultura de la Nación, Verónica Fiorito; el director de Artes Visuales y creador del programa Interfaces, Andrés Duprat; la coordinadora del área de exposiciones del Centro Cultural Kirchner, Liliana Piñeiro; el presidente del Fondo Nacional de las Artes, Virgilio Tedín Uriburu; los curadores invitados de la muestra, Florencia Battiti y Fernando Farina; y un numeroso grupo de artistas que participan de esta exhibición.

Piñeiro explicó que la idea de esta exposición "fue poner a la vista la producción de los artistas argentinos de todo el país". "Y la manera de hacerlo que nos pareció más democrática -apuntó- fue trabajando en base al programa Interfaces, que a través de curadurías cruzadas se van seleccionando artistas que van exhibiendo en distintas ciudades".

Duprat, creador del programa que ya lleva realizadas 37 exposiciones en 25 ciudades argentinas, con la participación de más de 170 artistas, destacó que "este es un programa realmente federal, porque se genera a partir de la propia mirada de curadores locales". Luego explicó: "Como bien dice el nombre de la muestra, 'Una antología posible', nos parecía interesante para resumir estos diez años del programa Interfaces invitar a otros dos curadores, muy conocedores de la escena argentina, como lo son Battiti y Farina, con la colaboración de Leila Tschopp. Y si bien lo que ellos hicieron acá es un recorte autoral, en parte da cuenta de la riqueza y de la heterogeneidad de las manifestaciones artísticas de nuestro país".

En referencia al flamante edificio del Centro Cultural Kirchner, el director de Artes Visuales opinó: "Este espacio fabuloso que se abre ahora quedará como un gran lugar para la cultura para los años que vienen, con altos estándares internacionales. Creo que era una deuda pendiente en Argentina, donde hay una actividad cultural fenomenal pero quizá faltaba infraestructura".

La curadora Florencia Battiti, por su parte, expresó: "Es extraordinario que en este centro cultural existan muestras como éstas, porque representan a todo el país. Ojalá que esto se convierta en un punto de partida para lo que viene".

La muestra podrá visitarse en el Area Industrial del Centro Cultural Kirchner, en las salas 603 a 607 del sexto piso, de viernes a domingos, de 14 a 24, con entrada libre y gratuita.