Monumentos: un museo al aire libre

27 de abril de 2016

Objetivos del plan de trabajo de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos.

“Transformar el patrimonio en algo nuevo e innovador” es el objetivo que guiará este año el plan de trabajo de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos, que preside Teresa Anchorena junto con un renovado equipo de colaboradores.


Creada en 1940, esta Comisión, que sesiona en el Cabildo de Buenos Aires y cuenta con delegados en todo el país, se dedica a conservar, reconocer y poner en valor los monumentos históricos, artísticos y arqueológicos de todo el país. “El patrimonio es importante para preservar nuestra identidad, no solo la memoria de quienes estuvieron antes que nosotros, sino que nos muestra cómo somos: diferentes, diversos”, explicó Anchorena al presentar las actividades previstas para 2016, durante el acto que compartió con el ministro de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto; y los secretarios de Patrimonio Cultural, Américo Castilla, y de Cultura y Creatividad, Enrique Avogadro.


Uno de los proyectos innovadores será la declaración de diez poblados históricos en territorios pertenecientes a parques nacionales, comenzando por los casos de Goya y de Yaguareté Corá, en Corrientes; y de Camarones, en Chubut.


A la vez, se incorporarán al patrimonio nacional cien de las mejores esculturas ubicadas en espacios públicos de la Argentina, que conforman “un museo abierto al aire libre muy valioso”, comentó Anchorena. Muchas de estas obras tienen un siglo de antigüedad y fueron donadas durante el Centenario.


La Comisión también tejerá convenios de cooperación con organismos públicos y empresas privadas para restaurar obras con declaratorias aportando el conocimiento técnico, entre otras tareas.


Y pensando en acercar los monumentos al público, se celebrará en noviembre el Día del Patrimonio Nacional, jornada en la que los espacios podrán visitarse con entrada gratuita.


A todo ello se sumará un programa de puesta en valor del patrimonio rural y otro referido al patrimonio acuático, que abarcará embarcaciones naufragadas e históricas, y lugares vinculados a los deportes náuticos submarinos, astilleros y puertos.


El vicepresidente de la Comisión es Alberto Petrina y sus vocales arquitectos, Laura Weber, Carlos Moreno, Jorge Tartarini, Gabriel Romero, Fabio Grementieri, Marcelo Magadán, Juan Vacas y  Mario Lazarovich. A ellos se incorporó la arqueóloga Dolores Elkin, especialista en patrimonio subacuático.


En relación con esta agenda de proyectos, Avelluto destacó el “enorme desafío” que supone lograr que la tarea de conservación no mire hacia el pasado. “Debemos ubicar el patrimonio en el futuro”, concluyó.