Música, teatro y poesía, en el espacio de Cultura en la Feria del Libro

04 de mayo de 2015

El domingo 3 de mayo, Claudio Tolcachir, María Negroni y Jorge Fandermole participaron de distintas mesas.

El dramaturgo Claudio Tolcachir, la escritora María Negroni y el músico Jorge Fandermole participaron de las actividades propuestas por el Ministerio de Cultura de la Nación en la 41ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires el domingo 3 de mayo por la tarde.

Tolcachir participó de un debate público coordinado por el director ejecutivo del Instituto Nacional del Teatro, Guillermo Parodi. "No recuerdo una vida anterior a algo que no tuviera que ver con el teatro", confesó el dramaturgo, creador del espacio Timbre 4, en el que dirige sus obras de teatro y forma actores "todo terreno", según afirmó.

Formado con grandes maestros como Alejandra Boero, Juan Carlos Gené, Verónica Oddó, entre otros, Tolcachir consideró que su rol como docente es "descubrir qué actor es el que viene a las clases, descubrir a qué le tiene miedo y en qué lo puedo ayudar a soltarse. Hay mucho de observación y de intuición en lo que hago". "Cada alumno requiere una estrategia", resumió durante el diálogo que mantuvo con Parodi en el stand 602 del Pabellón Azul.

Consultado por la creación y la dirección de obras teatrales, el autor explicó: "Lo más importante es la observación para que se logre un matrimonio entre la obra y los actores". En su opinión, "es fundamental que los actores hagan propias las obras, que jueguen, que experimenten. Son los accidentes los que hacen especial a una obra".

Negroni, escritora, poeta y ensayista, y el cantautor Fandermole conversaron sobre la relación entre música y poesía. "Si hay una sinergia entre los dos lenguajes, puede lograrse una canción que trascienda", consideró el intérprete rosarino, quien, además, brindó un pequeño recital. "Diamante", "Yarará" y "Agua dulce" fueron algunas de las canciones que eligió el creador de "Pequeños mundos", "Navega" y "Los trabajos y los días", entre otros discos.

En un permanente diálogo poético-musical con Fandermole, Negroni leyó algunos poemas de su autoría. "Los estados anímicos son músicas, y una de las primeras tareas es escucharlas, para luego llegar al fraseo y a las historias", explicó la autora de los poemarios "De tanto desolar", "La jaula bajo el trapo" y de las novelas "El sueño de Úrsula" y "La anunciación", entre otros textos.