Miguel Rep, en el Pre Mica Patagonia

09 de diciembre de 2012

Se reunió con diseñadores y dialogó con el público sobre su trabajo.

El dibujante y humorista gráfico, Miguel Repiso, “Rep”, participó de las distintas jornadas del Pre MICA (Mercado de Industrias Culturales Argentinas) de la región Patagonia, organizado por la Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación y los organismos de cultura de la región. Durante la última jornada del encuentro, el artista se reunió con diseñadores patagónicos y también brindó una charla en la que dialogó con el público sobre su quehacer en el mundo del diseño.

“Yo diagramaba, ponía títulos, coloreaba y corregía historietas de otros en una editorial. Ahí aprendí mucho. Iba a ser diseñador, pero dejé esa carrera para ser dibujante”, relató sobre sus inicios. Respecto a su tarea como ilustrador, el artista señaló que “la ilustración siempre fue una tarea de esclavo” porque requiere un trabajo minucioso con las obras a ilustrar, diversas lecturas para poder interpretar la obra.

“En un momento yo tuve un capricho por descubrir los barrios de Buenos Aires, hice 48 dibujos y se me pasó. Nada es para siempre, todo se quema a medida que se va a acercado al sol, me interesa lo que se mueve y lo que cambia”, señaló para explicar su trabajo como humorista en diversos medios gráficos, desde los que aborda temas de actualidad con una mirada irónica y desprejuiciada. “Quiero jugar con el público, generar un ida y vuelta”, agregó.

El amor por el dibujo y el humor fue uno de los ejes de la charla que Rep mantuvo con el público del pre MICA. Luego de destacar “a próceres” de ese rubro como el dibujante Copi, explicó que “el humor gráfico antes de 1960 no tenía prestigio. Los dibujantes de esa época no podían vivir de eso, eran creadores magníficos pero no estaban prestigiados. Aún así, esos tipos trabajaban mucho y dibujaban cada vez mejor”.

“Batallar desde la tira” fue otro de los conceptos que deslizó Rep al referirse a su tarea como humorista gráfico. Esa idea alude, específicamente, a los contenidos de las tiras gráficas que dibuja Repiso, desde las cuales abogó por una ley del libro, por la creación de una mega feria de arte llamada “Artépolis” y opinó sobre diversos temas de la coyuntura. “No creo que el humor sólo sirva para el entretenimiento, para pasar el rato, el humor también sirve para sensibilizar y lo hace”, finalizó el artista.