Teresa Parodi: “Todo lo que somos se resume en las palabras”

21 de marzo de 2015

El Encuentro de la Palabra 2015, que se celebra en Tecnópolis hasta el 5 de abril, fue inaugurado por la Ministra y otras autoridades

La ministra de Cultura de la Nación, Teresa Parodi, junto a sus pares de Educación, Alberto Sileoni, y de Defensa, Agustín Rossi, encabezaron el viernes 20 de marzo la inauguración del Encuentro de la Palabra 2015 en Tecnópolis, organizado por Presidencia de la Nación, con entrada libre y gratuita.

Ver cronograma de actividades del 21 al 24 de marzo

El festival, que celebra la palabra en todas sus dimensiones, abrirá sus puertas al público el sábado 21 de marzo, y hasta el 5 de abril los visitantes podrán disfrutar de recitales, muestras, debates, proyecciones de cine, puestas teatrales, lecturas, exposiciones de historieta, entrevistas y diversas actividades para todas las edades.

En la ceremonia de apertura también participaron autoridades del Gobierno Nacional como el secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli; el presidente de Radio y Televisión Argentina (RTA), Tristán Bauer; el subsecretario general de la Presidencia, José Lepere, y la ministra de Innovación y Cultura de la provincia de Santa Fe, María de los Angeles González, entre otros.

Antes del acto oficial, la ministra Parodi y los demás funcionarios recorrieron las instalaciones del Encuentro de la Palabra 2015, que cuenta también con stands temáticos de los distintos ministerios de la Nación que proponen actividades recreativas, culturales y educativas. Además, las autoridades nacionales pudieron presenciar parte de la primera grabación en el Centro de Investigación Aplicada a la Música (CIAM), realizada en el Estudio A, que lleva el nombre “Mercedes Sosa” y que ya comenzó a funcionar en el mismo predio de Tecnópolis.

La ceremonia fue un anticipo de la variedad de propuestas que los visitantes podrán disfrutar a lo largo de todo el Encuentro. Comenzó con un texto improvisado del actor Fabio “Mosquito” Sancineto, luego subió a escena la cantante brasileña Lenny Andrade y más tarde lo hizo el rapero Sony, campeón argentino de freestyler. El escritor Juan Diego Incardona se ocupó de leer un fragmento del “Adán Buenosayres” de Leopoldo Marechal, uno de los autores homenajeados en esta edición del festival. Incardona dijo entonces: “Marechal fue un escritor muy marginado en su época por su adscripción al peronismo. El canon central de la literatura argentina siempre fue bastante gorila, así que está bueno que en este Encuentro de la Palabra 2015 se realice esta especie de acto de justicia poética”.

Luego subieron al escenario las autoridades nacionales y fue Agustín Rossi quien tomó la palabra. “Antes que ser ministro de Defensa, soy rosarino –dijo-, y es imposible estar en este lugar sin acordarse del glorioso ‘Negro’ Fontanarrosa”. Luego propuso que “sería bueno que este Encuentro Federal de la Palabra, que invita al diálogo, al debate, a la confrontación saludable de ideas y de valores, se extienda a la política argentina”.

Sileoni por su parte, llamó a pensar en la distribución igualitaria de la palabra y señaló que “los movimientos de liberación acercan la palabra al pueblo, a la gente; la derecha la escamotea, la retacea, la privatiza, y las dictaduras las queman”. Y recordó cuando en abril de 1976, “un general que ni siquiera vale la pena recordar su nombre” hizo una gran quema de libros en la Argentina al fundamentar que “envenenaban el alma argentina”. “Desde este Gobierno –señaló- pensamos que es exactamente lo contrario: las palabras iluminan el alma argentina, la hacen vivir y permiten que el pueblo entre en el escenario público y no sea espectador de las palabras que hablan otros. Hablamos las que queremos hablar”.

Por último, la ministra Parodi contó que “escribir, jugar con las palabras, con el sonido, era mi viejo trabajo”. Por eso eligió leer un texto de su autoría para referirse a las palabras. “Todo lo que somos –recitó- se resume en ellas: lo que nos separa, lo que nos acerca, la palabra Patria, la palabra tierra”.

Y continuó: “Cuando ya no pudimos decidir cómo vivir, cómo pensar, cómo seguir, esas palabras se llenaron de sombras. Parecían ajenas. Pero recuperamos las palabras que nos habían robado. Y las recuperamos para no dejarlas, para que tengan definitivamente el sentido que le da ese sueño que nos trajo hasta aquí, el que nos propuso Néstor, el que ahonda Cristina, el que bendicen las Madres, el que supimos conseguir. Y desde esa orilla las palabras cantan, las palabras vuelan, cuando son memoria van dejando huella. Cuando son futuro, flores y colmenas”.